La belleza cura

(…) Esta idea de que el diseño, la arquitectura y el interiorismo cura (nos procura paz, estabilidad emocional y protección física) se aplica desde hace décadas en hospitales donde se recurre a la luz natural, la madera, el agua y la vegetación para crear escenarios de sanación (volver a estar en contacto con la naturaleza). Los pacientes que están en habitaciones con vistas a un parque o divisan árboles desde la ventana se recuperan antes y más que los que no disfrutan de una habitación donde exista un diálogo con la naturaleza. Y así como los centros oncológicos infantiles cada vez tienen más en cuenta técnicas como la cromoterapia o las áreas de juego y entretenimiento para desestresar a niños y padres; hoy, los países más avanzados trabajan (porque es obligado en la asignatura de cualquier sociedad que albergue la calidad de vida, pero tenga que seguir adoptando medidas de protección ante el covid19 que transmiten un ambiente frío, distante y desangelado) para replantear también la estética del resto de centros de salud, las residencias de mayores, las escuelas, las oficinas, despachos, fábricas, centros penitenciarios y, por supuesto, nuestros hogares. Una vez más, queda claro que aunque algunos se empeñen, la belleza (equilibrio) no parece tan banal… SEGUIR LEYENDO

Foto Hospital Sant Pau, Barcelona

Foto Hospital Sant Pau, Barcelona

 

Camisetas verdes y amarillas en el Congreso

Con tanta protesta, cada vez es más común que los políticos españoles (los de la oposición, claro) acudan al Parlamento ataviados con una camiseta. Hoy, en apoyo a los ciudadanos que se han movilizado para defender una sanidad y una educación pública, Cayo Lara y Gaspar Llamazares han lucido la verde y Joan Coscubiela, la amarilla.

Llamazares se la ha colocado encima de la camisa y debajo de la americana cuando ha llegado al Congreso (¡eso quita puntos, pillín!)

 

Cayo tampoco se ha quitado la chaqueta (¿miedo a que el fantasma de la Cámara Baja le recriminara su falta de decoro?)

 

Coscubiella ha hecho lo mismo con la versión catalana. La americana recuerda a la bata gris de mantenimiento o electricistas.

CiU, cruz y raya

Me abstengo de comentar el look de ayer de Artur Mas porque luego tengo pesadillas por las noches. En su lugar, hablaré de uno de los suyos. Mientras Ana Mato anunciaba sus medidas en Sanidad (ojo a la blusa naif de la ministra), un diputado de CiU con traje de raya diplomática, camisa de rayas y sin corbata me dejaba rayada (tal y como lo hacían, cuando mis ojos aún podían observarlo sin ser cegados por su presencia, las corbatas de cuadros del todo poderoso president de la Generalitat). Se llama Carles Campuzano y pensó que la informalidad podía encajar en la línea diplomática. Aquí tienen el resultado (en vídeo se aprecia mejor).