btocado

Beatriz Borromeo, excelente representación de la belleza monegasca

Hoy se ha celebrado la boda religiosa de los príncipes de Luxemburgo en la provenza francesa y a la ceremonia ha acudido, en representación de la familia real monegasca, Pierre Casiraghi y su novia. Y ha sido precisamente ella, Beatriz Borromeo la que ha dejado a todos pasmados, no solo por su ya de sobra conocida belleza, también por el atuendo que ha lucido: un precioso sastre pantalón rosa empolvado con un inspirador tocado.  ¡Sublime!

beatriz

No es por nada pero… ¿el hijo de Carolina de Mónaco no lleva el zapato guarro, guarro?

Cuatro bodas y un funeral

Que me perdone Kate pero, salvando las distancias,  el funeral de la Dama de Hierro lo he vivido casi como la boda de los duques de Cambridge… Hasta he encontrado sustituta para Pippa Middleton:  la nieta de Thatcher, guapísima. Todos los asistentes, de negro. Ellos, con chaqué y ellas, con tocado. Un funeral muy distinto al último que asistimos en Venezuela por la muerte de Hugo Chávez.

 

Tributo de SamCam a la Dama de Hierro con la lazada en el cuello de su blusa color crema que combinaba con su calzado.

 

Miriam González no se ha complicado la existencia. De todos modos, la cremallera que parte el vestido por la mitad no me convence, a no ser que se tratara de un homenaje a los Sex Pistols. Algo que me encajaría mucho más que ver a su marido enfundado en un chaqué. Vale que es el vicepresidente pero es un traje demasiado clasista incluso para él. El tocado de la española parece un pan sin levadura...

 

Y es que no sólo los laboristas (Tony Blair y Gordon Brown) se han permitido acudir con sastre y corbata, también el conservador Boris Johnson, alcalde de Londres, ha tirado de su particular estilo "acabodelevantarme".

 

Os lo advierto, Amanda Thatcher (19 años), nieta de la ex primera dama, va a ser la Pippa Middleton de este acontecimiento. Momentazo muy a lo Carlota Casiraghi. Guapísima.

La que no se ha querido perder tampoco la ceremonia de adiós a la Dama de Hierro ha sido su réplica española, Esperanza Aguirre. También estaba Trillo y Margallo.

 

Precisamente ayer, la ex presidenta madrileña lucía otro tipo de tocado: un birrete rojo para ser investida Doctora Honris Causa de la Universidad Alfonso X El Sabio en Vilanueva de la Cañada. Un estilismo que le hubiera servido para el adiós a Chávez, claro que por allí no se acercó.

 

 

La princesa Beatriz quiere olvidar su tocado

Mientras Kate Middleton se permite prescindir de estilista para vestirse como miembro oficial de la realeza británica, la princesa Beatriz contrata  a una asesora de imagen para no cometer atrocidades indumentarias como la acontecida durante la boda de los duques de Cambridge. El servicio cuesta más de mil euros al día, pero paga «papá».

El «tocado» -por llamarlo de algún modo- de la princesa Beatriz en la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton sigue dando de qué hablar. Ahora, la hija de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés  ha contratado a la estilista Charlie Anderson -asesora de actrices como Katie Holmes o Anna Hathaway- para que la aconseje  en cómo vestirse.

«Sí, Charlie [Anderson] está trabajando para la princesa y ha sido a partir de la boda real, pero ha firmado un acuerdo de confidencialidad», ha confirmado la agencia de Anderson, Naked Artists.

Al parecer, fue la propia Sarah Ferguson quien puso en contacto a su hija con la estilista. El trabajo de Anderson cuesta unas 1.700 euros al día y , por eso, es el príncipe Andrés quien de momento se ocupa de la factura.

Una de las primeras propuestas de la estilista para Beatriz fue un vestido de Roland Mouret combinado con zapatos de Aruna Seth.

También, se han prohibido los estampados para poder apostar por total looks y accesorios sofisticados.

 

Con el vestido de Mouret que le propuso la estilista contratada