El mensaje no verbal del rey

Si preferiu llegir aquest post en català El missatge no verbal del rei

Lenguaje corporal

Primer plano Abuso excesivo del primer plano cerrado para un actor carente de expresión facial significativa. Al no haber ningún gesto contundente y de interés en su rostro para anclar el discurso hablado (su mirada no comunicaba nada porque estaba ocupada leyendo el discurso en el prompter), uno se distraía con las pobladas (maquilladas) cejas, el curioso movimiento de sus orejas al pronunciar cada palabra e incluso daba tiempo a descubrir y detenerse en la pobre dentadura del rey…

primerplano

Hacia delante (hacia la derecha) Pese a los estragos de la crisis, Felipe VI anima a que el país siga “hacia delante” (4.54). Curioso que para representar ese avance sus manos, en vez de adelantarse hacia el frente (progreso, futuro…), se desplacen hacia el lado derecho (conservador).

Respeto al reproche El rey clama respeto. En vez de ser una petición optimista -pupilas dilatadas expresando el anhelo-, sus ojos se contraen para exigirlo -amonestación o reproche personal (sólo interviene su mirada, no el resto del cuerpo) por la falta de respeto a la institución y los valores monárquicos = quema fotos CUP.

Puño  Es cuando se refiere a la amenaza del separatismo (a partir del minuto 11) cuando la gesticulación del monarca se multiplica y aparece más sincera (convincente). Aunque verbaliza y escenifica un “brazos abiertos y manos tendidas”, el puño cerrado (unión, fuerza, contundencia) se repite en varias ocasiones (yo mismo me aseguraré de que España siga unida y los Borbones reinando).

Escenografía

Localización Tras el patinazo (ostentación) del Palacio Real, Felipe VI regresa al Palacio de la Zarzuela y recupera el escenario del despacho, uno de los enclaves preferidos de su padre y rey emérito, Juan Carlos I.

Despacho A diferencia del año 2014 cuando ocupó un saloncito (institución cercana y renovada) para su primer mensaje de Navidad, esta vez se ha decantado por el despacho, el lugar de trabajo (diligencia). Sin embargo, la colocación de la silla (parte exterior de la mesa y en un extremo en diagonal) sí pretendía una proximidad con la ciudadanía ya que ocupa el espacio del visitante (el espectador) para integrarse en su realidad.

Atrezzo

Escudo La bandera de España ha sido convenientemente colocada para que se vea el escudo (con la corona). Al no caer de la forma habitual, la europea queda ligeramente tapada (relegada).

escudo

Marca España (para Dummies) En su librería decimonónica, más que las fotografías (las habituales en su despacho), sobresale deliberadamente un título: Marca España.

Flores Las flores de pascua del suelo encajaban perfectamente en el hueco del escritorio. No hacía necesidad de girarlas en diagonal para que coincidieran con la silla.

Sin documentos Se agradece el meticuloso orden de su escritorio (control) pero tampoco era necesario recoger todos los documentos porque se supone (y se sabe) que el mensaje de Navidad también es “trabajo” y se lo ha estado preparando.

Enchufe Intentar que en un despacho no resalten los enchufes. Bastaba con haber colocado una planta navideña en el zócalo…

Alfombra Asentado sobre una alfombra, sus pies no tocan directamente el suelo (realidad). Si pretendían cercanía, al menos las dos patas traseras de la silla podían haber tomado el suelo de madera (solidez/calidez). No habría problemas de desequilibrio porque la moqueta es muy fina.

dumies

Indumentaria

Corbata Inconcebible que un rey aparezca en un mensaje grabado con el nudo de la corbata mal hecho. Razón suficiente para destronarlo.

Zapato hebilla Nada, ni caso. Erre que erre con el maldito zapato de hebilla… Bien, pues yo también insisto: tras la Revolución francesa, el zapato de hebilla sólo conviene si se va a combinar con calzas y/o instaurar un régimen absolutista.

hebilla

 

 

 

 

 

 

 

 

Jordi Carbonell

Señor@s, se nos van los elegantes (los que piensan lo que visten, los que visten como piensan). ¡Y no atisbo relevo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

La (no) investidura visual de Pedro Sánchez (II)

Con demasiada asiduidad se habla desde Madrid de un supuesto clima de crispación en Catalunya… Pero basta volver a visualizar la no investidura de Mas (tanto o más complicada que la de Sánchez) para constatar que -quitando la actitud de #yosoylalevy- la falta de educación y respeto que se ha vivido hoy en el Congreso no se escenificó en ningún momento por parte de ninguno de los representantes públicos catalanes en el Parlament. #verguenzaajena #bastadehooligansparlamentarios

Captura de pantalla 2016-03-04 a las 22.12.23

Read More

Making of investidura Macri y Juliana

Un día, con calma, analizaremos con más detalle tanto al nuevo presidente como a la primera dama argentina. Hoy, sólo repasamos cómo fue la investidura de Mauricio Macri y Juliana Awada.

