PEDRO SÁNCHEZ (PSOE) SE REUNE CON MILITANTES PSN EN PAMPLONA

Que se mueran los feos

PEDRO SÁNCHEZ (PSOE) SE REUNE CON MILITANTES PSN EN PAMPLONAOtra vez, el aspecto de un candidato centra el debate político. Pedro Sánchez, apodado «el guapo», ha recibido los mismos ataques injustificados que otros representantes públicos por el hecho de haber sido bendecido con un físico agraciado. Y como en todos los demás casos, resulta curioso observar que los comentarios más maliciosos provengan de sus propios compañeros de partido. ¿La belleza está reñida con el liderazgo o es que la envidia también afecta a la casta política? BSO Que se mueran los feos

Recuerdo un estudio que se hizo con bebés que demostraba que los recién nacidos, a pocas horas de llegar al mundo, ya se sentían más atraídos por los rostros que su entorno (sociedad) inmediato consideraba bellos. Y aunque sepamos que la belleza es algo totalmente subjetivo, es cierto que la energía (seguridad) que desprende el que se considera bello es mágica y hace guapo al más feo. No obstante, en determinadas situaciones el atractivo puede llegar a resultar perjudicial. Y por la cantidad de descalificaciones que en política se han oído siempre del que luce con encanto (y
me remonto a la Grecia de los sofistas), cualquier diría que la gobernabilidad de un territorio sea incompatible con la belleza de su líder. Así que aunque los prejuicios sean políticamente incorrectos (rubia, tonta; guapa, tonta; presumido, tonto; sonriente, tonto…), al final son los que nos guían. En la carrera por representar a los socialistas galos en las presidenciales de 2007, los aspirantes masculinos no dudaron en tratar de desacreditar a Ségolène Royal basándose únicamente en su apariencia: «Las presidenciales no son un concurso de belleza» y «no podemos reducir las elecciones a una pugna por ver quien lleva el mejor look». Edu Madina, hastiado lógicamente de que le recuerden el sex appeal de su rival y, todavía peor, de que le recriminen la ausencia de toda sensualidad en su ser (consejo gratis: debería dejar de vestir como un adolescente. Se puede ser moderno y jovial sin parecer Daniel el travieso en plena pubertad), no debe caer en el mismo error que sus camaradas galos cometieron con la actual ministra de ecología de François Hollande (una bestia que de tanto andar con bellas dejó de comer chocolate para instalarse en el Elíseo).

En Chile, acusaron a Camila Vallejo de poseer una belleza endemoniada. De Adolfo Suárez se repitió hasta la saciedad (hasta hacerse verdad) que ganó las elecciones gracias al voto femenino. Los responsables de campaña del PSOE, retiraron los carteles electorales de Trinidad Jiménez vestida con una chupa de cuero por considerarla «demasiado guapa». (…)

 

 

ségolène royal      suarez    camilavallejo

 

Demasiado bueno para ser verdad

Dicen que los prejuicios y clichés nacen siempre a causa del miedo y el temor que nos produce lo desconocido. Quizá la intransigencia política con la belleza tenga más que ver con el hecho de que la perfección hace poco creíble al candidato. Por eso, nos hicieron partícipes de que Kennedy tenía una pierna más corta que otra o que Barack Obama tira los calcetines al suelo cuando se mete en la cama. Vamos, una forma sutil de decirnos que pese a la imagen idealizada como presidentes de EEUU, eran de carne y hueso. Y eso que los americanos, norte y sur, como nos llevan años de luz de ventaja en comunicación política no verbal andan ya más acostumbrados a mandatarios de portada de dominical; pero aún así, ¿a quién no le crea desconfianza, en los tiempos que vivimos, algo que reluce en exceso? El presidente mexicano Peña Nieto, con su tipín tan medido, lo tendría complicado en España. Y no es una suposición porque ahí tenemos el ejemplo de lo que le costó llegar a la Generalitat de Catalunya al president Mas. Caricaturizado como el príncipe de Shrek (guapo: malo), el líder de CiU poseía una imagen demasiado americanizada para el electorado catalán; ahora que lleva las gafas y se está quedando calvo, mucho mejor. Por esta regla de tres, pensaréis muchos, Miquel Iceta arrasará en las próximas elecciones. Tampoco es eso, a los de belleza despistada se les exige, por lo menos, unos mínimos de elocuencia y arte en la oratoria (no me preguntéis por el caso de Rajoy, ahí aplicamos otra regla: de lo malo, lo mejor -¿o era lo peor?- ).

