Se acabó la austeridad para Letizia

La reina Letizia estrenó ayer, para acudir al 75 cumpleaños de la reina de Dinamarca, la tiara que Felipe le regaló con motivo de su 5º aniversario de bodas, valorada en 50.000 euros. La «tiara princesa» está formada por 400 diamantes y 10 perlas australianas y, hasta la fecha, la reina no se había atrevido a lucirla nunca debido al contexto de crisis. En suma, parece que se acabó la austeridad (por lo menos en palacio).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

delavega.por

De la Vega, muy cariñosa en Barcelona

Ayer se presentó en la Ciudad Condal (concretamente en el Caixa Forum, espacio de una entidad bancaria que, en mi humilde opinión, se antoja poco recomendable para acunar cualquier acto humanitario) la ONG Mujeres en África de la ex vicepresidenta del gobierno en la era Zapatero. A la cita acudieron representantes de la política, cultura y economía catalana. Y aunque a muchos les ciegue analizar el look de María Teresa Fernández de la Vega (telita…), esta vez me sorprende más su actitud excesivamente cariñosa y tan poco frecuente en política.

delavega-gispertluna

El dibujo de la casaca de De la Vega (¿un Versalles?) quizá no era lo más adecuado para presentar su ONG. ¡Ojito también al calcetín ocre con peep toes plateados! Sin embargo, casi prefiero el look ecléctico de la socialista que el look rancio de Núria de Gispert y Llanos de Luna.

delavega.por

Empiezan los arrumacos… Fernández de la Vega acaricia el pecho del alcalde de Barcelona, Xavier Trias. ¿Le gustaría el tacto de la americana del convergente?

delavega-montilla

Bueno, bueno… Jamás en la vida me habría imaginado a Montilla, ex president de la Generalitat de Catalunya y hombre soso donde los haya, en actitud tan cariñosa con una churri. Y menos que la churri fuera Fernández de la Vega… jajajajajjaja

 

cospedalpor

Las bodas del PP

Este post va a ser muy, muy escueto. Solo para advertir que las mujeres del PP cuando van de boda la pifian. Y he aquí una demostración más. Mª Dolores de Cospedal en el enlace del hijo del alcalde de Sevilla. De los hombres, qué más decir…. ese efecto naftalina…

cospedal

El calzado no era el más conveniente. La pulsera sobra y el marido casi que también.

zoido

Zoido, aún con chaqué, fiel a su estilo zarrapastroso.

montoro

Las gafas, la corbata, la americana desabrochada… El ministro de hacienda, Cristóbal Montoro.

 

Letizia alecciona a imitadoras

En este país se ha convertido en deporte nacional meterse con la princesa de Asturias. Y claro, empapados ya del espíritu olímpico, Letizia ha vuelto a recibir la dosis de impertinencia diaria de algunos medios. Ayer estuvo en audiencia con el grupo femenino de atletismo de Toledo y llevó un vestido de estampado tribal con sus altísimos tacones nude. Letizia estaba sencilla, pero guapa y elegante. Sin embargo, fue gracioso advertir como las jóvenes atletas intentaron estar a la altura de la ex periodista con minifaldas, peep toes y bailarinas. Mientras unos opinan que Letizia se desanimó al ver a las chicas intentando vestir como ella, yo considero que estaba orgullosa de cómo ha ido creando tendencia. De todos modos, la democratización de la moda tiene eso: vamos todas uniformadas con mayor o menos gracia.

Tengo la sensación que en esta imagen, Letizia les dice: "Veis, chicas. Las princesas ponen primero un pie y después, el otro. Como si tuvierais todo el tiempo del mundo."

Soraya y sus blue velvet

Soraya Sáenz de Santamaría combinó ayer, para su primer consejo de ministros, el negro (de su pantalón y camiseta) con el azul eléctrico (chaqueta y calzado). Los zapatos de la nueva «Vice» volvieron a ser el centro de todas las miradas. No sólo por la considerable altura del tacón, al que ya nos tiene acostumbrados, también por el llamativo modelo que lució: unos botines de ante de la marca española Cuplé de la temporada pasada. La chaqueta es de Hoss Intropia. Por cierto, vuelvo a insistir con el diseño de la cartera de ministro. Mejor que la popular desista desde ya a utilizarla. Lo que resuelve con el taconazo, el bolso lo estropea: ella entera cabría dentro.