10 N: Pequeños o grandes cambios visuales

Pereza. Y no por volver a votar como algunas veces puerilmente se plantea; pues recientemente una parte de la población catalana recordó el gran lujo que puede llegar a suponer introducir una papeleta en una urna… Más bien, el hartazgo lo genera el hecho de que haya que volver a elegir entre los mismos incompetentes. Y esa sensación de hastío, y a veces de desesperación, se percibe incluso al comparar la imagen de algunos de los carteles electorales de las principales formaciones con representación en el Congreso en las pasadas elecciones celebradas en abril con las lonas de ahora… SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2019-11-01 a las 9.58.50

 

Hoy ha venido a blanquearse…

A sabiendas de las críticas recibidas y las que se sumarían, Pablo Motos trató de ser duro, incluso borde, con el invitado. Por su parte, Santiago Abascal llegó con la lección aprendida: sonrisas y gestos afables para rebajar el fascismo de su mensaje y partido. Lo peligroso es que Abascal no es Ortega Smith y cuando lo desea su apariencia no asusta ni disgusta. Así fue como el presentador acabó regalándole a un hombre con #pecholobo (#alertacaspa) un «hasta pareces bueno». El líder de Vox recogió el piropo y sacó pecho: «lo soy, soy bueno». SEGUIR LEYENDO 

EGivx3zXkAQpTEj

La estampa de los alcaldables

Cuando analizas las candidaturas políticas en modo ‘mute’ no hay programas o propuestas electorales que te distraigan del contenido y que una vez en el gobierno te defrauden al ser (¡oh, sorpresa!) incumplidas. Las elecciones, más las municipales, a menudo se plantean (y no es poco) como un proceso de selección de personal por parte de la ciudadanía para que alguien gestione nuestra vida administrativa en comunidad. SEGUIR LEYENDO 

Captura de pantalla 2019-05-24 a las 0.30.43