CuquiCup, la película

 

Coincidamos o estemos a las antípodas de su ideología, hay que reconocer que actualmente no existe otra formación más coherente y creíble que la CUP. El corto que han estrenado esta mañana como vídeo de la campaña electoral del 27-S está repleta de guiños estéticos a la indumentaria de izquierdas. Veamos.

1. Sandalia de Rato. Cae la famosa chancla de la furgo y se la calza David Fernàndez.

2. Camiseta sin mangas y pantalón corto. Estética dañina a la vista en cualquier circunstancia (aunque estés solo en casa o seas el único espécimen humano que habite el planeta Tierra) pero en el contexto, permisible.

3. Pecholobo. Arrufat aparece despechugado. Bueno, en ese contexto, lo pasamos.

4. Goticuqui. Isabel Vallet con total black look y las uñas perfectamente lacadas a juego (no se puede ser más cuqui).

5. El hombre antiguo. Antonio Baños con hermilla, corbata, camisa rosita… Ya, ya lo sabéis: #muerodeamor Eso sí, lástima el nudo…

6. El gato de la suerte. Como los chinos lo copian todo, ahora muchos no saben que la figurita es japonesa. El diseño nipón es el más alternativo del mundo. Son cuquis hasta para las bromas.

7. Mantel de cuadros rojos y blancos (espero que no sea un hule). En serio, no se puede ser más cuqui.

8.  El mono de Rosie la remachadora. No hay una pieza de vestir más icónica en la lucha feminista que el mono azul. A Gabriela Serra le queda estupendamente. Yo de ella lo convertía en uniforme permanente. Las botas de montaña de Bel, con ese estilismo y en ese lugar, tienen todo el sentido del mundo.

9. Los malos. Los malos llevan pulserita independentista de PVC. No son ecos, no son cuquis.

 

Gallardón, caracterizado de Albéniz para Garci

Aquí están. Las primeras imágenes del ministro de justicia caracterizado como su tío abuelo, Isaac Albéniz, para la nueva película de Garci. Aunque la generosidad del vello en las cejas parece cosa de familia, las canosas de Gallardón no hacían honor a las del músico que rizaban el rizo tendenciero de la época (finales del XIX). También, el ex alacalde de Madrid ha necesitado una buena barba postiza para encontrar parecido con su pariente. Habrá que esperar unos meses para ver el resultado pero este «Tú cara me suena» político no acaba de estar muy conseguido. Banda sonora para este post, una verdadera delicia:  Isaac Albéniz – Suite Espanola No. 1, Op. 47 +: No. 5. Asturias (Leyenda)

Thatcher no renunció a sus perlas en inglés y a su bolso en español

Este fin de semana pillé por casualidad en la Sexta 3 (excelente canal para disfrutar del buen cine) el trailer en español de La Dama de Hierro. En él, dos asesores intentaban convencer a la candidata conservadora de que se deshiciera del sombrero y del bolso para conseguir ser una líder creíble. Margaret Thatcher, interpretada por la gran Meryl Streep, contestaba: «Tal vez me convenza para dejar el sombrero, lo del bolso, sin embargo, no estoy dispuesta a negociarlo de ninguna manera». Pero hoy, para escribir esta nuevo post, he preferido ver el adelanto de la película en versión original y el diálogo cambia significativamente. No era el bolso lo que no era negociable, eran sus perlas…

La primera ministra británica creció vistiendo la ropa que su madre, modista, le confeccionaba. No fue hasta que se casó con un hombre de economía holgada que no empezó a comprar y crear su famoso estilismo. El azul tory, los sombreros, las blusas de lazo, su bolso de mano, el collar de perlas que su marido le regaló cuando dio a luz, los trajes de chaqueta y falda estructurados o su melena cardada… aún hoy le pertenecen. En el film, entre otras firmas, el vestuario se nutre de un bolso de Prada, un abrigo de Valentino tory-azul y una blusa de lazo de Derek Lam.