Cena japonesa en la Casa Blanca

Esta pasada noche se celebró en la Casa Blanca una cena de estado en honor al primer ministro japonés, Shinzo Abe, y su esposa, Akie. Michelle Obama se enfundó para la ocasión un precioso vestido púrpura de Tadashi Shoji, un diseñador del país nipón. El presidente de los EEUU, con smoking, estuvo graciosillo con su discurso de bienvenida y le agradeció a Japón “el karate, el karaoke y los emojis”. No puedo evitarlo: Love Obama.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sandals of Uruguay's President Jose Mujica seen as he participates in signing into office of newly appointed Economy Minister Bergara, in Montevideo

Mujica saca las uñas

No he ocultado jamás la admiración que siento por el presidente uruguayo. De hecho, hace un par de días os confesaba lo que disfruté escribiendo el perfil sobre José Mujica para Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien? Lo considero un político coherente, de esos en peligro de extinción, y su indumentaria humilde y campechana  lo refleja. Ahora bien, lo de hoy, muy a mi pesar, no puedo justificarlo aún sabiendo que Uruguay está atravesando una ola de calor con la que han alcanzado los 39º. Y no porque el mandatario haya escogido unas sandalias para el juramento del nuevo ministro de economía, ni tampoco porque se haya arremangado los pantalones azul marino para que le entrara un poquito de fresquito… Pero es que uno, por muy anarco que sea, no puede calzarse un zapato abierto con esas pezuñas!!! Dios, mío, hay que cortarse las uñas de vez en cuando… ¡arghhh!

Jose Mujica

Puede que haya una mancha de sudor en su camisa azul (quizás una camisa blanca hubiera sido hoy una mejor opción) y aunque podría haberlo resuelto poniéndose debajo una camiseta de algodón, no me voy a quejar.

mujica3

Vale, tampoco voy a decir nada sobre la posición “barra de bar” que ha adoptado porque se que se la “suda” (nunca mejor dicho) el protocolo.

Sandals of Uruguay's President Jose Mujica seen as he participates in signing into office of newly appointed Economy Minister Bergara, in Montevideo

Y aunque no sea un modelo demasiado atractivo de sandalia, me parece que era lo propio para un día de tanta calor como el que han sufrido los uruguayos (vamos, los trajeados y encorbatados que lo custodian me parecen unos primos) pero lo de las uñas…. Lo siento, pero eso sí que no puedo. Será para aferrarse aún más a la realidad, pero estoy convencida de que todos asumimos que es un hombre con los pies en la tierra.

 

Theresa May

La ministra de interior británica, de Vivienne Westwood, en la conferencia de los tories

La ministra de interior británica dejó boquiabiertos ayer a todos al lucir un traje pantalón de cuadros de la diseñadora Vivienne Westwood en la segunda jornada de la conferencia de los tories. Un modelo (1.190 libras) reconocidísimo por muchos debido a que fue el atavío con el que la modelo Cara Delevingne celebró su reciente 21 cumpleaños. Con una blusa blanca almidonada y unos originales zapatos planos acharolados con joyas incrustadas en la suela de Russell & Bromley (215 libras), Theresa May -fetichista del calzado- combinó sus labios rojos con la laca de uñas. Aunque llama la atención que la conservadora se decantara por una diseñadora tan progre como lo es la creadora del estilo punk y los Sex Pistols, Vivienne Westwood es un emblema de la moda británica y defensora de la moda eco-ética.

may

 

shoes

portada

S3 se pinta las uñas de rojo para reformar la administración

He estado revisando fotografías de la vicepresidenta del gobierno y no he encontrado ninguna en la que aparezca con las uñas pintadas o, por lo menos, no con una laca de color apreciable. Sin embargo ayer, para dar cuenta de las medidas aprobadas para reformar la administración, se tiñó las garras -convenientemente afiladas- de rojo pasión. Eso sí, tuvo el detalle de prescindir del reloj lila, que no se ha quitado desde hace un año, y sustituirlo por uno más clásico en tonos marrones y dorados. Todo para dar prioridad a la manicura.

s3

s3uñas

Rosa Díez en El Hormiguero

Pese a que la risa y el levantamiento de ceja de la líder de UPyD me dan mucho miedo, ayer me gustó el jersey de colores que llevó a El Hormiguero. También me llamó la atención el anillazo que era casi más grande que Pablo Motos y, por supuesto, la laca de uñas fucsia en honor al color corporativo de su partido.