¿Qué imagen conquistará el Elíseo?

Vestir mal en Francia se considera antipatriótico. En el ADN de un parisino va implícito la exquisitez del savoir faire: que la excelencia visual parezca sencilla, no pretendida (algo tan fácil pero sublime como una mesa repleta de quesos y vinos o una camisa blanca de algodón).

Por eso se antoja tan injusto como absurdo pretender encontrar conexiones estilísticas (ideológicas) entre los aspirantes a ocupar el Elíseo y la mayoría de bárbaros que pasean actualmente por la península ibérica. Fillon no es Rajoy, Macron no es Rivera, Hamon no es Sánchez, Mélenchon no es Iglesias. Ni siquiera Le Pen es… Por eso cualquier crítica al atavío de un candidato francés que lean a continuación deben interpretarla como una minucia en comparación con lo que hoy sufrimos por estos lares. SEGUIR LEYENDO

Captura de pantalla 2017-04-20 a las 9.38.18

evelyn9

Evelyn Matthei, feminidad en la derecha chilena

Puedo asegurarle a mis queridos lectores chilenos que hasta el peor vestido de sus candidatos a los comicios del próximo domingo es para nosotros, los españoles, mejor ejemplo de imagen que la mayoría de nuestros representantes. Dicho esto, hoy voy a detenerme en la aspirante Evelyn Matthei. La ex ministra de trabajo es famosa por su variado guardarropía, un extenso armario en el que predominan los trajes chaqueta de falda o pantalón y los zapatos de tacón. Los cortes estructurados de las prendas, como el de su media melena rubia (le favorece y rejuvenece más cuando la lleva a capas), sugieren un carácter conservador y tradicional. Sin embargo, esta aparente coherencia ideoestética de Matthei debe ser siempre perfectamente milimetrada: sus facciones angulosas y su constitución delgada transmiten, con demasiada facilidad, lejanía y frialdad. A todo esto se le une, una comunicación excesivamente dura (incluso cuando a veces sonríe).

Consciente de todo ello, la aspirante a presidenta juega con el colorido y los estampados para suavizar su imagen.  Su pasión por los trapitos la han llevado incluso a ser nombrada icono de moda en 2012 y lejos de tomarse el premio como algo superfluo para su carrera política, la candidata de la Alianza recibió encantada los honores enfundada en un ajustado vestido rojo. Una prueba más de que Matthei, a sus sesenta años,  conserva el  genio (carácter) y la figura. No obstante, y vistas las encuestas y los constantes ataques de sus propios compañeros,  quizá no toda la derecha esté preparada para feminizar el traje político.

evelyn1

evelyn2

evelyn3 evelyn4

evelyn5

evelyn6

evelyn7

evelyn14

evelyn8

 

 

evelyn12

evelyn13

evelyn16

evelyn15

evelyn10

roxana

Una candidata chilena de izquierdas se cose un vestido para el debate

A 18 días de los comicios chilenos, ayer los ocho principales candidatos a ocupar la presidencia participaron en un debate televisado. Aunque a lo largo de estas dos semanas siguientes os iré introduciendo a los aspirantes, hoy nos quedamos con la líder del Partido Igualdad, Roxana Miranda. Como representante de «la clase trabajadora y el folclore de los pueblos», Miranda mostró ayer a través de twitter como ella misma se había cosido el vestido que lució anoche para el encuentro con sus rivales políticos. El resultado va a gustos, pero coherente es coherente.

roxanacose

La líder del partido de izquierdas cosiendo el vestido negro con detalles de pasamanería étnica en mangas, cuello y cadera que iba a lucir horas más tarde en el debate.

roxanatwitter

Miranda subió esta imagen y twitteó: «Mire cómo quedó el vestido… Vamos camino a hacer sentir la voz del pueblo.»

hillarypor

Hillary Clinton no se corta de cara a las presidenciales

«Córtame solo las puntas», le indican las féminas de medio mundo a sus peluqueros. Pero algo tan habitual tras la vuelta de las vacaciones, en Hillary Clinton tom mayor envergadura y  se antoja como una perfecta confirmación de sus ansias por representar la candidatura demócrata en las siguiente presidenciales. Y es que aunque tan solo han sido tres pulgadas más respecto al anterior corte de pelo al estilo Bob revisado, el cabello de la ex secretaria de EEUU sigue siendo el principal reclamo para evaluar sus ambiciones políticas. Quizás, entonces, sea buena señal que Clinton saliera del salón de su estilista con una amplia sonrisa, encantada con su nuevo peinado.

hillary