¿Qué ves aquí?

Nunca logré ver a la anciana, abatida y con una gran nariz. Por mucho que me la señalen, siempre visualizo a la joven coqueta y elegante. Me refiero a la conocida figura creada por el dibujante W.E. Hill, en 1915, con la que demostraba a la perfección qué es la inversión perceptual. Cuando nuestro cerebro ve una imagen de este tipo, trata de agrupar todos los elementos que aparecen en ella según sus principios de organización y prioridades morales y estéticas. Pero, cuando existen varias interpretaciones ambiguas (digamos que eres votante dels Comuns o de Cs), algunos también tienen la capacidad de saltar de una a otra. Hace unos años, el reto visual y viral, algo diferente, lo protagonizó un vestido: algunos lo veían blanco y dorado (pues claro), otros azul y negro (madre mía, estáis fatal) y después estaban los que aseguraban que podían entrever las dos opciones… SEGUIR LEYENDO

fotonoticia_20180921132431_640

El juez que ríe

Sonríe siempre. No sólo en el juicio del 1-O, no, no… Siempre. Sin mucho ahondar, en youtube se encuentran rápidamente 3 vídeos de Antonio del Moral (conocido popularmente como “el juez que ríe”). Y hace exactamente lo mismo. Que ofrece una charla sobre “juicios paralelos”, sonríe. Le hacen una “entrevista”, sonríe. Y, por supuesto, si le preguntan sobre el cannabis, sonríe (y supongo que si le ponen de fondo a Bob Marley, se parte). SEGUIR LEYENDO

190329_PATRY2

 

Sólo por esto ya valió la pena que Baños no contestara a Vox

Como salía de Catalunya Ràdio no pude ver en directo por televisión “la declaración” de Antonio Baños. Es público y notorio (perdonad, desde que me paso el día visualizando juicios se me está pegando una terminología más propia del siglo XIX, como “escorzo” que también me hace mucha risa) que amo a Baños. Es decir que cuando todos mis contactos de wasap me pusieron en sobre aviso de lo que estaba aconteciendo en la sala del TS, morí de amor. “Por dignidad democrática y antifascista no voy a contestar a Vox”, anunció (y yo añadí: “y por dignidad estética”). SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2019-03-01 a las 12.31.06

La rosa encantada

Érase una vez, en un país muy, muy cercano (…). La rosa que les habían ofrecido (los votos a una mayoría independentista) era en verdad una rosa encantada que seguiría fresca hasta que se cumplieran 21 meses (alguien poco enterado con el relato de Disney dijo 18, pero en realidad tienen de margen hasta junio).

Si los habitantes de aquel Palau eran capaces de celebrar (o fijar una fecha) un referéndum o referéndum vinculante antes de que cayera el último pétalo se desharía el hechizo y tendrían la posibilidad de independizarse. Si no, seguirían condenados a seguir formando parte del Estado para siempre y acabarían todos inhabilitados. Al pasar los meses, algunos comenzaron a impacientarse y perdieron toda esperanza (a hablar de posibles “candidatos autonomistas” y a querer denunciar al aliado ante la fiscalía enemiga, un disparate). SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2017-04-26 a las 14.04.12

Rajoy, Felipe, Barcelona

La separación debe entreverse tan inminente (o, por lo menos, tan intimidante) que no sólo ha aparecido por casa el marido ausente con un enorme ramo de rosas (“lamento haberte ignorado durante décadas: venga, aquí tienes 1.900 millones de euros para que te compres los trenes que quieras”), también amenaza con instalarse la suegra (“hija, en la convivencia siempre hay que aguantar cosas”). Según apuntan algunos medios, Felipe VI planea aumentar su presencia en Barcelona y recuperar el Palauet Albéniz como residencia oficial. Ya durante la celebración del Mobile World Congress, el actual rey hizo noche por primera vez en sus reales aposentos. Aprecien aquí toda una declaración de intenciones: “Esta es mi casa”. SEGUIR LEYENDO

expo29