Making of investidura Macri y Juliana

Un día, con calma, analizaremos con más detalle tanto al nuevo presidente como a la primera dama argentina. Hoy, sólo repasamos cómo fue la investidura de Mauricio Macri y Juliana Awada.

Make in off Me ha encantado tropezarme con estas instantáneas de la pareja preparándose para la investidura. Creo que ningún president@ antes había compartido este  tipo de detalles tan “íntimos” en un día tan especial. Obviamente, no es casualidad. Todo es marketing, pero creo que, en este caso en concreto, han acertado: han hecho partícipes a todos los argentinos del momento histórico que estaban viviendo de un modo bastante cercano y fresco.

macri

Macri haciéndose el nudo de la corbata frente al espejo (en España, algunos políticos aún no se han enterado que precisan  de un reflejo para ejecutar bien el lazo…). Podríamos pasarnos horas diseccionando los productos de belleza que hay en el baño. Ya os digo que la mayoría de potingues serán de él ;) Veo que el que hace la foto no tiene mucha experiencia… jajajjajaja…

 

peluquería

Aquí, mientras maquillan y peinan a Juliana. No es que el vestido me agrade, pero lo que menos me gustó fueron los zapatos blancos. Ahí debía haber arriesgado un poco más. La niña, en cambio, le dio un toque al look con el calzado masculino plateado (muy a lo Sasha Obama).

 

Captura de pantalla 2015-12-12 a las 10.06.30

Juliana vs. Cristina El blanco (en oposición al negro y la sobriedad masculina que representa el poder oculto) ha significado para las mujeres que han alcanzado el poder un símbolo de pureza y renovación. CFK tomó el bastón de mandos de su marido vestida de blanco y, tras unos años de luto riguroso, el miércoles clausuró su “reinado” de la misma manera. En política no existen las casualidades (y cuando existen, generalmente se las califica de “errores”). Que Julianna Awada escogiera un estilismo que recordara tanto al de Kirchner no se puede atribuir a una simple eventualidad. ¿Motivos? 1) Una mujer no soporta coincidir estilísticamente, aunque sea en días consecutivos, con otra. 2) Julianna tuvo 24 horas para optar por otro estilismo y no lo hizo. 3) Después del feo a su marido, Juliana tenía motivos suficientes para vengarse de CFK. Ponerte un vestido parecido a tu archienemiga, pero luciéndolo con 20 años menos y un físico impresionante, es el equivalente a clavarle el tacón del stiletto en el ojo.

cfk-awada

Blanco, transparencias, bordados, encajes, zapato… Cualquier mujer sabe que ese vestido no responde a la “casualidad”. Hasta la coleta tenía su intención (mi cuello no está arrugado como el de CFK).

 

 

Todo al blanco. Además de Juliana, su hija también vistió de blanco para la investidura de su padre. En primavera (en Argentina están ahora en primavera) es un tono muy recurrido. De hecho, la nueva primera dama también lo escogió para la celebración religiosa (un look más recatado pero jovial, con un conjunto de blazer y pantalón) y para la fiesta de gala (un precioso y sencillo vestido de corte recto con una sexy apertura frontal y el mismo clutch que había lucido por la mañana). Todos los looks los adquirió en una boutique multimarca (firmas internacionales) ubicada en Buenos Aires y llamada Ménage à Trois (nombre sugerente, más cuando Macri confesó que su joven y bella esposa es “insaciable”…).

macrifamily

julianacermonia

Supongo que el pantalón era de lino y por eso se dibujan los bolsillos. Sandalias planas para la ceremonia religiosa. Con lo alta que es se lo puede permitir perfectamente.

 

juliana3

Precioso el vestido. De 10. La sencillez siempre gana.

 

 

letizia

La reina de Asturias

“Quedan convocados, por primera vez, los Premios Príncipe de Asturias…. ¡Princesa de Asturias!”, anunció el rey. Ante el equívoco de Felipe VI, inmediatamente pensé en la regañina que iba a recibir por parte de su querida Letizia. Y esta no se hizo esperar: Risa nerviosa (ahora te diría de todo pero como estamos en público tengo que sonreír), palabras al oído del monarca (no las escuché pero me las imagino toditas), negación con la cabeza (“yo en casa no se lo he enseñado así”), ojos de “menuda paciencia tengo yo con este hombre”, rechaza mirar a su marido a los ojos (“no tengo nada que ver con este inútil que se equivoca”)… Y aunque a muchos les moleste tal comportamiento por parte de la reina, a mí se me antoja de lo mejorcito (más auténtico) de la monarquía: una plebeya dando lecciones a un soberano. ¡Magnífico!

