CuquiMas

Ep! #cuquiempat a «niñas bonitas» (1515-1515)! És que ni fet a posta, eh? Sou tan, tan #cuquiCup… Però bé, com s’ha de prendre una #cuquidecisió i em dóna la sensació que l’impediment principal és que l’Artur Mas no us sembla #cuqui, aquí passo a enumerar una sèrie de trets cuquis que he trobat del president. Oju, que és més cuqui del que pensàvem…

*NOTA Els que em demaneu que faci també un #cuquiRahola, ja us aviso que «milagritos a Lourdes»… #nofotem

 

cuquipaciència.  Sí, ho sé. Podríem qualificar l’actitud del president d’egòlatra, egoista, prepotent, infantil, ridícula (…), però també heu de reconèixer que l’home està tenint una santa paciència amb tots vosaltres que ni el Dalai Lama amb els xinesos. A l’amor com en la política, «el que la sigue, la consigue». I això és molt bunic i molt cuqui.

Captura de pantalla 2015-12-28 a las 11.39.34

Jo us estimo molt, però feu venir una mica de mal de cap…

 

cuquipetitpríncep El seu llibre preferit és El Petit Príncep! I segur que se’l llegeix en francès (això li donaria, directament, 4.500 punts cuquis). Què més voleu? Sí, d’acord. De vegades ha semblat que més que El Petit Príncep fos el príncep d’Shreck. Però potser, el seu pare polític (un rei molt dulent) li va substituir (sense que ell s’adonés) el seu conte de capçalera per un d’un altre príncep (el de Maquiavel) i d’aquí la confusió entre el bé i el mal. #pubret

Captura de pantalla 2015-12-28 a las 11.57.05

shrek

Sí, en algun moment de la seva trajectòria semblava que odies molt les cuquis…

cuquibicblau És el seu bolígraf preferit (ho sé de bona tinta). Això és una prova irrefutable que en el fons és molt cuqui.

bic

cuquidetalls Admireu la delicadesa amb la que aquest home pren un clip. Algú que demostra tanta cura pels detalls no pot ser mala persona.

Captura de pantalla 2015-12-22 a las 16.46.25

cuquiansietat I com mossega les ulleres (com l’infant que busca el xumet) quan està #cuquiimpacient…

image

cuquidiplomàtic El president té un domini del llenguatge corporal superb, us ho asseguro. I jo, en concret, em declaro molt fan de les cares que posa quan, per protocol, no pot expressar verbalment el que realment està pensant…

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.17.22 pitido Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.14.10

cuquiseductor El seu tupè ja no és el que era. Però aquells que vulguin veure un gest de prepotència quan s’acaricia els cabells, ja els hi dic jo que no. És una tècnica de seducció (de voler agradar als altres).

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.37.57

cuquipillín És un pillín. O es posa de puntetes o aprofita les irregularitats del terreny per guanyar uns centímetres.

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.41.27

cuquicorbta Només té una corbata maca. Per tant, es compromet a posar-se només aquesta i cremar totes les altres. També, a planxar la senyera #respect

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.25.19

Si sólo conociera esta imagen de él, me atrevería con un #loveMas. ¡Está niquelao!

cuquiflexible No sé si això és cuqui, però és acollonant que a algú li puguin afavorir tant tots aquests looks!

image

cuquipetó Els petons d’amor, sincers, es fan amb els ulls tancats. D’ella (amb els ulls oberts) no us preocupeu massa perquè ens en desfem en el darrer punt.

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.13.54

cuquiprimeradama Vale, l’Helena no és #cuqui. Per això, s’ha d’iniciar urgentment una campanya de recerca de first lady … La primera opció és Michelle Pfeiffer (amor platònic d’en Mas). No és impossible, el Sarko encara no es creu lo de la Bruni…

Captura de pantalla 2015-12-25 a las 13.47.07

 

Captura de pantalla 2015-12-28 a las 11.47.13

Captura de pantalla 2015-12-28 a las 11.48.09

 

Rufián, un Miguel Poveda para ERC

«No se puede cantar más bonito en andalú siendo catalán», le dijo en una ocasión el Loco de la colina a Miguel Poveda… Siguiendo esta máxima -reproducir el éxito alcanzado por el coplero de cante jondo de Badalona en el país del que precisamente los indepes se quieren separar (España)- a ERC se le ha ocurrido organizar su particular Tu cara me suena y escoger a Gabriel Rufián (Súmate) como candidato a los comicios generales del 20-D. Visto así, no está nada mal la estrategia… Hasta Albert Rivera estará encantado con la elección: no sólo porque es un gran fan del arte de Poveda también porque en el Congreso podrá charlar en castellano con un republicano catalán. En fin, válgame la Soleá: » (…) si somos uno del otro, quién nos puede separar (…) Son las cosas de la vida son las cosas del querer no tienen fin ni principio, ni tienen cómo ni por qué…»

Ocho apellidos catalanes. La riqueza cultural catalana puede dar resultados estilísticos tan interesantes como el de Rufián: look de señorito relamido andaluz (crencha, americanas y pantalones entallados, jerseys de pico sobre camisas debidamente planchadas, bañado en colonia…) con pinta de garrulillo de Santa Coloma (tupé, mangas arremangadas, ciñe en el antebrazo para que se note el machaque en el gym y #pecholobo).

