bachelet

Bachelet asume el sastre negro

Gran día el de ayer en Chile. La primera mujer que alcanzó la presidencia en 2006 y que ahora, tras cuatro años de Sebastián Piñera,  repite mandato, recibió la banda de la primera mujer presidenta del senado (Isabel Allende, hija de Salvador Allende). Y aunque no esperaba el sastre blanco de 2006 propio de las mujeres que alcanzan por primera vez el liderato y que les sirve para diferenciarse del negro de sus compañeros hombres, pensé que Bachelet pondría un toque de color a la toma de posesión. No fue así; la chilena lució un sobrio traje sastre. Lo más arriesgado del atavío fue una gargantilla dorada en sustitución de su collar de perlas de la suerte. Por su parte, Allende se decantó por el granate.

bachelet

Michelle Bachelet recibe la banda presidencial de manos de Isabel Allende bajo la atenta mirada de Sebastián Piñera.

bachelet2006

La presidenta chilena en 2006 prefirió las bondades angelicales del blanco para estrenar su primer mandato y distanciarse de sus colegas hombres.

10.-AndreuNin

El sastre de Andreu Nin

10.-AndreuNin

 

 

En 1930, tras su estancia en la URSS, la revista Imatges captó a Andreu Nin mientras su sastre le tomaba las medidas. Para los más reticentes camaradas el traje solo significaba una estrategia más para penetrar en el sistema conservador y obsoleto y después cambiarlo. Pero para muchos también fue una forma de demostrar al poderoso que no eran menos que nadie, y de ahí el esmero en su apariencia. Antaño, la izquierda tenía claro que no liba a contribuir a concederle más poder (ni siquiera estilístico) a las clases altas.

Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien?
(Península, 2013)

El sastre de Camps, colaborador de Vanity Fair

José Tomás, el nuevo colaborador de Vanity Fair

El sastre de Camps ataca de nuevo. Vanity Fair ha convertido a José Tomás en comentarista de los estilismos de los políticos. Y aunque quizá de corte y confección sea un erudito, sobre política y moda no tiene ni idea. Estas son algunas de sus grandes aportaciones a la publicación.

Sobre José Luis Rodríguez Zapatero. “Podría usar una corbata en tonos más alegres cuando va a dar una mala noticia al país…”, opina José Tomás sobre ZP. Es decir, sube el paro, corbata fucsia. Di que sí. Seguro que el pueblo se lo agradece y la imagen del presidente sale fortalecida con el gesto. O por ejemplo, cuando este fin de semana salió a explicar el estado de alarma…. Ah, no. Perdón, que el presidente aún no ha dicho “esta boca es mía”.

Sobre Francisco Camps. “Es un tío de vestir clásico, un dandy, pero con el Gürtel ha dado un giro. Yo le hice 12 trajes a medida que ya no usa…” Claro, lo que le conviene a Camps es ir luciendo cada día los trajes del delito para que la opinión pública se irrite más con él (si eso aún es posible).

Sobre Patxi López.«Siempre va bien vestido y elige adecuadamente su vestuario, tanto de sport como normal”. Hombre, el lehendekari tiene muchas cosas buenas pero en el vestir podría mejorar muy mucho.

Sobre Mariano Rajoy. “A raíz del caso Gürtel ha optado por un estilo que yo llamo sport rancio… Cualquier día va a llegar al Congreso en pijama”. Lamentablemente, la poca gracia estilística no empezó en el líder de la oposición tras el caso Gürtel. La cosa viene de largo.

Sobre Artur Mas. “Se atreve más: el otro día llevó un traje tirando a marrón, que es inusual para un político”. De atrevido, nada. De inusual, tampoco. Sólo hace falta chequear imágenes de González, Suárez o Alvert Rivera.

Seguiremos las lindeces del sastre el próximo mes…