Puto BiCiNg

Exceptuando los pies (aunque deberíamos calcular el desgaste de la suela del zapato y las visitas al podólogo), es la opción de transporte más barata y saludable. Por sólo 47,16€ anuales puedes desplazarte en bicicleta por la ciudad y ejercitar las piernas. Y tanto si es por falta de espacio (las ratoneras y zulos en las que los millennials sobreviven en estas ciudad) o por no estar pendiente de si te roban otra bici o no, el BiCiNg se antoja como una óptima solución. Sin embargo, como usuaria, debo valorar la experiencia como negativa si contabilizo las veces que maldigo al sistema…  SEGUIR LEYENDO

2059221842_877c208648_b

El postureo de Parlon en LV

¿Propósito? Sólo el 7% del mensaje que recibimos está conformado por palabras. Todo lo demás (93%) es comunicación no verbal (indumentaria, lenguaje corporal, silencios, entonación…). Nuestra imagen (o 3 fotografías) dice más de nosotros que todo lo leído (suponiendo que los lectores, acostumbrados a 140 caracteres, seamos capaces todavía de soportar toda esa cantidad de contenido escrito y no optemos por quedarnos simplemente con el titular y los pies de fotos…). Una (buena) imagen vale más que mil palabras. Y en política, ese «buena» se refiere a que la imagen tenga un objetivo (transmitir seguridad, seriedad o cercanía). Esos posados «artísticos» (por clasificarnos de alguna manera) sólo podrían tener como excusa que la alcaldesa pareciera más próxima. Sin embargo, ya es una cualidad que posee y que si se exagera, como ha sido el caso, desequilibra (anula y desmerece) al resto de aptitudes que conforman el abecé de una imagen política positiva (seguridad y seriedad=credibilidad).  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

#CompiYogui No está practicando yoga pero por el grado de contorsionismo que adopta el cuerpo de la socialista lo parece. Y después de los mensajes de Letizia a su #CompiYogui, no sería el mejor momento para alardear de ello. Según aclara LV, Parlon reproduce los estiramientos que acostumbra a realizar antes de practicar running. #postureo

Pies de foto «Con ropa con la que utiliza cuando sale a correr«, dice el primer pie de foto… ¿Sale a correr descalza? ¿Con un trozo de gasa roja (guiño corporativo)? ¿Calzada con unos tacones de pulsera (cóctel) y las deportivas en la mano? Además, nos insinúan que Parlon posa resuleta porque hace años hizo cursos de interpretación… Ya en el segundo pie de foto, aclaran que «en su vida diaria, la alcaldesa combina habitualmente los tacones con las zapatillas para hacer deporte«…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Folclórica Estéticamente, y aunque sea únicamente para posar, el combinar un zapato de tacón con ropa deportiva es de lo más choni. Me recuerda a aquellas folclóricas de los 90′ ataviadas con chándal, tacones de aguja y un abrigo de piel. #arghhhhh  #yosoyparlon

¿Por qué se presta? Ego. En política, como en la vida, el ego suele explicar la mayoría de errores.

Primeras damas En el caso de la mujer política (aunque también se pueda dar el fenómeno en algunos hombres), ocurre con demasiada frecuencia que anhelan ser (aunque sea simplemente por un día) primeras damas. El cometido de una primera dama (figura anacrónica sin ningún sentido en el s. XXI) era eclipsar con su imagen (demostrar el poder de su marido). Los medios de comunicación las han utilizado para llenar las páginas del papel couché. Por fortuna, desde hace una década, la mayoría de mujeres de los candidatos o líderes mundiales han desistido de esta función de mujer florero (entre muchas razones, porque trabajan y son independientes). Así que la prensa se ha ido a buscar otra presa: la mujer política. Y a muchas de ellas (normal) les seduce la idea de que las maquillen, las vistan y le hagan una sesión fotográfica en las que van a quedar «monísimas». El inconveniente es que la publicación (normal) piensa en sus propios intereses (repercusión/ventas) y no en los objetivos, responsabilidad y representatividad de la política. El caso de Parlon no es el primero ni será el último.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Xavier Albiol: Don Limpio

Cuando eres tan enorme, tus movimientos y posturas tienen que ser de lo más minimalistas o asustarás a los pequeños (y a los adultos). Xavier García Albiol sustituye a Alicia Sánchez Camacho como candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat de Catalunya pero provoca el mismo miedo que su predecesora debido a esa curiosa obsesión suya por ir haciendo «limpiezas». Claro que hay gente a la que le va el sado. Para gustos, partidos.

1 Crueldad innecesaria Su presencia (altura) ya intimida. Por eso, pese a que no gesticule en exceso, muchos de sus aspavientos (que en otro simplemente aportarían consistencia al mensaje verbal) se antojan demasiado agresivos. En él, por sus dimensiones, incluso algo tan inocente como levantar un pulgar puede sugerir un «os voy a aplastar con un solo dedo».  

2 En las alturas Aunque la altura aporte casi siempre seguridad, moverse (sentarse, vestirse, tumbarse…) siendo un «gigante» es complicado. Es fácil dar la sensación de que el cuerpo queda descolocado, como si uno fuera incapaz de dirigir tantos km de masa ósea. En estos caso, hay que refinarse al máximo y tomar conciencia del cuerpo (funcionan muy bien las clases de baile clásico o escuchar a Frank Sinatra). La ropa, más en el caso de un traje, debe estar hecha a medida para que siente bien.

3 Pijoaparte Camisas de colores pastel (incluso rositas), chinos beige, jeans claros… Intenta ir de pijo clásico pero no da resultado. Le pasa como al personaje de Juan Marsé, no entiende que eso va en la actitud.

4 Sin corbata Desde que la izquierda se deshiciera definitivamente del nudo, algunos líderes de la derecha -siempre a remolque de las tendencias que dicta la progresía- también han decidido liberarse. Albiol ya casi no la usa -y cuando lo hacía eran demasiado largas- y cae muchas veces en el frecuente error estival de los políticos nacionales al desabrocharse dos botones (para diplomáticos, sólo uno). El despechugue combinado con las gafas de sol efecto espejo, ideal para frecuentar con su grupo de maduritos el Titus de Badalona y darlo todo al ritmo de La Gozadera (aviso ya: ejercicio que no ayuda en nada a lo del refinamiento). 

5 Pitingo A veces se hace una cresta de niño travieso con gomina en  en un pelo ya repleto de canas (síndrome de Peter Pan), muy al estilo Pitingo #kilingmesoftly

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

michellewhat

Michelle Obama enfurece a China por comer en un restaurante tibetano

EEUU no se ha cansado de repetir que el viaje de la first lady, sus dos hijas y su madre a China no tenía ninguna intencionalidad política y solo buscaba reforzar lazos culturales con el gigante asiático. Quizá por ello hasta el propio presidente chino, Xi Jinping, accedió a reunirse con la esposa de Obama en un encuentro que solo estaba previsto entre primeras damas. Sin embargo, ayer, en su último día de visita, Michelle Obama dio un paso a frente y decidió almorzar en un restaurante tibetano. Obviamente, la sociedad China, responsables de la masacare tibetana y que acusa al Dalai Lama de ser un  «lobo con piel de cordero separatista», ha recibido la noticia como de alta traición. Por suerte, para entonces, Michelle y las suyas ya habían volado. FREE TIBET!

michelletaichi

Michelle Obama practicando taichi en un parque con tacones. Menos mal que el tacón de la primera dama estadounidense es de altura media…