Hoy ha venido a blanquearse…

A sabiendas de las críticas recibidas y las que se sumarían, Pablo Motos trató de ser duro, incluso borde, con el invitado. Por su parte, Santiago Abascal llegó con la lección aprendida: sonrisas y gestos afables para rebajar el fascismo de su mensaje y partido. Lo peligroso es que Abascal no es Ortega Smith y cuando lo desea su apariencia no asusta ni disgusta. Así fue como el presentador acabó regalándole a un hombre con #pecholobo (#alertacaspa) un “hasta pareces bueno”. El líder de Vox recogió el piropo y sacó pecho: “lo soy, soy bueno”. SEGUIR LEYENDO 

EGivx3zXkAQpTEj

CDC ya es “nueva política”

La forma sólo es un fiel reflejo del fondo. Tras un apaño de chapa y pintura superficial (CDC-PDC, corbata-sin corbata), las heridas no tardan en salir de nuevo. Porque no es que las apariencias engañen, es que no sabemos (o no queremos) interpretarlas. Y en esta obsesión que viven hoy los partidos españoles y catalanes por querer rejuvenecer, el propósito no parece ser actualizar, mejorar, reformular o desenpolvarse… No, sólo se trata de idiotizarse (los gobernantes son un fiel reflejo de la sociedad). La ideología, los principios y los valores brillan por su ausencia y la estética (indumentaria, escénica, protocolo…) lo constata. Este fin de semana hemos experimentado (sufrido) la de CDC en PDC. Entre la vieja y la nueva política, algunos simplemente se conformarían con otra política (diferente).

#sherpas La nueva política consiste en echarse una mochila al hombro. Si eres de izquierdas, la llevarás con las dos asas colgadas como si te dispusieras a escalar el Himalaya #nosoissherpas o como si todavía asistieras a segundo de primaria con el bocadillo de salami envuelto en papel de plata. La excusa del progre para utilizar este sistema de portacargas y no otro es que “así no te dañas la espalda” (sí, claro, porque dentro de la bolsa, además de un ipad, transportáis ladrillos, no te fastidia).  Si eres liberal, de centro o socialdemócrata (leñe, de derechas), sólo utilizas una correa en plan #soyelchicomásmolón de todo el insti. ¿La excusa para el conservador? “Es que con la vespa es súper cómodo, ¿sabes?” Sé que después de la visita de Obama a Madrid vais a echarme en cara su primer viaje como “mochilero” a la capital española. De excursión, se permite y es recomendable. Ahora bien, observaréis que como presidente haya optado por otras opciones más de adulto (¡creced!).

Nota (només per fotre): La tendencia, en la política española, la introdujo Jorge Moragas (PP). La debió copiar de la serie El ala oeste de la Casa Blanca. Allá vosotros ahora con vuestra conciencia…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Read More

Cuqui República Catalana en potencia

Si es cierto lo de que #elmonensmira, quizá haya que empezar a poner remedio para establecer una auténtica Cuqui República Catalana…

President De momento, estéticamente, el único president en acto (según Aristóteles) que hay en este país (y me atrevo a incluir aquí hasta a España) es Artur Mas. Aunque algunos allegados me comenten que lo hizo con alevosía -dejar en evidencia a su sucesor y que yo me dé de cabezazos pensando en aquello de que #otrosvendránquebuenoteharán-,  hoy estaba niquelao. Hasta la corbata, raro en él, era de 10. Mi reproche es: ara? 

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.01.28

Meticuloso vs. #vaaaaaaa Más allá de la diferencia entre la calidad de tejidos en los trajes (la camisa, la corbata), de la ejecución del nudo o del porte; tienen dos maneras de hacer muy distintas… El president le impone la medalla al president en potencia (según Aristóteles); mientras a Puigdemont #jaliestabecaiguicomcaigui, Mas quiere que quede perfectamente colocada #quietcoi

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.30.58

President en potencia Como el traje y la corbata son un uniforme que viste con desidia, llega a su propia toma de posesión con la americana desabrochada, la corbata mal anudada (por eso le queda corta) y la camisa arrugada. Más tarde, emulando al president en acto, se abrochará. Lamentablemente, la chaqueta le viene prieta y la corbata sobresale (nuevamente, Patry hiperventilando).

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.58.22 Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.58.45 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.58.12

Pelos Ni se ha cortado las puntas, ni se ha teñido el pelo. #relax. Lo único que ocurre es que el #presidentenpotencia se ha peinado un poco. 

