El abrigo de Elsa Artadi

“No tengo hijos, la moda es una de mis pasiones e invierto mi dinero en lo que me da la gana”, contestó hastiada Theresa May cuando por milésima vez intentaron cuestionar su moral por el precio de una de sus prendas de ropa favoritas- siempre de firma británica, eso sí. Uno de mis episodios favoritos de la ya mítica serie Sex and The City es el titulado El derecho de la mujer a elegir su calzado. En él, la protagonista es juzgada y humillada por una amiga (casada y con hijos) por haberse gastado 500$ en unos zapatos de Manolo Blahnik. Aunque al principio se siente atormentada, acaba sin remordimiento alguno al calcular el pastizal que se ha dejado en el regalo de boda, bautizos, cumpleaños y múltiples celebraciones a la que (la cínica de) su amiga (y sociedad) le ha “obligado” a contribuir. SEGUIR LEYENDO

artadi

Los Reyes Magos

Circula estos días un mensaje de Whatsapp, con mucha sorna, que alerta de que los catalanes, al habernos portado tan mal en 2017, nos quedaremos sin reyes este año… Entiendo que la profecía no afecta a Barcelona. En redes sociales y en algunos medios de comunicación, sabrán que desde el día de Navidad nuestra ciudad se ha independizado de Catalunya y forma parte de Tabarnia…

Una piensa mal y considera que todo forma parte de un maléfico plan para complicarle aún más el camino a los reyes. Si el reto de que un afgano, un iraquí y un iraní crucen fronteras desde Oriente -a lomo de un camello y cargados de sustancias misteriosas-, no es ya hoy un imposible en nuestros días; que lo hagan siguiendo una estrella amarilla crea ciertos recelos entre el bloque del 155. Ríanse, pero el día de Fin de Año la regidora de Ciutadans de l’Ajuntament de Barcelona, Sonia Reina, se quejaba porque en la calle Marina se habían colocado “papeleras separatistas” que finalmente resultaron ser basuras de reciclaje para el plástico instaladas a lo largo del trayecto de la popular cursa dels Nassos que se celebraba esa misma tarde. SEGUIR LEYENDO 

christmas-934181_960_720

Tabarnia Style

Mientras espero la llegada de una utópica Cuqui República Catalana; suplico, respeto y bendigo la independencia de Tabarnia Style. Estéticamente, siento comunicar que el conflicto no tiene solución. No podemos permitir que nos impongan el plumón, el calcetín media o los castellanos con traje y ellos jamás entenderán l’espardenya de set vetes, las piezas desestructuradas y las camsietas ecoéticas de la CUP… SEGUIR LEYENDO

171229_PATRYCIA2