Junqueras se desboca

En estas últimas semanas de clases, seminarios y conferencias en distintos lugares, siempre acaba algún asistente preocupándose por el ascetismo que padecen los republicanos catalanes desde que desapareciera Josep Tarradellas. Es como si la primera línea de ERC deseara expresamente afearse (un hecho raro que socialmente también se da con cierta frecuencia). Obligado a dejar de utilizar corbata -decisión no tomada (como sería lógico) por la incomodidad (estética y moral) que le produce llevarla sino porque ahora, al igual que le sucede a Joan Herrera, hay que competir con las camisetas pancartas de la CUP -, el cuello de Oriol Junqueras se desboca totalmente incontrolado. Por eso ayer, en el Consell Nacional de la formación catalana, el líder de ERC -de pie, sujetando el micro en la mano y mostrando el pecho lobo (menos mal que no se veía el vello)- parecía que fuera a arrancarse con una canción de Julio Iglesias en cualquier momento. Lógicamente, la cosa no se solventó cuando optó por sentarse: la tensión que sufría la camisa para amoldarse a la relajada figura del republicano se evidenciaba por la curiosidad de su michelín asomando por el espacio entre los botones. La solución es bien sencilla: o empieza a hacer ejercitarse u opta por comprarse ropa para su nueva talla (tanto física como política). Banda sonora de Oriol para Artur Julio Iglesias – Hey – Spanish Version

Su compañera teme recibir el impacto del último botón de la camisa de Junqueras.

El escote de una parlamentaria canadiense

Voy a crearme una enemistad más en este mundo. Esta parlamentaria canadiense de 29 años se retrató para la posteridad de la Cámara con una blusa blanca de escote considerable (considerable para ese contexto, si fuera para acudir de fiesta como anónima yo no estaría hablando de nada de esto). Alguien con vista se fijó en la imagen de Rathika Sitsabaiesan y decidió (por cuenta propia) que utilizaría el Photoshop para evitar babosos en la web institucional. Pero a las asociaciones feministas no les ha hecho ninguna gracia que se retocara la imagen por resultar «sugerente». Eso sí, la única responsable de esta polémica es la propia parlamentaria. Será machista, pero a mí tampoco me apetece verle el pecho lobo a ningún político hombre.

Miss Letizia

Si todos los rumores fueran ciertos, Letizia sería la versión femenina de Mr. Potato. Primero fue su retoque de nariz y mentón, después sus brackets y, ahora, aseguran que se ha sometido a su segundo aumento de mamas (el primero fue antes de conocer al príncipe) y que utiliza pestañas postizas.

Tiran más dos tetas…


Buscando la originalidad, la broma fácil o el voto masculino madurito, una compañera de partido de Angela Merkel utiliza la imagen de su famoso escote para las elecciones generales de septiembre en un barrio de Berlín.

Una candidata de la Unión Cristianodemócrata Alemana en un barrio de Berlín ha decidido utilizar un cartel con el pronunciado escote de su compañera de partido y canciller alemana, Angela Merkel, en su campaña para las elecciones generales de septiembre.

El cartel, con el eslogan «Nosotros tenemos más que ofrecer», es obra de la candidata de la CDU  Vera Lengsfeld en el multiétnico barrio berlinés de Kreuzberg.

Un total de 750 carteles con la imagen de la canciller y presidenta de la CDU cuelgan desde hoy en el distrito, donde Lengsfeld aspira a quitarle el puesto de candidato más votado al verde Hans-Christian Ströbele, una institución en el barrio.

Los carteles utilizan la imagen con la que la canciller sorprendió a los medios en una visita a la ópera de Oslo de 2008, donde en lugar de sus habituales discretos trajes cerrados aparecía mostrando un pronunciado escote.

En el cartel Lengsfeld, política procedente del antiguo territorio germano-oriental, como Merkel, y de 57 años, dos más que Merkel, está a su su lado, en pose y vestido con un escote parecido, aunque menos abierto.

La candidata conservadora, ex disidente de la República Democrática Alemana (RDA), ha defendido su cartel -que, según algunos medios, no ha caído bien en la central de la CDU- en la necesidad de presentarse a sus hipotéticos electores de un modo algo llamativo.

«En mi distrito tengo que salir algo menos convencional», defiende la candidata en declaraciones que publica hoy el popular diario Bild.

Kreuzberg es un bastión tradicional de los Verdes, donde el líder ecopacifista Ströbele, de 70 años, logró por dos veces consecutivas la victoria absoluta en unas generales y con ello un mandato directo al Bundestag, en tanto que candidato más votado en su distrito.

Ströbele es un histórico del movimiento ecopacifista, que no siempre se ciñe la línea de la central de los Verdes y que suele hacer campaña por cuenta propia, apuntalado en su extraordinaria popularidad en el barrio y también su trabajo en distintas comisiones del Bundestag (Parlamento federal).