Sincuello Carme Forcadell con una chaqueta de cremallera y cuello chimenea (por cierto, tendencia impuesta por Letizia con su Armani el día de la pedida con Felipe de Borbón… #ahilodejo) que le acortaba el pescuezo y le producía #efectoQuicoHoms

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 20.26.42 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.30.51Captura de pantalla 2015-12-19 a las 17.42.16

 

Rakosnik conduciendo a la jove Si al president Mas le va a costar dejar de ser el president, Helena Rakosnik va a precisar de ayuda para dejar de controlarlo todo: sus gestos con la esposa de Puigdemont -estirarle del brazo y colocarle la mano encima del hombro- más que de bienvenida (te explico cómo va esto) eran de suegra metomentodo (te dirijo). Y esta vez, la lección se la dio la jove: en una ceremonia no se lleva bolso de colgar, se usa cartera o bolso de mano. #zasca

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.34.47 Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.35.13

Marcela Tupor Me parecería frustrante empezar a constituir una Cuqui República Catalana (un país moderno) defendiendo la necesidad, en pleno siglo XXI, de una primera dama (figura anacrónica). La first lady fue un invento americano para competir con las reinas (mujeres florero) de las monarquías europeas. Aunque en EEUU se ha intentado “profesionalizar” el cargo; sigue siendo un tratamiento anticuado y que no se aplicaría -reconozcámoslo- a la pareja sentimental en el caso de que la presidenta de la Generalitat hubiera sido una mujer (nadie se entretiene a hablar del primer caballero). Estoy convencida de que la esposa de Puigdemont será lo suficientemente inteligente para apoyar a su marido como esposa, no como primera dama. Los medios de comunicación le impondrán la cruz, pero depende totalmente de ella defender la autonomía de la mujer en el siglo XXI.

Pecholobo ¡¡¡Romeva (ese gris sí que es el correcto para la temporada del año en la que estamos) y Rabell (lástima el ciñe de la chaqueta de punto #estamosquelopetamos) cumplieron con #unsoloboton!!!! Junqueras, a lo suyo… #tumateix

romeva

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.56.21

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.00.12

Intervención a ERC Marta Rovira llevaba un abrigo de terciopelo verde y debajo un pichi azul. Superados los 8 años de edad, ¿quién se pone un pichi? Urge una intervención #enserio

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.02.18INTERVENTION

Mas-Colell becaina No es que duerma, es que el hombre reflexiona así, en #posicionbecaina

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.56.20

Icono de estilo de la CRC Insisto: Lluís Llach es el icono masculino del estilo independiente que precisa la Cuqui República Catalana.

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 9.59.19

No aplaudir ¿Es descortés no levantarse y aplaudir cuando todo el mundo lo hace? Sí, claro. Pero es que justamente se hace para eso: expresar el desacuerdo con lo que se está defendiendo o planteando. El zasca de Mas al rey ha hecho que los monárquicos de la sala -o los que están moralmente vinculados a él- permanecieran sentados y con caras largas. Hasta ahí, ninguna sorpresa.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 19.54.02

Brillos A mí lo que me inquieta es que a Llanos de Luna le brille tanto la frente con la de quilos de maquillaje que lleva encima. Polvos mate, querida, polvos mate.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.35.47

 

Colau Aunque cada vez esté más Merkel (y la gargantilla incida en esta apreciación), el mejor look que le he visto a Ada Colau hasta la fecha. Bueno, no. Miento. El mejor fue este otro #enserio

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.00.47 Captura de pantalla 2016-01-13 a las 10.51.10

No es photoshop. No pega. No combina. Chirría.

Captura de pantalla 2016-01-12 a las 21.27.42

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

President por sorpresa

 

2016-01-10 16.07.08

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hiperventilando. Prometo que llevo horas intentando serenarme -“Patry, cálmate. Acaba de llegar. Hace unas horas no sospechaba que iba a convertirse en president de la Generalitat. Le ha pillado todo por sorpresa… Entiéndelo…”- pero lo del mocasín con traje #mequitatoaslasganasdeseguirviviendo. Y no sólo porque es un agravio a la elegancia (el mocasín es un zapato informal que sólo debe usarse con jeans o pantalones casuals) y a la sensibilidad estética (#maldulls), no. Los castellanos son una tendencia castiza madrileña (vaya, de algunos catetos de la capital del reino) y aquí, en teoría, se trataba de independizarnos y crear una (Cuqui) República Catalana… En fin, hasta unas espardenyes (aunque no sirvan para escalar el Everest) hubieran sido mucho más propias (e infinitamente más sofisticadas) para la ocasión.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.11.14