Make in off Me ha encantado tropezarme con estas instantáneas de la pareja preparándose para la investidura. Creo que ningún president@ antes había compartido este  tipo de detalles tan “íntimos” en un día tan especial. Obviamente, no es casualidad. Todo es marketing, pero creo que, en este caso en concreto, han acertado: han hecho partícipes a todos los argentinos del momento histórico que estaban viviendo de un modo bastante cercano y fresco.

macri

Macri haciéndose el nudo de la corbata frente al espejo (en España, algunos políticos aún no se han enterado que precisan  de un reflejo para ejecutar bien el lazo…). Podríamos pasarnos horas diseccionando los productos de belleza que hay en el baño. Ya os digo que la mayoría de potingues serán de él ;) Veo que el que hace la foto no tiene mucha experiencia… jajajjajaja…

 

peluquería

Aquí, mientras maquillan y peinan a Juliana. No es que el vestido me agrade, pero lo que menos me gustó fueron los zapatos blancos. Ahí debía haber arriesgado un poco más. La niña, en cambio, le dio un toque al look con el calzado masculino plateado (muy a lo Sasha Obama).

 

Captura de pantalla 2015-12-12 a las 10.06.30

Juliana vs. Cristina El blanco (en oposición al negro y la sobriedad masculina que representa el poder oculto) ha significado para las mujeres que han alcanzado el poder un símbolo de pureza y renovación. CFK tomó el bastón de mandos de su marido vestida de blanco y, tras unos años de luto riguroso, el miércoles clausuró su “reinado” de la misma manera. En política no existen las casualidades (y cuando existen, generalmente se las califica de “errores”). Que Julianna Awada escogiera un estilismo que recordara tanto al de Kirchner no se puede atribuir a una simple eventualidad. ¿Motivos? 1) Una mujer no soporta coincidir estilísticamente, aunque sea en días consecutivos, con otra. 2) Julianna tuvo 24 horas para optar por otro estilismo y no lo hizo. 3) Después del feo a su marido, Juliana tenía motivos suficientes para vengarse de CFK. Ponerte un vestido parecido a tu archienemiga, pero luciéndolo con 20 años menos y un físico impresionante, es el equivalente a clavarle el tacón del stiletto en el ojo.

cfk-awada

Blanco, transparencias, bordados, encajes, zapato… Cualquier mujer sabe que ese vestido no responde a la “casualidad”. Hasta la coleta tenía su intención (mi cuello no está arrugado como el de CFK).

 

 

Todo al blanco. Además de Juliana, su hija también vistió de blanco para la investidura de su padre. En primavera (en Argentina están ahora en primavera) es un tono muy recurrido. De hecho, la nueva primera dama también lo escogió para la celebración religiosa (un look más recatado pero jovial, con un conjunto de blazer y pantalón) y para la fiesta de gala (un precioso y sencillo vestido de corte recto con una sexy apertura frontal y el mismo clutch que había lucido por la mañana). Todos los looks los adquirió en una boutique multimarca (firmas internacionales) ubicada en Buenos Aires y llamada Ménage à Trois (nombre sugerente, más cuando Macri confesó que su joven y bella esposa es “insaciable”…).

macrifamily

julianacermonia

Supongo que el pantalón era de lino y por eso se dibujan los bolsillos. Sandalias planas para la ceremonia religiosa. Con lo alta que es se lo puede permitir perfectamente.

 

juliana3

Precioso el vestido. De 10. La sencillez siempre gana.

 

 

Fernández Díaz suda un Rato

Comparecencia no verbal del ministro de interior para tratar de explicar su reunión con Rodrigo Rato.

1. Aflojarse la corbata. Te sientes intimidado. La situación te supera. Estás incómodo. Comienzas a sudar y te cuesta respirar.

2. Recolocar el nudo en público. Símbolo fálico de la coquetería masculina, muchos hombres precisan ajustarse el nudo en público en situaciones puntuales para emular el gesto (socialmente más obsceno) de tocarse sus partes (léase, “me la suda”).

3. Leer la verdad. Si dices la verdad no precisas leer. Te lo sabes de memoria.

4. Mirar de reojo y acariciarse la cara. Si tu cuerpo y cabeza están enfocados hacia delante pero tus ojos miran hacia a un lado, tu actitud es amenazante. Y si te rascas la patilla con un dedo, pareces un mafioso.

5. Reposar la cabeza sobre una mano. Este gesto que el ministro tomó mientras la oposición lo interrogaba la hemos hecho todos alguna vez en clase: “Me aburro y me importa una m… tú y todo lo que me cuentes”.

6. Taparse los ojos y media cara. No soportas la verdad. Estás mintiendo e intentando cambiar la realidad. Prefieres no mirar. Así a lo que te enfrentas, momentáneamente, desaparece.

7. Tocarse los ojos y pellizcarse. “Los ojos sólo se tocan con los codos”, advierten los mayores a los niños pequeños. Pero cuando estás cansado, estresado y pierdes la visión, parece que frotarse los ojos nos devolverá una imagen más nítida (intentamos engañarnos). Y como inconscientemente estamos pretendiendo huir de una situación complicada, el pellizco trata (violentamente) de devolverlo a la realidad.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.