El DEN, sin palabras

Pasan los años y las modas pero parece que en el Congreso, por el momento, poco cambia. Como siempre, yo también algo reaccionaria, he puesto el mute de mi televisor para ver el Debate del Estado de la Nación. Porque supongo que si uno los escucha, o entra en cólera o en depresión, y yo ya paso. Así, sólo en modo visual, me lo paso en grande y creo que hasta me entero de algunas verdades. He aquí, y por ahora, mi resumen del estado actual de la Nación. Sin palabras.

No he cazado el momento en que el presidente del gobierno español, mientras parlamentaba Pedro Sánchez, mascaba chicle. Y si soy crítica hasta con Obama con el temita del chicle, imaginaros cuando es la boca de Rajoy la que mastica… No masquéis chicle delante de una cámara. Es más, ¡¡¡no masquéis nunca!!!

obamchicle

Vale, para esto, prohibamos las corbatas. No se pueden hacer modelos tan feos y que haya gente que se las ponga. Demasiada libertad estilística para tan poca cultura.

 

DENRajoy

Ala, ala.. Como se pasa el presi con S3. Todos nos fijamos en lo mismo cuando le hacen un primer plano a la vice pero no se puede ser tan descarado…

PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Ya sé que enEspaña ha llegado la moda (ahora, cuando en el resto del primer mundo ya cansa el tema) de ir de novio hipster. Supongo que el atavío de hoy de Pedro Sánchez ha tomado tal inspiración. Le faltaba la barba y arremangarse los pantalones del traje azul para que se le vieran los calcetines de lunares. Muy interesante que en España haya que recurrir a la prensa extranjera para corroborar una información (ayer hizo lo mismo, pero con Le Monde, el pájaro de Jordi Pujol Ferrusola).

INTERVENCIÓN DE PEDRO SÁNCHEZ

Duran i Lleida anda decaído hace días. Solo hace uso de ese modelo de gafas azules discretas (ni las rojas ni las naranjas). Y encima esa corbata tan sobria… Con lo que él ha sido… Nada, solo le quedan las pulseritas para darle un poco de vida. Pero date cuenta de que tu carrera política pende de ese hilo.

PRIMERA SESIÓN

Y el niño -perdón, Alberto Garzón… Que luego mis amigos de EUiA se me enfadan- se estrenaba hoy. No es nada personal pero si un chaval joven y de izquierdas precisa aún en el siglo XXI de una americana para parecer serio, apaga y vámonos.

PRIMERA SESIÓN

Esta foto es mi preferida. El huracán Sánchez Camacho puede con cualquiera… Hasta con Montoro!!! Alicia, “No te tengo miedo”. Ojo porque el vestido me gusta (la última vez que dijimos que nos gustaba un vestido que llevaba se pasó tres días seguidos con él y era verano…).

PRIMERA SESIÓN

 

 

 

 

 

 

 

Soraya S. Santamaría ilumina a Soria y Montoro

Blanca y radiante va la vice… aunque sus andares con sus zapatos de cuña y plataforma recuerden al de las muñecas de Famosa o al baile de Ricky Martin (un pasito pa alante, un pasito pa atrás). Camisa y jeans albos para mediar entre Soria y Montoro por la dispusta de la reforma energética. Una luz muy chiquitita para tanta oscuridad. Ricky Martin – María

En su visita de ayer a la sede del BOE (debe ser uno de su paraísos terrenales). Ojo al momento tendencia con el reloj lila fluor.

La animosa corbata del rey

El concierto en memoria de las víctimas del terrorismo consiguió reunir ayer a los reyes con Soraya S. Santamaría,  Jorge Fernández Díaz, José Ignacio Wert, Esperanza Aguirre y Ana Botella. Como siempre, la presidenta de la Comunidad de Madrid es la que ofrece las mejores instantáneas del evento en su web (sabe qué fotografías le favorecen más).

La intensidad de la corbata del rey atrajo todas las miradas. Con la que está cayendo, necesitará energía... La vice, con versión de chaqueta smoking, volvió a resaltar su punto débil y su obsesión con los zapatones (por lo menos podría invertir en ellos). Esperanza Aguirre le está sacando un partido enorme a ese modelo.

Geniales las joviales pulseras de la reina. Ana Botella no sé si me convence o no con este abrigo. Eso sí, ayer dejó a sus amigas, las pieles, en casa.

 

El ministro de cultura no puede ser más soso. Y sobre el ministro de interior, ayer me decían que no aparecía nunca. Como no se le distingue, hasta lo cortan de la foto...

Los amores reñidos son los más queridos

Llevas años enredada en mis manos, en mi pelo, en mi cabeza, y no puedo más, no puedo más. Debería estar cansado de tus manos, de tu pelo, de tus rarezas, pero quiero más, yo quiero más. No puedo vivir sin ti, no hay manera, no puedo estar sin ti, no hay manera. Me dijiste que te irías, pero llevas en mi casa toda la vida. Sé que no te irás, tú no te irás. Has colgado tu bandera, traspasado la frontera, eres la reina, siempre reinarás, siempre reinarás… Coque Malla – No puedo vivir sin ti – Version Ikea

Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón han protagonizado durante años el culebrón político madrileño. Mucho odio pero también mucho amor (propio)...

 

"Los que se pelean se desean", aseguran los niños. Rubalcaba y Chacón podrían ser un ejemplo

 

Durante la campaña electoral, Mariano Rajoy no se separó ni de Soraya (excepto en el parto) ni de Cospedal, sus dos chicas preferidas.

 

Para que Elvira no se pusiera celosa, invite del presidente a tomarse un frankfurt. Eso siempre une mucho.

 

Pero para paciencia la que tuvo Sonsoles Espinosa con Zapatero. Menos mal que los dos ya descansan alejados de Moncloa.

 

En Catalunya, nos gusta bromear con los encuentros entre el president Mas y la popular Alicia Sánchez Camacho. Y ojo, a veces la realidad supera a la imaginación...

 

Aunque hay amores reales, como el que La Pasionaria sintió por un compañero de partido 17 años menos, que nunca acaban de serlo del todo por culpa de los prejuicios sociales (existentes también entre los progres)...

 

 

Embelesados nos quedamos el día en que nos enteramos que el presidente francés había empezado a salir con la ex modelo Carla Bruni. Renunciar al tacón para no hacer sombra a su marido es una buena prueba de amor. Aquí la pareja iniciando su particular "camino de la vida".

Porque no todo es odio lo que reluce en política, Merkel y Sarkozy pasan tantas horas juntas que la canciller alemana ya habrá acabado acostumbrándose a los arrumacos del francés. La campaña de Benetton los imaginó así.

 

Para Hugo Chávez, su gran amor es Fidel Castro. Hasta dejó su camisa roja en casa durante una temporada y se enfundó un chándal para gustarle más al comandante.

 

Y si alguien creyó que en política no existen los finales felices, Michelle y Barack demuestran que sí. El sueño de cualquier hombre y cualquier mujer: encontrar a su príncipe o a su princesa y darse cuenta. ¡Feliz día de los enamorados!