Por no alargarme más, no condenemos a la belleza en política. De momento, ya nos han ofrecido mucho más de lo que cabía esperar de la clase política actual;)  

kennedy  obama

peñanieto  mas

 

celacraulcristina

Raúl Castro pasa de la guayabera en la Celac

La II cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) concluyó ayer en La Habana. Este tipo de encuentros siempre son interesantes gracias a que algunos representantes no visten al uso occidental y conseguimos salir de la rutinaria indumentaria diplomática. Sin embargo, pese a que la guayabera fue oficializada como indumentaria política para los cubanos, Raúl Castro prefirió enfundarse el traje y la corbata occidental. Ganas de internacionalizarse.

celacfamilia

Me encanta esta foto de familia porque casi nadie mira al objetivo… Da la sensación de que a alguien se le ha caído un pendiente o un anillo y lo anden buscando;)

El bloque sin corbata: Mujica, Maduro (las camisas guerreras del venezolano son espantosas en todos los colores pero aún más en blanco. Encima estaba excesivamente arrugada -y no creo que sea lino- y se le veía el cuello de la camiseta interior… arghhhh), Morales (¿más gordito o solo me da a mí esa impresión?) y Correa. Pero así como el uruguayo y el boliviano son fieles a su reticencia al uso de la corbata, el presidente de Venezuela y el de Ecuador se sirven del lazo cuando les conviene.

 

celacpeñanieto

Raúl Castro saluda a su homólogo mejicano. Curioso que la obsesiva perfección de Peña Nieto no logre superar ni siquiera a la figura de Raúl Castro. Porque al cubano, ya sea con guayabera o traje y  aunque no cuente con la planta de su hermano, se le nota y mucho que recibió educación protocolaria.

 

celacraulcristina

Cristina Fernández de Kirchner sigue con el medio luto o con el bicolor Chanel.

 

putin

El APEC aprovecha la ausencia de Obama para volver a disfrazarse

Tras cuatro ediciones de APEC (Foro de Cooperación Económico Asia Pacífico) sin disfrutar del divertido posado con todos los mandatarios ataviados con las ropas del país anfitrión, por fin, este año ha vuelto la alegría a la cita. John Kerry, Putin o Peña Nieto, entre otros, se han enfundado las típicas camisas coloridas de Bali. Seguramente, la no asistencia a la reunión de Barack Obama haya contribuido a que se recupere esta tradición que se remonta a 1994, cuando el presidente indonesio, Suharto, se le antojó que sería una magnífica idea homenajear la cultura de su país vistiendo a los mandatarios invitados con un batik. Desde entonces, los líderes mundiales  han sido retratados con ponchos, guayaberas, vestidos vietnamitas, cazadoras canadienses, parcas australianas, cuellos mao… Sin embargo, los años en que las citas se dieron en Japón y en Rusia, se optó por el traje diplomático occidental. Por su parte, fue el actual presidente estadounidense el que decidió acabar con la tradición en 2011 en Hawái.  Mientras sus homólogos preguntaban por los sujetadores de coco, Obama -poco dado a disfrazarse ni en Halloween-, les informó que esa ceremonia ya era historia. Bueno, eso se creía él…

johnkerry

Me encanta esta foto… Más me hubiera encantado ver la cara de Obama al recibir la instantánea de su secretario de estado… jajjajajajaa

putin

Putin con esa camisa estampada está listo para asistir a la fiesta del orgullo gay.

peña

Angelica Rivera se confunde con el fondo.

todosapec

 

mojado

Por fin Peña Nieto se mojó

Si hace unos días criticábamos la exagerada pulcritud que presentaba el presidente mejicano para manejarse en las zonas arrasadas por Manuel, hoy celebramos que Enrique Peña Nieto se haya ensuciado los zapatos en las inundaciones que han afectado a Guerrero. Con una camisa a cuadros en tonos verdes y unos chinos camel, paseando en mitad del fango, finalmente Peña Nieto se mojó. Sin embargo, entiendo que esa no era su intención. Vamos que lo de mojarse fue impuesto o un castigo divino porque sus ropas tampoco eran en esta ocasión las más convenientes: ¡un chubasquero y unas botas de agua o unas chirucas para la próxima vez!

PD. Muchas gracias a Kevin Orlando Romero-Díaz que, vía Facebook, me ha hecho llegar esta información.

peñanieto

PEÑANIETO

La falta de empatía de Peña Nieto en las zonas devastadas por Manuel

El presidente mexicano no es capaz de deshacerse de ese aire de niño repelente ni siquiera cuando acude a visitar las zonas de su país más afectadas por las lluvias torrenciales del ciclón Manuel. Por eso, aunque Enrique Peña Nieto  emulara al presidente Obama doblando cuidadosamente las mangas de su camisa con el objetivo de parecer más cercano, el resto de su atavío -peinado, calzado y pantalones- no casaba con el entorno devastado. Nadie espera que el presidente se llene de fango, pero escoger un estilismo tan evidente a la ausencia de manchas, hace poco creíble su implicación en la desgracia.

PD. Tal imagen de Peña Nieto me ha recordado a la del gallego Alberto Núñez Feijóo cuando se dejó fotografiar  en un fuego armado con una manguera y unos mocasines.

 

PEÑANIETO