george

Polémica por usar Photoshop con el príncipe George

No alcanza el año de edad y ya es víctima de la obsesión por la imagen y el Photoshop. Una revista inglesa decidió que  el hijo de los duques de Cambridge en Australia era buena para una portada pero con algún que otro retoque: una piel más sonrosada, un color de ojos más claro y un pelo más dorado.  Mientras en EEUU se estudia prohibir esta técnica fotográfica, la polémica en Inglaterra sobre el uso de esta herramienta con menores está servida.

george

 

timepor

Time para Peña Nieto

La perfección no existe y, por eso, cuando alguien pretende hacernos creer que podría acercarse a ella, despierta desconfianzas y recelos. No sé si recordaréis la obsesión de Michelle Obama en cada entrevista concedida al llegar a la Casa Blanca por dar detalles mundanos sobre su marido (así conocimos que Barack Obama, como cualquier hombre, deja tirados los calcetines en el suelo). Esta información íntima y poco ortodoxa sobre el presidente de los EEUU servía para equilibrar la imagen de un ser extraordinario, casi un superhéroe, y, por lo tanto, irreal. Por eso, la permanente apariencia de hombre 10 ofrecida por Enrique Peña Nieto se antoja excesiva. Y obviamente, esta portada  (imagen y titular) de la revista Time no ayudan a que el presidente de México resulte creíble. Además de la actitud altiva de Peña Nieto (que refuerza el tupé), el contrapicado de la fotografía agrava la sensación de lejanía. Salvo casos excepcionales, tanto los picados (empequeñecer) como los contrapicados (engrandecer) son poco recomendables para un posado político. Y es que aunque el contrapicado transmita poder, grandeza y seguridad, su uso abusivo por parte de los mayores dictadores de la historia lo ha condenado dentro de la comunicación política. Siempre es preferible posar de frente y que el candidato mire directamente al objetivo de la cámara para conseguir conectar con el observador.

PD. Gracias a José Vázquez por animarme a escribir sobre este asunto.

 

time

reypor

El rey, el Benjamin Button de la revista Hola

La obsesión que siempre muestra la revista Hola por rejuvenecer a cualquiera de los protagonistas que aparecen en sus páginas (aunque sean recién nacidos) y el interés de la Casa Real por presentarnos a un monarca, pese a sus achaques y errores, capaz aún de liderarnos ha dado como resultado esta portada. Y créanme que no sé si el magazine le ha hecho al rey un Isabel Preysler (vamos, que han exprimido al máximo los recursos del Photoshop para hacer desaparecer arrugas) o si han utilizado directamente una foto de Juan Carlos de hace veinte años. Esta segunda teoría no es tan descabellada… La ropa que luce el jefe del estado pertenece a otra época distinta (por cierto, el cuello cisne beige recuerda a una escayola y no creo que ese fuera el efecto más conveniente para esta sesión). Sin embargo, lo que no han conseguido es eliminar esa sensación de que la cadera del rey vaya a romperse en cualquier momento (es como una especie de Elvis bailongo colgado en el coche).

PD. Los niveles de pelotismo que puede alcanzar una parte de la sociedad de este país se refleja en el texto con el que la revista acompaña el retrato del rey: «Su presencia es imponente y llena de vitalidad, se le ve renovado y muy recuperado». Sí, sí… ¡por eso se sujeta  sobre el respaldo de la silla!

rey

 

 

cospedal-abc

Las chicas del PP a portada

En las dos últimas semanas, las chicas del PP han conquistado las portadas de las revistas femeninas y prensa diaria. La última, ayer mismo, fue Mª Dolores de Cospedal que, vestida de blanco angelical (aunque el corte por la piernas también sugiera un look fantasmagórico), advertía en ABC que ella no se iba «a doblegar ante Bárcenas». El posado de la secretaria general de los populares se me antoja como un anuncio de compresas, de complementos dietéticos o algo similar. Por su parte, el sábado, fue Arantza Quiroga la que ocupaba la primera página de la revista femenina Yo Dona y un amplio reportaje con 3 cambios de estilismo (las piezas que le enfundó la publicación eran  de Hoss, Massimo Dutti, Cortefiel, Bimba & Lola, Poe, Helena Rohner, Virgine Castaway, Mascaró). La presidenta del Partido Popular vasco aceptó, incluso, fotografiarse con su bebé. También, Alicia Sánchez Camacho se dejó convencer por los estilistas de Vanity Fair que la encandilaron con marcas de lujo como Gucci y una buena dosis de Photoshop. Dentro de unos días, oiremos las lamentaciones: «Es que de las mujeres políticas solo hablan de nuestra ropa»…

cospedal-abc

 

arantza

 

alicia-vanity

 

alicia-vanity2