s3port

S3 mejora en peinado y maquillaje

Muchos de nuestros políticos aprovechan el periodo vacacional para renovar su estilismo, más concretamente, peluquería y maquillaje. Es el caso de la vicepresidenta del gobierno español que cada temporada sorprende con un nuevo peinado. Y esta vez, aunque no sea el estilo que más me convence para ella, ha mejorado en comparación con lo que llevaba. Ayer, en la rueda de prensa tras la reunión de ministros, aparecía con una blusa verde y un maquillaje algo más natural y perfeccionado. Esperemos que dure y que la evolución sea a mejor porque es echarle un piropo y arrepentirme al instante…

s3port

Ha suavizado el tono de su cabello, algo que favorece a que el tono de su piel se vea mucho más saludable. La melena ha tomado algo de volumen -el pelo excesivamente relamido le acentúa los kilos de más- pero de manera controlada -vamos que se ha peinado, porque hay veces… El maquillaje también lucía mucho más natural, acentuando los ojos y dándole forma a sus labios.

s3verde

Con lo que menos acertó fue con el colgante (rollo muñequito Tous) porque le resaltaba la papada. Mejor que las gargantillas y collares sean algo más largos (pero tampoco nos pasemos que la estatura es la que es).

guindos

Otro bodorrio en el PP

Venga, que hoy parece que el PSOE y el PP se hayan puesto de acuerdo para hacernos pasar un buen rato, y ciertamente, por lo menos yo, se lo agradezco. Y es que como ya es costumbre, el gobierno siempre consigue sacarnos unas sonrisas (o carcajadas) con sus estilismos cada vez que acuden a una boda. Esta vez ha sido en el enlace de la hija del ministro de economía, Luis de Guindos.

guindos

El orgulloso papá, de chaqué, para casar a su princesa.

rajoyviri

A Rajoy, lo mismo le da ir a una boda que a una reunión con Merkel. ¿Viri Fernández sabrá que a la mujer de Franco la apodaron la collares? Tras la ceremonia jugaron a saltar a la comba con ellos. El largo del collar debe ser proporcional a la altura de uno. En definitiva, no entiendo el estilismo ni los accesorios.

s3

Claro que el modelo de la vicepresidenta sí que no lo entiendo. Bueno, su armario entero. Y como repito siempre, se trata también de un problema de proporción (bueno, y de sensibilidad estética). El plumero va a traer cola…

s3montoro

Yo a este hombre no lo invito ni a una Coca-Cola, cuanto menos a una boda. Es como invitar a la muerte a una boda. Le falta un maletín para ir recaudando durante el convite…

s3-fernandez

S3 y Fernández Díaz, blaugrana con pin «20020»

Quizá fue casualidad pero ayer la vicepresidenta y el ministro de interior iban de lo más conjuntados en tonos blaugranas. S3 escogió, para la rueda de prensa de todos los viernes, una blusa con un estampado -¿militar?- de esos que solo le agradan a ella, mientras que Jorge Fernández Díaz tintó su corbata. Además, ambos quisieron apoyar la candidatura de  Madrid 2020 con el pin de «20020».

s3-fernandez

portada

S3 se pinta las uñas de rojo para reformar la administración

He estado revisando fotografías de la vicepresidenta del gobierno y no he encontrado ninguna en la que aparezca con las uñas pintadas o, por lo menos, no con una laca de color apreciable. Sin embargo ayer, para dar cuenta de las medidas aprobadas para reformar la administración, se tiñó las garras -convenientemente afiladas- de rojo pasión. Eso sí, tuvo el detalle de prescindir del reloj lila, que no se ha quitado desde hace un año, y sustituirlo por uno más clásico en tonos marrones y dorados. Todo para dar prioridad a la manicura.

s3

s3uñas

Las diademas reinan pero no gobiernan

Conozco (y padezco) al fan número 1 de la vicepresidenta del gobierno. El hombre siempre me reprocha que me meta «tanto» con S3 y no para de repetirme que la mano derecha de Rajoy «es una neñina de lo más lista». Y la verdad, es que ni uno ni otro adjetivo le puedo discutir. Pero a veces, incluso los puntos fuertes pasan a ser los más débiles si uno no los sabe gestionar adecuadamente. En mi opinión, eso es lo que le sucede a S3.  Veréis, la vicepresidenta mide un metro y medio (o algo menos, seguramente) y tiene unos rasgos faciales de lo más delicados y suaves. Ni la estatura ni el rostro aniñado deberían suponer ningún problema, pero en política, la altura y la madurez otorgan presencia. La vice intenta remediar los centímetros de menos con tacones y plataformas de vértigo que además de acentuar aún más su complejo, al caminar la empujan hacia atrás (las mujeres saben del efecto rebote al intentar apresurarse con unos stilettos). Tampoco le ayudan, como ya he comentado en numerosas ocasiones, los estampados psicodélicos que se empeña en lucir: aún le acortan más la silueta. Sin embargo, el año pasado habíamos logrado un gran avance con el tema maquillaje y peluquería. Su cutis lucía saludable y natural, mientras su cabello alborotado le afinaba el rostro y le aportaba el volumen necesario. Una opción jovial, que no infantil. Pero incomprensiblemente antes de finalizar el 2012, S3 volvió a las andadas. Se cortó el cabello y se lo volvió a alisar… ¡¡¡puafff!!! Otra vez perdió consistencia vertical y la ganó horizontal. El peinado no le favorecía. Quizá al darse cuenta de ello, decidió intentar solucionar la cuestión cometiendo otro pecado : usar una diadema. Pero la diadema es un accesorio muy naïf, casi pueril. Por lo tanto, en principio para una dirigente  queda excluido a no ser que lo que se pretenda sea precisamente aportar inocencia y vulnerabilidad a una figura muy agresiva (lo que le sucedía a Yulia Tymsohenko ). Con todo, la diadema en S3 son como las dos coletas a cada lado para cualquier mujer crecidita (te las puedes poner para estar por casa o de excursión pero no para ir a trabajar).

Ayer, durante el debate de la Nación, @GabrielaTarozzi me pasó esta imagen.

 

Tan chiquita y sabelotodo, la diadema le confiere un aire aún más repelente.

¿Por qué cambiar esto cuando ya estaba bien? En una entrevista en la SER, Lola Carretero me comentó que a ella este peinado tan desestructurado no le gustaba porque se percibía como una falta de control en su gestión. Y aunque, como bien leyó en mi libro, en general siempre es así; en el caso de S3, dadas sus demás cualidades (nadie la describiría como una persona irresponsable o descontrolada), es conveniente cierta rebeldía.

Estoy convencida que con el pelo corto (por el hombro), la coleta y el recogido bajos le pueden favorecer. Con el pelo largo me recuerda mucho a la mujer de Jesulín, la Campanario.

 

Sé que las diademas están muy de moda pero la tendencia la impuso B de Gossip Girl. Obviamente, no es el mejor referente para una mandataria.

Aunque si alguien me asegura que lo hace como homenaje a Mafalda, no digo nada ;)