Desmelenarse… La mata de pelo desgreñada (rebelde) no pega con el uniforme convergente que se empeña en autoimponerse con desgana. Tenemos dos opciones: 1) Cortar el pelo (en mi opinión, le favorece) y acatar la estética conservadora del partido (eso sí, con trajes a medida, camisas de calidad, nudos de corbata bien ejecutados…) 2) Desmelenarse. Atreverse con un look más bohemio y desenfadado (con el que se sentirá mucho más cómodo y podrá ser él mismo). La (Cuqui) República Catalana (CRC) precisa representantes valientes que apuesten por un Dress Code independiente. 

2016-01-09 18.38.55

Aunque se desmelene, habría que vaciar. Tiene mucha mata de pelo y le hace cabezón.

Paternalismo político Pese a la confianza y el afecto, despeinar (en plan #vamosmipequeñín) y pegarle una palmadita en la cara (#yaaprenderás) en público al que te va a sustituir en la presidencia no es lo más recomendable…

palmada

Sábado noche, Whastapp Forca y Simó (las más de la mesa)

-Tía, tía, tía…

-Què passa, tía?

-Demà inve…

-Queeeeeeeeeee?

-Sí, Puigde

-Uala, tía, que forti…

-Sí, sí… Tía, què ens posem…

-Blau estelada

-Einnnnn?

Blau klein, tía

-Ahhhhh….

-Quina risi, tía

– Oks

-Besis

-XOOO

image

Arrimadas haciendo amigos. Sí, vale. Amarillo y negro = taxi /Amarillo y negro = abeja Maya… Festival del humor, ¿eh? La americana (sí, lo de las damas de C’s de atreverse con toda la paleta de pantone para vestir es de análisis freudiano) le sentaba bien y el escote del top era ideal. Ahora, lo más entretenido no fue su vestuario. Lo más divertido fueron las caras que generó (minuto 1.58) en Carles Puigdemont (#notesoporto) y Helena Rakosnik (#pormichurriMATO). Lo de Leonardo DiCaprio con Lady Gaga en los Globos de Oro se queda en ná. 

2016-01-10 19.29.36

No es amarillo #soyindepesoyguay ni tampoco amarillo #CUP. Era amarillo bandera España, amarillo senyera Catalunya…

 

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.56.23

#meaburres

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.05.52

Absoluto desacuerdo #mestáscabreando

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.02.55

#tevoyacrugir

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.11

#esonomelodicesalasalidaguapa

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 22.07.31

#pormichurriMATO

Corbatas ¿Pero dónde narices compran esas corbatas? Cuando tengamos la CRC, quemaremos esa maldita tienda de corbatas horrendas.

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.19 Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.41.08

ERC Hombre, exultantes no se los veía. ¿Contentos? Tampoco. Más bien, #grises y apagadillos. Pero bueno, si hemos superado la etapa marrón/negro, pues ya es un paso.

ERCGRIS

Junqueras pensando en lo que él hubiera dicho si… Rovira pensando que lo que piensa Junqueras ni en sueños…

 

Anticuquis Albiol sostiene la espada láser (bueno, un boli verde) con la que intentará acabar con los cuquis. Además, se mete un bolígrafo en la boca (efecto #cuñaaaaao) y le demuestra a Puigdemont que el traje y los mocasines dominarán Catalunya (#nohopermetispresident).

2016-01-10 18.52.39

#yosoylalevy Esa delicadeza y exquisito refinamiento al sentarse con sus zancos a lo S3 y el floripondio que la consagra como gran dama del PP.

2016-01-10 18.52.13

 

#pecholobo en enero #nohaymáscomentarios

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.43.13

CuquiGabriel Ayer sí se agradecieron (y correspondían para tratar de suavizar la tensión) las sonrisas de la CUP -aunque se antojaran algo cínicas. El lema de la camiseta, genial: “Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede“. En la bancada de JxS, sólo Llach, Romeva y Reyes aplaudieron a Gabriel. Mas no la miró (para mí no existes) en ningún momento de su parlamento. Aunque a veces es mejor que no te miren… Ojo a la miradita #anticuqui que le dedicó Albiol… 

gabrielaplausos

Cabeza y barbilla levantadas (satisfacción)

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.33.45

 

Chaleco rombos, a la hoguera Había idealizado tanto su regreso (terno gris ajustado con reloj de bolsillo colgando) que cuando vi esto, casi muero del disgusto… #cuquicortrencat

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 21.34.40

Mi #hombreantiguo parecía #unhombreviejuno

baños

Menos mal que después empezó a poner poses #cuquis y me fijé que se había cortado el pelo y  #cuquirecuperé a mi #loveBaños

baños2

Pero ese chaleco de rombos va a la hoguera, ¡ya!

