cfk

CFK se pierde el Mundial pero cena con Putin y sus pieles

Ayer todo el mundo la buscaba en el estadio de Maracaná apoyando a la selección argentina. La instantánea hubiera sido histórica: tres mujeres, jefas de gobierno, presidiendo un Mundial de Fútbol. Pero Cristina Fernández de Kirchner alegó dolor de garganta -y el cumpleaños de su nieto- para dejar plantadas a sus homólogas Dilma Roussef y Angela Merkel.  Un argumento ya dado días antes para no acudir tampoco a las celebraciones del 9 de julio, cuando se conmemora la Independencia de Argentina. Sin embargo, CFK no presentó problema alguno para recibir el sábado a Putin y ofrecer en su honor una cena de gala en la Casa Rosada. Al evento estaban invitados también los presidentes de Venezuela, Bolivia y Uruguay pero finalmente solo este último, José Mujica, pudo acercarse al país vecino. La jefa de estado argentina escogió para la velada un ostentoso abrigo negro de pieles, típico de nueva rica. ¿Sería imprescindible para cuidarse la garganta? Ya hace unos meses, en su visita a París, también lució una capa de piel blanca y un abrigo camel y pese a las insistentes preguntas de los periodistas galos que deseaban conocer la procedencia de la prenda (auténtico o artificial), la presidenta enmudeció.

 

cfk

Bajo el abrigo, un ajustadísimo vestido negro de raso. Completaba el look con sus habituales carísimas joyas. Quizá por eso, Mujica miraba para otro lado.

JOSEMUJICAPUTIN

CFKHOLLANDEayuda

CFK no aclara si sus pieles son “sintéticas”

Tras su esguince en Roma, algunos dudaron de que la presidenta argentina continuara su periplo por Europa. Quienes se plantearon tal dilema se olvidaron de que CFK jamás le diría “no” a París. Con férula y todo, la mandataria ha lucido un espléndido vestidor en la capital mundial de la moda y se ha sentido reina en el Elíseo con la estimable ayuda de François Hollande. Respetando el medio luto, Fernández de Kirchner defiende con uñas y dientes su máxima proclama: “antes muerta que sencilla”. Sin embargo, con tanto desfile de pieles, normal que a los periodistas franceses les preocupara si los abrigos eran sintéticos. Ella, como siempre que le incomoda tremendamente algo, hizo la callada por respuesta.

cfkhollandedelamano

CFK, con tacón bajo a causa de su lesión en el pie izquierdo ocurrido, se movía con cierta soltura por el Elíseo gracias a la ayuda de su homólogo francés. Bajo la maravillosa (pero si es auténtica, que estoy convencida de que lo es, condenable) capa blanca de piel, llevaba un vestido a cuadros negro y blanco (medio luto) a juego con el collar.

CFKHOLLANDEsentados

La dejan un rato a solas en el Elíseo y conquista Francia. El placer que le debió provocar estar sentada en esos magníficos sillones no podemos llegar ni a imaginárnoslo.

cfkparis

Bueno, bueno… Parisina a lo Yamamoto total. Me apasiona este look. La pashmina es de Louis Vuitton. Se lo puso para homenajear a Napoleón (¿¿¿homenajear a Napoleón????)

cristina

Aquí con el primer ministro francés. Abrigo de piel beige sobre blusa tejida y la pañoleta de Louis Vuitton.

 

s3portada

Las pieles de S3

Como ayer os comentaba en el post sobre el bodorrio de los chiquillos de Planeta y Repsol, no encontré una instantánea en la que pudiéramos observar con todo lujo de detalles el atavío de la vicepresidenta del gobierno. Porque aunque advertimos su estrategia sarkoziana (en esto el ex presidente galo era un as) al subirse unos peldaños por encima del propio presidente del gobierno y la ministra de fomento (alias “Caperucita” o, como la rebautizasteis en facebook, “hola, soy tu menstruación”) y sus guantes largos de ante para las ocasiones más importantes, a mi me quedó la duda de que si lo que brotaba por su pecho eran pieles. Y hoy, gracias a esta fotografía, descubro que sí, que S3 se puso pieles falsas -vamos, espero que fueran sintéticas. Qué necesidad tendrá la número dos del gobierno de provocar un debate sobre este tema.

s3

A ver, el vestido -con los botones y el cinturón- es horroroso. Quizás para el día a día y con otros accesorios, aún. La corona de piel azul marino no se luce así. Los guantes, insisto, parecen vendas. Y la cartera de mano… Si me dicen que es de los chinos me lo creo. Ojo, que uno de los guantes los sostiene en la otra mano. ¡Momentazo Gilda!

caperucita

Con todo, completamos el cuento. Ana Pastor en el papel de Caperucita Roja, Soraya Sáenz de Santamaría en el del lobo y Mariano Rajoy como abuelita.