leti

Letizia, esta vez, cubrió sus esqueléticos brazos (menos mal). El vestido lápiz (¿a qué no adivináis de quién era?) no era gran cosa pero fue un detalle que tanto ella como él (la corbata) escogieran el azul como un guiño a los asturianos. Por cierto, aunque ayer no pudimos ver si el monarca se sentaba correctamente y solucionaba su problema con las piernas largas, lo que sí advertí es que no se desabrochó la americana en ningún momento. Entiendo que fue por comodidad; como tenía que levantarse repetidamente durante el acto corría el riesgo que al desabrochar la corbata quedara mal colocada.

s3

Juro que para algunos políticos trabajaría gratis con tal de evitarme estampas como esta. El clutch me mata.

ministros

El ministro de exteriores y de educación apostaron también por corbata azul Asturias (poco favorecedora). La de Margallo parecía que daba las horas. Ana Pastor repitió vestido (se lo vimos en el día de Santiago), convence más cuando va de pantalón. Las damas que acompañan a los ministros se olvidaron el caballo en casa (en serio, hasta las presentadoras de tv aparecen con las piernas abiertas… ¿qué pasa? ¿no tuvieron una abuela que les dijera que eso “era feo, feo”?)

pique

Es ver a esta pareja y olerme a naftalina. Y claro, el modelo de gafas de Josep Piqué no ayudan nada.

letizia

Letizia, una reina muy transparente

El pasado domingo los nuevos reyes de España aparecieron por sorpresa en una cena benéfica en Cala Major (Mallorca). Tanto Letizia como Felipe escogieron estilismos informales. La pareja, cogida de la mano, optó por vestir unos cómodos pantalones tejanos. Mientras el monarca los combinó con una camisa de manga larga de cuadros leñador, Letizia optó por una blusa negra que dejó ver más de lo que le hubiera convenido. Y es que ya fuera porque la pieza era demasiado transparente o porque los flashes de las cámaras se cebaron con ella  y atravesaron la tela (no creo porque, como digo, fue toda una sorpresa que acudieran), lo cierto es que los reales sujetadores de la reina vieron la luz y aquí está la prueba. En definitiva, una reina solidaria y transparente;).

PD. Muchas gracias a Turandot por advertirme de esta gran anécdota indumentaria de Letizia que ha pasado desapercibida por todos los medios de comunicación de nuestro país. ¡Y por la foto!

letitrans

 

letipor

Letizia, nada por delante y nada por detrás

Como colofón a su viaje por EEUU, Letizia Ortiz se permitió anoche este modelo de (repitamos todos juntos) Felipe Varela. Aunque aparentemente por delante parecía un sencillo y elegante Little Black Dress, en la espalda, el vestido contaba con un considerable escote en transparencia y adorno floral.

letziadelante

Por delante, el nuevo Felipe Varela de Letizia parecía un sencillo pero elegante LBD.

letiziaespalda

Pero una vez la princesa se dio la vuelta, dejó al descubierto este bello escote en transparencias y con adornos florales. Yo, la media clara, aquí no la veo.

letiziapelo

Letizia recogió su melena a un lado con un recogido bajo… o un churrito en casa de muchas…

letiziarecogido

Sea como sea, el recogido con raya al lado le favorece.

chacon

Carme Chacón, como está en Miami de profe, no quiso perderse la cena en apoyo a la Fundación España-Florida. Aunque el bicolor resulta normalmente sofisticado, ninguna de las prendas escogidas por la socialista funcionó. El calzado es de viejecita de postguerra y los brillos faciales son un pecado en un photocall.

monacoobama

Michelle vence al glamour de Mónaco y Francia

Con motivo del vigésimo aniversario del ingreso de Mónaco en la ONU, el príncipe Alberto y su esposa se han pavoneado por Nueva York y han sido recibidos por Barack y Michelle Obama. La primera dama estadounidense también despachó con su homóloga francesa, Valérie Trierweiler.

monacoobama

Sé que se trata de una perversa comparación pero, salvando las distancias, esta instantánea me recuerda a la de las hijas góticas de Zapatero. Los leggins negros y la blusa con transparencias de Charlene junto a esos ramos de flores de cementerio quizá no eran el atuendo más conveniente para este posado. Al príncipe Alberto, además, se le torció la corbata.

 

michellecharlene

Precioso y muy tendencia esta temporada el vestido silueta de Michelle. El calzado repipi de Charlene no convenció.

 

michellevalerie

Tampoco he entendido el look “abuelamequedoencasa” de Valerie Trierweiler. Ese abrigo caído y las medias negras tupidas… ¿Estaría enferma? ¿Dónde se quedó el chic francés? Como echo de menos a la Bruni…