CuquiSalellas Ja sé que no l’estimeu gaire… Pero ese jersey gris es apretujable y el detalle de la carmanyola con tarta de chocolate (#cuquifantaseando) para la hora de la merienda es mmmmmhhhhh (eso sí, el papel de plata es cancerígeno y muy contaminante)…

Captura de pantalla 2016-01-10 a las 23.29.29

Las mejor vestidas Me alegra poder decir que, en esta ocasión, las mujeres iban mucho mejor vestidas que los hombres (y eso que ellas, por riqueza indumentaria, lo tienen siempre más complicado). Me gustó muchísimo Neus Munté (muy presidenta) y, por supuesto, adorable, como siempre, Muriel Casals. Lluís Llach, junto con Mònica Terribas, abandera ese estilo independiente que precisa la Cuqui República Catalana para tener una identidad de moda propia. Pero insisto, en el Parlament, hay que quitarse el gorrito #nocorreselriesgodequedardespeinado #respect

muriel  neusmunte

 

llach

Mientras, el jefe de los #anticuquis salía a leer (presidente, insisto; si lee, el mensaje pierde toda contundencia. Sólo tenía que memorizar dos frases… ) que vigilaría de cerca a los #cuquis. Después del vídeo de Fin de año, con Rajoy pasa como con Iceta: ya sólo te los imaginas bailando. Más ayer que lucía una corbata a lo Raphael. Y esto me va de perlas para cerrar esta crónica cantando: “Qué pasará, qué misterios habrá, puede ser mi gran noche…. Y al despertar ya mi vida sabrá algo que no conoce…”

2016-01-10 20.56.51

 

 

 

 

Albert Rivera, vestido

En la campaña electoral catalana de 2010 les pregunté a los seis candidatos a presidir la Generalitat qué significaba la moda para cada uno de ellos. Me llamó especialmente la atención la respuesta del joven (y amabilísimo) líder de C’s: “La moda nos permite exteriorizar nuestra personalidad”. Pues bien, 5 años después y para su salto a La Moncloa, eso mismo vamos a tratar de descubrir mediante su estética y su lenguaje corporal.

“No nos importa qué ropa vistes”. Para ilustrar el eslogan del cartel de presentación de C’s a los comicios catalanes de 2006, un yogurín llamado Albert Rivera aceptó posar desnudo. Sin embargo, no tardó nada en empezar a importar lo que sí se vestía (por lo menos lo que él vestía). Fue uno de los primeros diputados en entrar al Parlament con jeans y en reconocer cierta animadversión hacia la corbata (aunque por aquello de parecer mayor y acatar las costumbres de antaño se acabara atando el nudo). Por aquel entonces, las americanas de terciopelo (pijo) y pana (progre) -siempre en terreno intermedio (el centro)- eran piezas clave en su armario. Informal y jovial, también se lo podía ver con cazadoras de cuero y suéteres de cuello alto. Pero conforme el partido ganaba fuerza, la estética de Naranjito fue cambiando: de los trajes de raso negro de la sección de inflamables (infumables) de Zara a los de Hugo Boss.

Regeneración. El secreto del éxito de C’s es haber acatado la estética ordinaria del bipartidismo pero presentarla como novedosa.  Con entallar el traje, hasta una americana azul Luis Aguilé se puede antojar de lo más vanguardista. Pero por ahora, a nadie le preocupa que las coderas de la Transición (parches para piezas deterioradas o rotas) sean hoy puros ornamentos en prendas recién estrenadas…

¿Con quién lo comparan? Existe la creencia generalizada de que Albert Rivera es “un hombre elegante que viste bien”. Esta afirmación (que incluso suscriben alegremente revistas de moda de este país) se sostiene porque Rivera posee un buen físico (esculpido a brazada de natación), lo comparan con lo “mejorcito” de nuestra casa (Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias…) y él se lo cree (básico para interpretar cualquier papel en la vida). Si bien es de agradecer que un político español en la actualidad reconozca la importancia de su imagen para transmitir su mensaje y se cuide, el líder de C’s no sería en ningún caso paradigma de sofisticación (por Dios, que lleva los pañuelos de bolsillo de pecho cosidos de fábrica…). Para empezar, debería hacerse los trajes a medida (los de confección no le encajan en sus anchas espaldas y le embuten los brazos), aprender a hacerse el nudo, renunciar al pecholobo (¡sólo un botón!)…

