La comparecencia de Rajoy en tinta azul

Pegándome un baño estaba yo cuando ha empezado mi móvil a sonar y a recibir mensajes de alarma. ¿Fuego? No, Rajoy compareciendo. Salgo del agua y al ver la que se está montando, decido regresar a casa. El presidente del gobierno siente pavor a este tipo de parlamentos y se nota que se ha estado preparando toda la mañana -incluso, al terminar, ha intentado colocarse de nuevo  el reloj de pulsera (supongo que los nervios le han impedido insertar la aguja en la correa) que había dejado sobre el atril para controlar el tiempo). La perfecta raya de su cabello no dejaba ningún pelo al rescate (como es costumbre), el nudo de la corbata estaba bien y el resto del estilismo intentaba no eclipsar la atención tontamente. Así que todas las miradas acudieron al color de su corbata. El azul, además de ser el color corporativo de su partido, invita a la reflexión. Justamente lo que nos asegura Mariano Rajoy con la palabra que está haciendo: tomar una decisión definitiva sobre la posibilidad de un rescate. Pero para no parecer excesivamente preocupado, el lunar blanco le quitaba cierto hierro al asunto, buscando una serenidad enterrada desde hace ya demasiado tiempo. Lo más inquietante, otra vez su bolígrafo. Además de no haberle enseñado aún a controlar sus nervios ante la prensa, la tapa azul se les ha colado a sus asesores. La tinta negra es con la que se firman los documentos oficiales (una especie de «te doy mi palabra»), la azul posee más fiabilidad que el lápiz pero en cualquier momento es posible cambiar de opinión. Es decir, leamos su discurso como un donde dije digo, digo Diego. ¡Ojo con las pensiones y los 400 euros a los parados! Si la indumentaria no miente (y pocas veces lo hace), caen para septiembre.

Al rescate de las cabezas rayadas

Utilizarán todos los pseudónimos que quieran pero sí, necesitamos un rescate. Un rescate de humildad, solidaridad, cultura, honor y talento. Porque estoy cansada de ver como cuelgan del cuello las mismas corbatas rayadas. Un accesorio y un estampado que lo único que demuestra es que aunque las cabezas portadoras sean distintas, solo les entra (y les sale) el mismo discurso. Banda sonora para el rescate, la crisis, la banca y la clase política David Civera – Que La Detengan («Que la detengan, que es una mentirosa, malvada y peligrosa. Yo no la puedo controlar. Que la detengan. Me ha robado la calma, se ha llevado mi alma y no me ha dejado ná»)

Duran i Lleida (tonos lilas y americana abrochada) y Mariano Rajoy (tonos verdes y americana desabrochada) esta tarde en los pasillos del Congreso.

¡Arriesguemos, señores! Léase, innovemos, evolucionemos…

Mi preferida es de Breuer, 100% seda y cuesta rebajada 59 euros.

 

Esta es de cachondeo (55 euros y 100%seda), pero si algún día la prima de riesgo baja se la podría poner De Guindos. Al ministro le encantan los estampados imposibles. Este, por lo menos, ¡da vidilla!

 

Ideal para alguien de izquierdas, izquierdas que lleve un traje entallado negro, camisa y Converse blancas y esta preciosa corbata de seda negra de Martin Margiela (45 euros). Ya, lo sé: estoy flipando. Pero soñar, de momento, aún es gratis.

 

Rajoy recuperó la corbata de crisis en Grecia para explicar el rescate

Rodeado de tanto recorte, algún día tenía que llegar el momentazo. ¡El presidente del gobierno se ha recortado la barba! Eso y un boli algo más sofisticado que el de la vez anterior (dorado y fácil de camuflar entre sus manos) fue la puesta a punto para comparecer ante los medios y explicar el rescate a la banca española.

Camisa azul (progre) y la corbata de crisis: es la misma que vistió cuando en 2010 se reunió con Zapatero para tratar la problemática de Grecia... ¡Mirad!

 

Como me alegro de haber estado desenchufada este fin de semana. Como las informaciones sobre la rueda de prensa de Rajoy ya se han publicado, creo que evitaré que algun listill@ me copie lo de "la corbata de crisis".

Para asistir al partido entre España e Italia, el presidente sustituyó su camisa azul por una blanca y apostó por una corbata roja. Celebro la decisión, eso significa que Rajoy está empezando a preocuparse lo mínimo por su imagen.

Otro rescate para las corbatas de De Guindos

Anunciar un rescate bancario no es fácil y en situaciones tales mejor echar mano de eufemismos («préstamo»). Podríamos pensar que la corbata que utilizó el ministro de economía (con extraños motivos juguetones) era un guiño más para dulcificar la noticia pero ni por esas… A De Guindos le encanta dar la nota con el lazo que estrangula su cuello (y el nuestro). Se aceptan apuestas, ¿qué narices son esos dibujos?

La Gestalt debería contribuir a descifrar el enigma de los dibujitos de De Guindos

La de De Guindos me recordó ligeramente a la que Matas utilizó para acudir a una de sus declaraciones al juez. Si uno se fija bien descubrirá que la corbata está llena de Islas Baleares (¡qué miedo!)