Con faldas y a lo loco

Hace unos días un grupo de niños de un colegio inglés acudió a clase vestido con el uniforme femenino. El motivo fue que, pese a las altas temperaturas de la ola de calor, el dress code escolar no contemplaba el uso del pantalón corto y decidieron protestar enfundándose la falda de sus compañeras. SEGUIR LEYENDO

niños-en-falda1-1024x683 

 

La política, ¿un juego de niños?

Y aunque la falta de originalidad no le reste valor o sinceridad al acto, sorprende que en la escenificación de la conciliación familiar que orquestan las formaciones jamás se contemple a un abuelo o una persona dependiente… SEGUIR LEYENDO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuquitribu

Si escucháramos las palabras («Si yo pudiera…», posibilidad en primera persona del singular), entenderíamos que es una propuesta (a la reflexión) no una imposición. Si observáramos el lenguaje corporal (risita irónica = burla; levantamiento de ceja= ¿tú, pequeño piltrafilla, pretendes vacilarme a mí? Te vas a enterar…; rascarse la nariz=no estoy de acuerdo con lo que estoy verbalizando; boca hacia abajo=no me gusta la idea que me estás planteando pero tengo ganas de escandalizaros un ratito, pequeños burgueses reaccionarios…), entenderíamos que es una provocación (generar polémica) no una convicción (por lo menos, no es suya). Vista la repercusión y los debates en torno al tema, #doblemanga ha logrado su objetivo. #shewins #comunicacióndeguerrilla 

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 17.43.17

Abran las fronteras

En los campamentos de refugiados han empezado a afeitar a los niños y niñas para que no pillen piojos. Neus Català, superviviente de un campo de concentración nazi, explicó que lo más terrible de que te raparan la cabeza es que lograban despersonalizarte. Quizá no debería comparar los dos casos, pero visualmente no puedo evitarlo. #openBorders #openMinds #openHearts

 

El aprendiz de Obama: Justin Trudeau

Esperando que mis múltiples suplicas y peticiones obtengan respuesta y alguien clone a Obama antes de noviembre, de momento, voy a tener que conformarme con Justin Trudeau… El primer ministro canadiense ha llegado a Washington como el heredero político que el presidente estadounidense no tiene en casa. Admirador confeso del estilo (político y estético) de Obama, el equipo de campaña del actual canadiense se inspiró en él para hacerse con el poder. La sintonía entre ambos es palpable.

Chaleco Un hombre con un terno (un tres piezas) resulta de una sofisticación abrumadora. El primer ministro canadiense no acostumbra a utilizar chaleco por lo que sospecho que buscaba impresionar y no quedar en evidencia al enfrentarse a la perfecta imperfección indumentaria de #loveObama.

Captura de pantalla 2016-03-10 a las 17.34.46

Read More