Vestirse para la capital. Basta con pasear por el centro de Madrid y Barcelona para comprobar las divergencias estilísticas. Las mismas, o más, se dan entre el Parlament y el Congreso. A sabiendas, Rivera anda adaptándose a la caspa que parecen exigir unas generales en este país sin renunciar al arquetipo de ex alumno de ESADE que vende filosofía de Excel y Power Point. Esperanzada de que se resista a los botones dorados; por el momento, sorprendieron los pantalones burdeos a lo Marichalar en el Hotel Eurobuilding y los chinos de color camel (más intensos que los beige) en el Templo de Debod, combinados con blazers entallados azul marino.

Tomadura de pelo.  Tres soluciones para hacer frente a la calvicie: (1) Recortar el cabello proporcionalmente al grado de alopecia e ir manteniendo; (2) raparse; o (3) someterse a un injerto. Sin duda, la tercera opción es la más costosa y dolorosa. Además, necesita tiempo. Por eso, primero las entradas y luego la coronilla de Rivera se fueron poblando, poco a poco, de espesos mechones rizados. Pero pese a la evidencia, el gabinete de prensa de C’s prefirió atribuir el milagro capilar a unas “pastillas fortificantes”. O intentaron tomarnos el pelo o la formación naranja lleva la receta del remedio en su programa y arrasará el próximo 20-D.

Su punto débil: el lenguaje corporal. Nadie pone en duda las habilidades discursivas de Albert Rivera. Sin embargo, aunque controle perfectamente el arte de la oratoria (palabra, tono, ritmo…), su talón de Aquiles es el lenguaje corporal (no es por alarmar pero el 93% del mensaje lo constituye la comunicación no verbal). Cuando la situación le incomoda o se pone nervioso, sus gestos lo delatan. Así pudo comprobarse en el famoso debate con el secretario general de Podemos. Pese a dominar el formato y mostrarse más ágil que un decaído Pablo Iglesias, el líder de C’s no paró de acariciarse, rascarse, tocarse los brazos, la cara, la nariz (ansiedad). También, el pasado 12-O, exaltado por el besamanos, se le escapó una palmadita al rey que Letzia condenó con su mirada (“menos confianzas en público con mi marido”). Pero su imagen cuidada (que no acertada) y su agradecida empatía con el interlocutor (siempre procura buscar nexos de unión con el contrincante para llevarlo a su terreno) hacen que ni siquiera su eterno y más enigmático gesto haya sido percibido aún por ningún analista político…

El muro de las emociones. Si aún no se habían percatado, a partir de ahora les aseguro que no verán en él otro gesto. Cuando posa o reposa, inconscientemente, sus manos se colocan paralelamente a la altura del estómago (emociones) con las palmas hacia el interior (intimidad). A veces, las manos pueden estar más o menos juntas,  acariciarse un meñique, levantar levemente uno de los pulgares o dar la impresión de que se está colocando bien los puños de la camisa… Pero lo que crea es una especie de muro (protección, aislamiento) con todo lo que le rodea. Equivaldría, en refinado, al gesto que adoptan los niños cuando se retuercen las manos (inseguridad, vergüenza, miedo…). Hace unas semanas, cuando en una fotografía de El Mundo decapitaron a Inés Arrimadas y se centraron en su torso, Albert Rivera quiso mostrar su solidaridad con su compañera reproduciendo la instantánea. Pero mientras la hoy líder de la oposición catalana posaba con los brazos cruzados; Rivera fue fiel (no lo puede evitar) a su persistente gesto de apoyo. 

Mimetismo. Como líder de la formación, influye en sus seguidores. Si Arrimadas ha acabado imitando (de un modo más femenino) hasta el gesto típico de Rivera, con Jordi Cañas también parecían estar perfectamente sincronizados. Estilísticamente, todos los naranjitos (con mayor o menor gracia) pretenden imitar al jefe lo que permite que en mitad del aeropuerto de Bruselas identifiques a uno de sus parroquianos sólo por las pintas (un saludo para mi nuevo conocido y felicidades por el cargo).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.