Memorias de Aznar

Concentración de casposos en Madrid. ¿Motivo? La presentación del último libro del ex presidente Jose Mª Aznar. Entre los invitados, os podéis imaginar… Sin embargo, me quedé perpleja con la corbata de Mariano Rajoy. ¿Un golpe de efecto para mitigar que Aznar confiese en sus memorias que Rajoy fue su segundo plato tras la negativa de Rodrigo Rato? Por cierto, el retrato de Aznar en la portada del libro parece cachondeo. Vale que se afeite el bigote, ¿pero en serio es necesario que quede de esa manera, en plan velcro? 

Curioso que cada uno lleve la crencha trazada en un lado distinto... Rajoy (izquierda), Aznar (dcha)

 

Aunque Botella fue de rojo (menuda miradita...), la corbata de Rajoy seguía robando protagonismo al evento.

 

Entre las damas, pieles...

 

y más pieles. Ideales para engancharse a Aznar ;)

 

Para que os hagáis una idea de los asistentes. En primera fila, fijaros en Ana Pastor. La ministra de fomento cuando apuesta por looks masculinos siempre acierta, lástima que no lo haga más a menudo.

Vestidas para el 12-O

Dicen que el de ayer fue uno de los desfiles militares más austeros que se recuerden. Y algunos medios, repasando el estilismo de los invitadas a la fiesta nacional, justifican así las horteradas estilísticas de nuestras dirigentes. Yo que las observo todo el año, les aseguro que su mal gusto es innato y nada tiene que ver con intentar economizar en tiempos de crisis.

PD. No encuentro foto de Cristina Cifuentes, delegada del gobierno en Madrid, pero me reí muchísimo con ella. Sus altísimos tacones la hacían andar hacia atrás (hay que practicar primero en casa, reina), era como una muñeca de famosa. Ojo porque algo así, y no las manifestaciones que tanto le molestan,  sí que puede entorpecer el tráfico en el centro de la capital.

 

¿Las pieles de la infanta Elena son un recuerdo de las cacerías de su padre? ¿Es necesario que lleve una pulsera de plástico con los colores de la bandera bajo otra de oro para demostrar su patriotismo?

 

Al príncipe le favorece la barba. Al rey le convendría favorecerse con lo que sea. El 12-O y Letizia son una mala combinación; no hay manera de que acierte con su vestuario. Ese falso tweed Chanel era espantoso y no le pegaba nada. Empieza a cansar un poco con tanta pose.

 

Pobre Soraya... Como nunca la vimos con algo así, no la habíamos advertido: la falda abullonada, no te conviene. Las rallas horizontales, tampoco.

 

Elvira Fernández no iba mal (creo que el blaser es de Zara)... El collar XL le sirvió al acabar el acto para saltar a la comba con las ministras. El atrevimiento del calzado...¡La esposa de Rajoy se está animando! Creo que le falla muchísimo el maquillaje.

 

Aunque en esta fotografía no está muy favorecida, estaba guapa porque lo es. Pero el vestido de encaje quizá no fuera el más idóneo para un acto como el de ayer. Creo que se ha quedado encallada en el Vaticano Style de la semana pasada.

 

Fátima Báñez apostó por abrigo saco de patatas en color "¿mierda?" y broche horca para comprobar si aún le falta un hervor. Por cierto, nota para Wert: No asustes a los niños catalanes. Si el tema consiste en adoptar tus pintas para españolizarse, hasta yo renuncio a mis raíces.

 

Lo de esta mujer es preocupante. Cualquier día aparece con un par de coletas y dándole lametazos a una piruleta gigante. Ayer, la niña Ana Mato con manoletinas.

 

Ana Botella ha cogido unos kilos para asumir más responsabilidad como alcaldesa de Madrid. De ahí la casaca roja que se plantó.