Súmate unos centímetros. A excepción de Loquillo, el tupé siempre ha sido de gran ayuda para todos aquellos varones con cierto complejo de altura modesta. Generalmente, ese tupé irá acompañado de alzas en el zapato (Kim Jong Un, igual que hizo su padre Kim Jon Il, es un ejemplo). Pero no desdeñemos, por Dios, la cantidad de horas que invierte el sujeto en cuestión cada mañana para que ese ejercicio arquitectónico capilar se sostenga durante toda la jornada… 

Barbero. Si el peinado tiene delito, la barba recortada con ayuda de escuadra y cartabón es también digna de mención. Eso sí, hay que reconocer que el Rufián se cuida…

#pecholobo. Total, ya no viene de uno más… Pero es que a este (al ser más joven y pasar de depilarse como Romeva) le asoma toda la pelambrera oscura… #arghhh Y que para a un tablao flamenco será lo más, pero en el escenario político es más respetuoso #unsolobotón

Perdona vidas. Tiene cara de buena persona pero es de aquellas personas que, aunque sea inconscientemente, por su lenguaje corporal (sentarse echado, clavar la punta del zapato en el suelo cuando está de pie, mirada baja despreciativa, sonrisa irónica…) parece que al hablar te esté perdonando la vida constantemente. En este arte de transmitir sin decir ni mu, podría aprender de Poveda que se antoja mucho más humilde. Al fin y al cabo, una actitud chulesca sólo descubre la proporción de falta de confianza en uno mismo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

timepor

Time para Peña Nieto

La perfección no existe y, por eso, cuando alguien pretende hacernos creer que podría acercarse a ella, despierta desconfianzas y recelos. No sé si recordaréis la obsesión de Michelle Obama en cada entrevista concedida al llegar a la Casa Blanca por dar detalles mundanos sobre su marido (así conocimos que Barack Obama, como cualquier hombre, deja tirados los calcetines en el suelo). Esta información íntima y poco ortodoxa sobre el presidente de los EEUU servía para equilibrar la imagen de un ser extraordinario, casi un superhéroe, y, por lo tanto, irreal. Por eso, la permanente apariencia de hombre 10 ofrecida por Enrique Peña Nieto se antoja excesiva. Y obviamente, esta portada  (imagen y titular) de la revista Time no ayudan a que el presidente de México resulte creíble. Además de la actitud altiva de Peña Nieto (que refuerza el tupé), el contrapicado de la fotografía agrava la sensación de lejanía. Salvo casos excepcionales, tanto los picados (empequeñecer) como los contrapicados (engrandecer) son poco recomendables para un posado político. Y es que aunque el contrapicado transmita poder, grandeza y seguridad, su uso abusivo por parte de los mayores dictadores de la historia lo ha condenado dentro de la comunicación política. Siempre es preferible posar de frente y que el candidato mire directamente al objetivo de la cámara para conseguir conectar con el observador.

PD. Gracias a José Vázquez por animarme a escribir sobre este asunto.

 

time

cameronpor

David Cameron logra camuflar su coronilla

Una de las mayores preocupaciones estéticas varoniles es la alopecia. Cuesta asumir la pérdida de cabello y ya hemos visto que incluso líderes hechos y derechos no saben muy bien cómo afrontar el problema. Esta semana ha sido la calva posterior del pelo del primer ministro británico la que tiene entretenida a los medios ingleses. Y es que David Cameron ha logrado que su peluquero le disimule la coronilla. El estilista asegura que sólo se debe a un cambio de dirección del peinado pero muchos sospechan un Hilario Pino.

camerontupe

cameronpor

mas

«Sí,sí», la calvicie obliga a Mas a replantearse el peinado para 2014

El «Sí, sí», el «No, no» o el «Sí, no» está haciendo mella en el president de la Generalitat. Porque ya se sabe que el poder cansa y envejece pero si encima planificas una consulta soberanista, el poder se ceba con uno sin ningún tipo de reservas. Las pruebas más evidentes del desgaste derivado del poder en un hombre son la canicie y la calvicie. Y aunque generalmente se toleran las canas (aún poniéndole remedio con un tinte), la alopecia se lleva mucho peor. De ahí, esos intentos inútiles de muchos (Anasagasti, el príncipe William, Rajoy, Joan Herrera…) por querer camuflar con el poco pelo que les queda las entradas y la coronilla. A este grupo se les acaba de unir Artur Mas. Porque aunque nada hacía presagiar que el líder de CiU acabaría teniendo problemas con el cuero cabelludo (siempre había lucido una melena espesa y tupida), en los últimos años cada vez se le están advirtiendo más fácilmente las ideas.  Así, para el mensaje de fin de año de ayer, el president utilizó lo que un día fue su perfecto tupé para cubrir claros capilares. Menos mal que la cámara no recogía otro tipo de plano.

masok

A la izquierda, Mas, ayer, durante el discurso de Fin de Año con el tupé peinado hacia detrás. A la derecha, el president hace tres años cuando ganó las elecciones con el tupé peinado hacia delante.