Las manchas de Alberto Fabra

Supongo que para los directores de campaña de Alberto Fabra, “la naturalidad” pasa por mancharse la camisa y decir “me cago en la leche”. Y con esa misma naturalidad, el presidente de Valencia trata de limpiarse con una servilleta (milagro, porque la mancha pasa a ser simplemente agua y no café con leche). Aún así, nos dan a entender que el popular acude a su armario para cambiarse. Pero aunque escoge una percha con una pieza roja, en el siguiente plano vuelve a lucir una camisa azul (podían haberse decantado por otra tonalidad para evidenciar que se ha cambiado de ropa y, por supuesto, haber elegido un modelo que no llevara el cuello interior de color; poco apropiado si se desea transmitir higiene y limpieza…).

Read More

No hipster

Los hipsters lo han inundado todo. Y cuando ya comenzaban a dar mucha rabia, van y saltan al panorama político -el sistema, como siempre, un par de años por detrás de las tendencias. Esta tarde, el sustituto de Toni Cantó, Julio Lleonart, ha firmado su acta de diputado de UPyD por Valencia en el Congreso de los Diputados con los accesorios esenciales para cualquier modernillo que se precie: barba  y gafas de pasta. Y aunque se ha abstenido de la pajarita, supongo que la mochila de tela vaquera que reposa en la silla es suya. Aunque aquí nos dará mucho juego para comentar, sólo recordar que un político no debe convertirse jamás en un fashion-victim por una sencilla razón: la moda, a diferencia del estilo, sólo es eso que pasa de moda. De hecho, ¿no lo están ya?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cospedal, el cuerpo del PP

Mª Dolores de Cospedal se desplazó a Valencia para regañar a Cataluña su voluntad soberanista (vaya se me ha pegado la cobardía de Mas y soy incapaz de pronunciar la palabra maldita… In-de-pe…). Con un traje verde, muy propio de cajera de grandes almacenes, y floripondio lila -esta vez, por lo menos, se veía claramente que se trataba de una flor madura-, la presidenta de Castilla La Mancha presumió de curvas sin escandalizar (a ver si aprende de una vez Alicia Sánchez Camacho). Sin duda, el cuerpo del PP. Shakira – Loba

Al subir al escenario, Alberto Fabra se las dio de Bertín Osborne y Cospe le siguió el rollo en plan Norma Duval.

Mónica Oltra se vale de Mango para sortear “el decoro” del PP

Mónica Oltra ha cumplido su amenaza de seguir llevando camisetas pancarta pese a que el nuevo reglamento del PP valenciano las prohíba en las Cortes. La portavoz de Compromís ha recurrido a una camiseta ajustada negra con letras doradas que escribían Mango (marca de pronto moda catalana) en el centro (pecho) para manifestar su parecer sobre el saqueo de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo (Valencia). Ya se sabe, si de la censura se puede sacar algo bueno es la imaginación.