Errejón y Monedero

No puedo evitar que esta instantánea de Errejón y Monedero en el último mitin de campaña se me antoje algo escatológica… La pose de Errejón (cual caganer catalán) -sujetando en una mano un papel arrugado y debajo de él, la cabeza de Monedero- narra perfectamente la relación actual entre estos dos. El inconsciente siempre es tan atrevidamente consciente…

PD. Ojo que para su reaparición, Monedero ha recuperado las gafas rojas. Ahora que está fuera del partido, ¿sí se puede?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

psoe

PP y PSOE, me da igual

Pocos quedan ya, en un país bipartidista como el nuestro, que no reconozcan que  entre el Partido Popular y el Partido Socialista español no existen apenas diferencias. Por lo tanto, no es preciso ni siquiera que el propio Felipe González, aquel que un día renunció a la pana y a las coderas para rendirse al traje y la corbata,  pronuncie palabra alguna para confirmar tal mimetización ideológica como hizo anoche en el programa de Ana Pastor. Sin embargo, ayer, analizando el atavío de populares y socialistas en sus respectivos mítines para las europeas era todo tan evidente, tan repetitivo. Me refiero a que hasta hace poco el único resquicio que le quedaba a un asesor de imagen político para diferenciar a su candidato y su formación era su indumentaria informal. Lejos del traje diplomático occidental con el que se uniformizan a diario, el fin de semana era una fantástica ocasión para que los aspirantes y representantes pudieran transmitir su estilo, su personalidad, su carácter, sus anhelos, sus valores, su convicciones, sus gustos… Ahora, parece que el jean  -a lo más, unos chinos- con camisa blanca es el dress code electoral casual. Con tal panorama, las obviedades ideoestéticas de Susana Díaz pueden antojarse originales (hacerse con todas las blusas en las que aparezca una rosa -socialista- y combinar el blanco y el verde -andalucista-) igual que un tí@ barbudo en Eurovisión;)

MITIN DEL PP EN ALICANTE

psoe

la foto

Arias Cañete y el lenguaje de los abánicos

Dentro de su etilo clásico -acorde con las directrices de su formación-, el candidato popular a las elecciones europeas de vez en cuando sorprende. Hoy, en un mitin en Madrid junto a Esperanza Aguirre y Ana Botella, Arias Cañete se ha hecho con uno de los abanicos que el partido cedía como merchandising a los que se han congregado para escucharlo. Lo bueno es que el ex ministro de agricultura, quizá simplemente queriendo resultar gracioso para la foto, ha acabado utilizando el lenguaje del abanico. Al cámara, ya sea hombre o mujer, le ha dicho sin palabra alguna: “te quiero mucho”. Claro que también puede que se refiriera a los votantes potenciales.

la foto

La dejadez de Carla Bruni, ¿estrategia o naturalidad?

En el primer mitin oficial de campaña de Nicolas Sarkozy no podía faltar Carla Bruni. Otra vez, la ropa cómoda y holgada, con la que la primera dama intenta disimular la humanidad de un recién embarazo, fue la protagonista de la jornada de ayer en Marsella. Hay algunos expertos que van más allá y aseguran que esta imagen hogareña y despreocupada no es casual. Según su opinión, la exmodelo pretendería así ofrecer una apariencia más cercana al pueblo de cara a las presidenciales. De hecho, hace unos días la cantante posó con ropa de estar en casa para TV Magazine, revista televisiva que se entrega con Le Figaro.

Carla Bruni: “Participaré tanto como sea posible”

Tanto Michelle Obama como Carla Bruni saben bien que el futuro de sus maridos depende, en parte, de ellas. Si la primera dama estadounidense estrenó ayer su cuenta de twitter de cara a los próximos comicios norteamericanos, Carla Bruni ha declarado hoy que se implicará activamente en la candidatura de Sarkozy en las presidenciales francesas (doble vuelta, 22 de abril y 6 de mayo). “Por ahora Nicolas (Sarkozy) no ha entrado oficialmente en la campaña. Le acompañaré decida lo que decida”.  En una visita a un hospital con niños descapacitados, la exmodelo quiso dejar claro que “si me necesita, estaré allí”. Además, no puso objeción al hecho de participar activamente como lo hace la primera dama estadounidense a través de sus propios mítines: “No sé si se hace mucho en Francia… En cualquier caso se hace mucho en Estados Unidos. Lo haría con ganas si mi marido se presenta. Participaré tanto como sea posible”, añadió.