Ya no queremos ser Claire Underwood

Una blusa de algodón blanco con una falda beige. La melena suelta y su sempiterno labial rouge. Pendientes de perlas que en ella, más que un símbolo conservador, se antoja como un regalo familiar poco comprometido con su estilo pero que prometió ponerse en su día más especial -¡noticia! nadie nos obliga ya a que sea el de la boda. Observo la dulzura y delicadeza de Alexandria Ocasio-Córtez y siento su triunfo como algo mío. SEGUIR LEYENDO

181109_PATRY1

Las tumbas de los dictadores

Dictators’ Homes, de Peter York, es un libro que me hubiera encantado que se me hubiera ocurrido a mí. Porque al igual que sucede con el adorno de nuestro cuerpo (la única propiedad que nos acompaña durante toda nuestra vida); el tipo, estilo y decoración de una casa descubre una parte importante de la personalidad del inquilino. Por eso, la idea de analizar los hogares de los dictadores arroja tanta o más información sobre sus mentes perturbadas que cualquier entrevista o documental. SEGUIR LEYENDO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La república de Colau i Valls

Mientras los demás se aclaran de cara a las municipales del próximo mayo, Ada Colau i Manuel Valls van per feina. La alcaldesa y candidata a repetir por Barcelona en Comú se decidió el lunes, por fin, a intervenir en El Raval. Tras años de suplicas de los vecinos claudicando para que alguien pusiera fin a su guerra en solitario contra los narcopisos, tuvo que sonar la alarma del calendario electoral para que el consistorio se pusiera las pilas. SEGUIR LEYENDO 

portada_barcelona-vuelvo-a-casa_manuel-valls_201810081833

Lliçó d’elegància (llibertat) des de Lledoners

“L’elegància i el punt just de transgressió són un dels millors antídots contra l’autocensura. No tenir por, tampoc en això”, conclou.

Arribo a casa. Obro la bústia i agafo una carta. No és una factura ni publicitat, és una carta escrita a mà. I ja aquest gest, m’emociona. El que escrius a puny i lletra sempre m’ha semblat més sincer i punyent. Obro el sobre i en tinta blava trobo la seva llibertat. Perquè encara que a l’encapçalament mai es descuidi de recordar des d’on escriu (Presó de Lledoners); imagino que les visites dels seus éssers estimats, la lectura i l’escriptura són capaços de demolir per uns minuts els murs de la injustícia. Això i els records… CONTINUAR LLEGINT

filler-2940158_960_720

Merkel sufre a Pablo Casado

Quién sabe qué lindeza pudo verbalizar Pablo Casado mientras acompañaba su gracia con un gesto bravucón de machito ibérico (movimientos enérgicos con las manos a la altura del pecho, gesto muy parecido al del resto de primates alfa cuando golpean su pecho y se expanden corporalmente, como tomando un espacio y conquistando más territorio del que le pertoca para darse una importancia y protagonismo que nadie que estuviera seguro de sus capacidades de liderazgo, diplomacia o seducción precisaría) y se le escapaba el ademán de chuloplaya (labio levantado por uno de los extremos mientras sonríe en plan “como me gusto”), para agraviar a Angela Merkel en el primer minuto de su reunión…  SEGUIR LEYENDO 

27