Tous, Santi Vila y otras joyas del procés

Hace más de quince años que en el sector de la moda y el diseño de este país (me refiero a los profesionales, a los que viajan como mínimo tres veces al mes a París, Milán, Nueva York, Amberes, Londres o Japón) se escucha la misma chanza: «Tous, la marca de los pobres». Y es que el anhelado osito que Rosa Tous consiguió convertir en objeto de deseo entre las clases populares -obreristas (alienados en clase media) y nuevos ricos (alienados en nunca seréis clase alta)- copiando la cajita azul de Tiffany servía para detectar ipso facto la falta de gusto, carácter y conocimiento de sus clientes.

Hoy, debido a una cuestionable campaña de marketing -léase una falta de filosofía, ética y principios no sólo empresariales, también personales (más allá del mantra económico «lo que nos haga ganar más dinero)»-, llevar un producto de Tous es posicionarse políticamente con el unionismo y el 155. Así, este mismo lunes, cuando los reyes recibieron en el Palacio Real al presidente de Palestina, los medios de comunicación interpretaron los pendientes que colgaban del lóbulo de las orejas de Letizia como un guiño de apoyo implícito a la marca catalana que está tratando de desvincularse desesperadamente del independentismo y de todo lo que huela a secesionista por miedo a que la campaña navideña se vea afectada negativamente. SEGUIR LEYENDO

pendientesleti 2

Más de Mas

Pilar Rahola sigue con su monopolio de Artur Mas y dedica las 24 horas del pasado domingo al nuevo president. En el reportaje para La Vanguarida se descubre que el líder de CiU no utiliza laca (la pregunta es cómo aguanta entonces ese tupé), que le recortan los pelos de la nariz (gracias, podríamos haber seguido viviendo sin conocer este dato), y que cuando posa en bañador, mete tripa (como todos).

Nadie puede resultar atractivo de esta guisa

Meter tripa no le favorece

Artur Mas, entre pechos

Su peluquero asegura que no tiñe las canas y que no usa laca. Lo primero, vale. Lo segundo...

¡Qué cara de felicidad! ¿Presagiaba el resultado?

Esta imagen me recuerda mucho a las de Obama. Como él, Mas sigue confiando en el mismo barbero de toda la vida.

El conjunto de él es acertado. Helena Rakosnik está un poco descuidada. Esperemos que al ser primera dama se ponga las pilas.

Cuidado con empalagar a la gente con el tema romanticón.

Aunque estemos de celebración, hay que controlar la corbata y la camisa (especialmente por Oriol Pujol)

Si seguimos el modelo Obama, quizá os hubiera servido también un lento. ¿No?