Pisarello disfrazado de Trump y otros horrores de los Gaudí

En la invitación se incluía una nota referida al dress code: “Elegante, glamouroso. Etiqueta”. Pero por el resultado final parece advertirse que o los asistentes sudaron de la misiva o que nadie entendió ninguno de los tres conceptos. Recomiendo a la Acadèmia de Cinema català que el año que viene prepare un libro de estilo con indicaciones más específicas sobre los estilismos o la gala volverá a convertirse en el pasaje de los horrores. Y es que en general, en este país la gente confunde arreglarse o vestirse de gala con disfrazarse. De ahí los looks esperpénticos de cada boda o entrega de premios cinematográficos. Si a eso se le suma la asistencia de políticos a la alfombra roja, la cosa no hace nada más que empeorar. En fin, cuatro notas sobre los representantes públicos a la ceremonia de entrega de los Premis Gaudí.

2017-01-29 22.49.58

Read More