Che Guevara: ese que llevas estampado en la camiseta

«Es mejor caminar descalzo que robando zapatillas»

BSO Hasta siempre, comandante por Carlos Puebla

(Perfil incluido en Espejo de Marx, ¿la izquierda no puede vestir bien?)

Deseosos de exhibir tan valioso trofeo, hace hoy 50 años, los asesinos del guerrillero ordenaron a la enfermera que lavara, peinara e incluso afeitara al cadáver. Todo «para que no quedara duda» de que aquel cuerpo sin vida era el de Ernesto Guevara. Cuando llegaron los periodistas y los curiosos a contemplar el cuadro, la metamorfosis ya era completa. Coinciden los biógrafos que, sin pretenderlo, al presentar al caído con el torso desnudo y la cabeza ligeramente levantada, el ejército boliviano acababa de convertir a su principal enemigo en el mayor político del siglo XX. Con una mirada lúcida -motivada, tal vez, por la posteridad que le aguardaba- y una expresión burlona en su boca -quizá divertido por la ingenuidad de sus verdugos-, la última paz que exhaló el alma del muerto contribuyó irónicamente a tan cuidada puesta en escena. Si el símil estaba claro («el Cristo armado» o el «Cristo Rojo»), que su captor se adueñara de su Rolex y su pipa cumplió, una vez más en la historia, el presagio de la Sagrada Escritura: «Repartieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes. Y así lo hicieron los soldados.»  Read More

El Parlament en rosa

Hasta cromáticamente llevamos ventaja. ¿Quién se imagina el rosa en el Congreso de los Diputados en una jornada tan tensa como la vivida el miércoles en el Parlament? Porque no me refiero a la tonalidad de la chaqueta de Carme Forcadell (más parecido al color corporativo de UPyD y que analizando la bilis que expulsa Rosa Díez en Twitter imagino que eligió por la sangrienta batalla de Magenta de 1859); hablo de la bella, acertada, provocadora y llamativa americana en rosa empolvado que vestía Joan Ridao…

Si la ANC dispusiera de una mínima sensibilidad estética o se dejara aconsejar por la CUP (bien, por la #cuquiCUP) habría reparado que el color de esta Diada, y de la desobediencia en general, no debía ser el que caracteriza al chaleco obligatorio de la DGT. Hace un año y medio, los «antiESTEsistema» ya detectaron, a la par que el New York Times y Apple, la tendencia del «millennial pink». En versión cupera, «Sense Por! Desobeïm per la independència». SEGUIR LEYENDO

Parlament_de_Cataluna-1-O-_Referendum_1_de_octubre-Famosos_244738917_45644965_1024x576

El Quijote del verde olivo

«Prefiero el viejo reloj, los viejos espejuelos, las viejas botas y en política, todo lo nuevo»,
Fidel Castro

BSO Y en eso llegó Fidel por Carlos de la Puebla

captura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-12-07-05

Convino Miguel de Cervantes sobre el Caballero de la Triste Figura que era un “hombre alto de cuerpo, seco de rostro, estirado y avellanado de miembros, entrecano, la nariz aguileña y algo corva…”. Pero aunque física e inventivamente se antojen algunas similitudes, el que había de reencarnarse en el Quijote del siglo XX, para batallar con rascacielos en vez de molinos de viento, vistió hasta hace poco una armadura de verde olivo. El uniforme de Fidel Castro era completo: visera, charreteras de rombo rojo y negro en los hombros y los cordones de las botas bien prietos. Los más jóvenes ni se acuerdan ya de tan eficaz coraza —-me da a mí ESO, por experiencia educativa, que quizá ni sepan quién fue ese anciano… Y es que lo raro ahora y lo que acontecía noticia era que el eterno guerrillero volviera a vestirse de militar y no de patria o estadista chandalero de andar por casa.

Read More

jr

Nicolás Maduro Jr., de tal palo tal astilla

Mientras papá se fue por ahí a ver mundo, el único hijo de Nicolás Maduro se ha aprovechado de los servicios de la consultora política del presidente venezolano para convertirse  en una estrella de la revolución. Además del nombre y el primer apellido, Nicolás Maduro Guerra, de 23 años, comparte con su progenitor la misma complexión física y el gusto por las camisa rojas bolivarianas de Hugo Chávez. A Nicolás Maduro Jr. no se le conoce formación ni oficio alguno hasta la fecha.

maduro

jr