Debate aspirantes a presidir Madrid

Preguntas o dudas estéticas que me planteé anoche mientras veía el debate entre los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid (lo que disfruto yo en época de elecciones….)

1. ¿No hay otra forma de posar que no sea colocándose las manitas delante de los genitales? No sé, algo más de originalidad… ¿Un Pataky?

2. ¿Sabrán, hombres y mujeres, que además de la americana existen otras alternativas de chaqueta igual (o más) respetables?

3. Cristina Cifuentes (PP), ¿por qué eliges un blazer vainilla? ¿Por qué te pintas las uñas de rojo si llevas un blazer vainilla? ¿Por qué te pones esos pendientes tan aparatosos si ya llevas un blazer vainilla? ¿Por qué la coleta, más que tirante (persona exigente y rígida), parece que te la haya relamido una vaca o, peor aún, que la hayan rociado con litros de colonia antipiojos?

4. Ignacio Aguado (C’s), ¿por qué te vas a la tele con el traje y la corbata que te pusiste en la boda de tu colega de toda la vida?

5. Jose Manuel López (Podemos), ¿por qué tu look televisivo (camisa azul bajo americana), aunque prescindas de la corbata, sigue pareciendo antiguo?

6. Ramon Marcos (UPyD), ¿por qué te retiras la americana y te arremangas en plan político modernillo y actual si luego me llevas la crencha peinada en medio?

7. Ángel Gabilondo (PSM), ¿por qué te empeñas en ser un hombre clásico y aburrido si podrías ser un hombre clásico, elegante, retro, vintage…?

8. Luis García Montero (IU), ¿por qué llevas una preciosa americana desestructurada (bien) si luego no te la recolocas antes de salir?

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

Más sociata que ninguno

Con la foto de familia de José Luis Rodríguez Zapatero y sus barones podemos jugar a buscar al progre. Y es que entre tanto traje, corbata y camisa, destaca una americana de pana lisa negra  y un suéter de cuello alto gris oscuro.  Localizado el objetivo, llega el momento de ponerle nombre: Tomás Gómez. El secretario general del PSM ha resaltado entre el resto de sus compañeros gracias a un look popularizado por socialistas como Felipe González y Alfonso Guerra durante la Tranisicón. Porque tras una dictadura, siempre hay una rebelión indumentaria…

Una segunda oportunidad para la chupa de cuero

La imagen con la chupa de cuero, censurada, y la sustituta con tejido jean

La ministra de sanidad, Trinidad Jiménez, se enfrentará a Tomás Gómez en las primarias para la candidatura de la presidencia socialista en Madrid que se celebrarán en octubre. Pese a ser la preferida de Zapatero, la ministra asegura no tener muchas posibilidades de vencer. Hace siete años, se presentó a la alcaldía de la capital española con una chupa de cuero, pero Gallardón arrasó.

«Estaba demasiado guapa». Ese fue el argumento utilizado para retirar la foto de campaña que Trinidad Jiménez protagonizó en su candidatura a la alcaldía de Madrid en 2003. Y es que Jiménez no es el modelo de política común. Femenina y con simpatía, la melena rubia de la socialista luce de maravilla (no puede pasar sin lavarse el cabello cada día). Por ello, cuando se enfundó la cazadora de cuello para la foto de campaña, sus compañeros consideraron que era demasiado. Demasiado bella para conseguir los votos de féminas (quizá, se despertarían envidias) y demasiado bella para el sexo opuesto (quizá, el atractivo se interpretaría como poco serio). Pese a cambiar la imagen de la candidata, el PP con Alberto Gallardón lograron el triunfo en la capital.

Siete años después y si sus compañeros socialistas le prestan su apoyo, la aún ministra de sanidad puede convertirse en la rival de Esperanza Aguirre. Ante la popular,  Jiménez necesitará todo el conjunto de cuero (incluso, el látigo) para desbancarle la presidencia.