Iglesias, más republicano que Carrillo

Ayer los políticos hicieron diversas actividades para pasara el día de reflexión. El líder de Podemos jugó un partido de fútbol. Para la ocasión, Pablo Iglesias vistió pantalón corto de Nike, deportivas y camiseta republicana. Para sujetar los pelos sueltos de su frondosa melena hizo bien en optar por una diadema sólo que se la colocó per encima de la coleta y se le resbalaba cada dos por tres.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Julia Gillard knitting in Women's Weekly

Critican a Gillard por hacer punto para el bebé de Kate

Últimamente la suerte ha dejado de lado a la primera ministra australiana a juzgar por las polémicas informaciones que en el último mes circulan sobre ella. La más reciente se ha debido a un posado de Julia Gillard para la revista Women’s Weekly en la que la líder laborista aparece tejiendo un regalo para el bebé que esperan el príncipe Guillermo y Kate Middleton. La oposición ha tachado de incongruente a la republicana y las mujeres australianas  se han sentido ofendidas al considerar que la primera ministra se ha prestado en ofrecer una visión demasiado convencional de la fémina del siglo XXI (vaya, será que no se han dado una vuelta desde hace mucho por el viejo continente donde las indies más cools se han vuelto adictas a las agujas de punto).

 

julia-gillard

Cospedal, ¿homenaje a la II República?

Entiendo perfectamente que al escuchar las declaraciones que se le atribuyen a la secretaria general del PP (como bien acaba de resumir Lucía Etxebarría en twitter, algo así como “comer es de rojos”), nadie le haya prestado la más mínima atención al estilismo que lucía Mª Dolores de Cospedal cuando supuestamente soltó eso de que  “los votantes del PP se pueden quedar sin comer pero pagan la hipoteca”. Yo, bicho raro, me he quedado pillada también con su look  porque conjuntaba morado y rojo. Tonalidades muy republicanas -muy propias para el día después del aniversario de la II República- y con las que, por el momento, sólo se atreve Cayo Lara. Los que ya me conocéis, adivinaréis que me he ido a buscar el mostaza en la presidenta de Castilla La Mancha. Pensaréis que ni de coña… Pues chicos, ¡¡¡lo he encontrado!!! ¡¡¡La goma del pelo!!! Un coletero, por cierto, de esos que sueltan hilillos y que una compra en los chinos para luego, arrepentirse de por vida (¡¡¡¡Arghhhhh!!!!).

La gobernadora de Nuevo México busca peluquero hetero

A veces la realidad supera la ficción. Susana Martínez, gobernadora de Nuevo México, se opone, como buena republicana, al matrimonio homosexual. Su política puede gustar o no, pero su peluquero, uno de los mejores estilistas de la ciudad, lo tiene claro: “Si no soy lo suficientemente bueno para casarme tampoco lo soy para arreglarle el pelo”. Pese a la insistencia de los asesores de la gobernadora para que el peluquero le conceda un hueco en su salón, Martínez sigue sin peinar. En fin, ya puede ir buscando un hetero y republicano que le cuide el cabello.

 

Los estilos de Michele Bachmann

Dice la autora del libro que me estoy releyendo estos días que su hermana (estadounidense) cuando se quedó embarazada no tuvo miedo a nada. Solo una cosa la perturbaba: que su hijo se hiciera republicano… Esta semana se ha aclarado algo más quiénes serán los elegidos para competir por la candidatura conservadora de cara a los comicios presidenciales del año que viene. Entre tanto gris,  Michele Bachmann no quiere molestar.

“Esa mujer está copiando la manera de vestir de mi mamá”, declaró la hija de la ex gobernadora de Alaska,  Sarah Palin, sobre la nueva candidata de la derecha cristiana y el Tea Party. Pero a sus 55 años, Michele Bachmann ha experimentado ya diversos cambios de imagen para poder tener alguna posibilidad, entre tanto varón, y hacerse con el poder. Si en 2006 aún parecía una entrañable viejecita, en 2008 optó por ofrecer una apariencia más sensual. Se dejó crecer la melena y permitió que ésta ondeara con total libertad. También sus vestidos se ciñeron más a su cuerpo y los collares de perla (imprescindibles para una mujer política americana tanto republicana como demócrata) crecieron considerablemente imitando los propios de los locos años 20.

 

En 2006

2008

Obviamente, su estilismo no era el más conveniente para representar al Tea Party. Y para cuando aparecieron las primeras críticas sobre su atuendo, Bachmann ya estaba considerando un nuevo cambio de look. Se cortó un palmo el cabello, suavizó el color oscuro con mechas claras y lo domó a golpe de peluquería. Aunque su maquillaje sigue siendo bastante llamativo para lo que se acostumbra en política  (usa sombras y no las camufla con las gafas como hacía Palin), el exceso de rimmel (como Palin, parecía que le hubieran puesto chinchetas en los párpados) cayó en el olvido. Sobre vestimenta, asegura que  sus referentes son Audrey Hepburn y Jackie ‘O. Pero eso es lo que dice ella, claro. “Me visto bastante simple. Me gustan las líneas limpias y los colores sobrios”. Y aunque sus trajes chaqueta falda no están del todo mal para su público americano, las sandalias que los acompañan advierten de la complicada personalidad de esta mujer.

Últimamente no se quita esas horrendas sandalias