La corbata blaugrana de Felipe VI en la Copa del Rey

El pasado sábado se disputó la Copa del Rey. Felipe VI, en un gesto sin precedentes, se presentó al evento que enfrentaba esta vez al Sevilla y al Barça con una corbata de franjas blaugrana. Nadie le dio importancia al accesorio: simple casualidad, no hay que darle mayor importancia a algo tan insustancial y superfluo, ¿verdad? Y a los pocos o muchos que percibieron un mensaje oculto y subliminal en la elección estilística del monarca, como si éste tomara partido por uno de los equipos y fuera rey sólo de unos y no de todos, los tacharon de «enfermos»… Pero eso no fue lo que en realidad ocurrió, claro. La polémica se generó porque Felipe VI optó por una corbata de rayas blancas y rojas. ¿Lo comprendes ahora, querido Jordi Cañas? SEGUIR LEYENDO

180427_PATRY2

El significado oculto de la corbata V.E.R.D.E

Podeu llegir aquest post també en català

V.E.R.D.E La corbata verde (aunque la combinara con camisa blanca) escogida por el rey para presidir el partido de anoche entre el Barça y el Sevilla no era un guiño partidista al equipo andaluz. El color del accesorio responde al acrónimo «Viva el Rey de España», símbolo indumentario adoptado por los alfonsinos (Duque de Cádiz) para identificarse cuando la dictadura franquista no permitía verbalizar el vítor. Esta vez, la corbata verde le sirvió a Felipe VI para contestar sin decir ni mu a les estelades y al gran pitido que recibió el himno español.  

reyes

Los ojos Empieza a sonar el himno y con él, el esperado pitido. Pese a la solemnidad que exige el himno (posición firme de respeto), llama la atención hacia dónde se dirigen las miradas de Felipe VI y el president de la Generalitat. Puigdemont gira la cabeza completamente observando a la gradería del Barça de donde proceden los silbidos (está más cómodo con aquel espacio que con el que ocupa en el palco); Vicente del Bosque tuerce levemente el cuello (le puede la curiosidad) y el rey sólo dirige una mirada que sonríe amenazadora (os estoy vigilando, me las pagaréis). 

puigdemontgiralacara

Sonrisa tensa No hay mayor ofensa que sonreírle a alguien cuando el otro espera que estés cabreado y ofendido porque la sonrisa pasa a interpretarse como una burla o un desafío. Letizia dibujó esa sonrisa en su boca al llegar a su asiento (no me importa que nos pitéis). Sin embargo, para saber si una sonrisa es sincera o falsa basta con observar los ojos. Porque como siempre os digo, se sonríe con la mirada y no tanto con la boca. La reina mostraba una sonrisa tensa (labios rígidos) y ojos muy abiertos (cuando reímos de verdad, los ojos se rasgan); así que su interpretación de «no me importa nada, estoy por encima de todos vosotros» no era nada creíble. Y es que la sonrisa estaba tan petrificada en su cara que le costó darse cuenta que sonaba el himno de España y debía mostrar un expresión más solemne (seria).  Un ejemplo de sonrisa sincera (sólo ojos), aunque fuera maliciosa (cierra los labios para que no se le escape la risita), es la de Artur Mas en la Copa del Rey del pasado año.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 9.17.51

 

ojosmas

Puigdemont no aplaude Una vez acabado el himno, el president de la Generalitat se entretuvo en los botones de su chaqueta (no había motivo porque estaba abrochada perfectamente) para no aplaudir el himno español. Podía haberse quedado sin hacer nada (demasiado agresivo), pero la incomodidad de estar en «territorio enemigo» lo empujó a disimular la ofensa a los asistentes (gesto de respeto pero no de sumisión).

FINAL SEVILLA - BARCELONA

Pitido Tal vez, a medio estadio se le reventó el tímpano (creo que el himno se escuchó desde Australia) pero lograron que el estruendoso pitido quedara más o menos disimulado. Vicente del Bosque no pudo evitar llevarse la mano al lóbulo para proteger su oído.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 9.22.09

Aniversario Por muy rey que seas, celebrar el 12º aniversario de bodas en el fútbol es cutre y motivo de divorcio. 

reyes2

YosoylaCamacho Como Alicia Sánchez Camacho estire más el cuello se desnuca. Menos mal que llevaba los aros de choni para hacer de contrapeso.

pendientesalicia

teresarodriguez

Teresa Rodríguez se pone flamenca

La líder de Podemos en Andalucía se ha arrancado esta tarde por sevillanas para apoyar al colectivo de trabajadores de Telefónica en huelga desde el pasado 8 de abril. Con la Feria de fondo, Teresa Rodríguez ha aparecido ante los medios con un vestido de flamenca rojo y lunares blancos y un pañuelo y una flor prendida en el pelo del color de su formación política.
PD. Las ganas que tengo yo de enfundarme un traje de flamenca no las sabe nadie. Paola, anda vida, a ver si algún año lo logramos.
cospedalpor

Las bodas del PP

Este post va a ser muy, muy escueto. Solo para advertir que las mujeres del PP cuando van de boda la pifian. Y he aquí una demostración más. Mª Dolores de Cospedal en el enlace del hijo del alcalde de Sevilla. De los hombres, qué más decir…. ese efecto naftalina…

cospedal

El calzado no era el más conveniente. La pulsera sobra y el marido casi que también.

zoido

Zoido, aún con chaqué, fiel a su estilo zarrapastroso.

montoro

Las gafas, la corbata, la americana desabrochada… El ministro de hacienda, Cristóbal Montoro.

 

Las coderas de Rajoy

A los socialistas y a los populares les ha dado por Sevilla para celebrar sus congresos, ni tontos. Por una parte, porque los comicios andaluces están a la vuelta de la esquina. Por otra, la capital hispalense es uno de los mejores lugares de España. En fin, que será por a o por b, pero Mariano Rajoy hoy llevaba coderas. O quizás, ¿estamos en carnaval?. No escribo más porque estoy a una hora de entrar en el día de mi vigésimo noveno aniversario.

Yo creo que Rajoy no se ha fijado en que la americana llevaba coderas (son tan discretas que podrían pasar inadvertidas). ¿Cómo le puede robar el adorno fetiche a la oposición? Ya no se respeta nada.

 

Y no es cosa sólo del presidente, este hombre que acompañaba a Mª Dolores de Cospedal también las viste...

 

Soraya S. Santamaría no lucía coderas pero ese cambio de peinado... ARGHHH!!! No volvamos a atrás!!! El volumen lateral era ideal. Look mafalda, no, por favor.