suarezhija2

Adolfo Suárez, paradigma de la seducción política

“Suárez es un seductor”, afirmó Santiago Carrillo tras la primera reunión con él. La elegancia y el don para la oratoria de Adolfo Suárez se acompañaban de una imagen impoluta y arrolladora que nunca ha vuelto a repetirse en suelo español. Y pese a que muchos sigan sosteniendo que el físico del primer presidente de España en democracia significó un imán para el voto femenino en las elecciones de 1977, lo cierto es que su atractivo, tanto estético como político, conquistó también a los de su mismo sexo; de ahí la gran demanda en las barberías del corte a navaja, el hoy ya eterno corte Suárez. Repasamos las claves del Adolfo Suárez seductor:

1. Honesto. Los adjetivos más repetidos para definir a Suárez estos días son nobleza, fidelidad, amabilidad, dignidad, cercanía… En esta descripción mucho tuvo que ver el hecho de que el presidente siempre dialogara, incluso con las cámaras, mirando a los ojos de sus interlocutores (fueran quienes fueran). Sus ojos vidriosos hablaban de verdad.

suarezojos

Fue director de TVE, un mensaje pausado, conciso y honesto fue clave para acercarse a la ciudadanía española.

 

 

2. Respetuoso. Suárez entendió a la perfección que el respeto hacia uno mismo y hacia los demás no sólo se plasma a través de palabras y gestos, la apariencia con la que uno se presenta en sociedad es fundamental. Los trajes de tres piezas con chaleco alto, los puños sobresaliendo siempre lo oportuno, el peinado a navaja o su debilidad por los gemelos lo diferenciaron del resto. Y con esa imagen de elegancia clásica representó a España en el panorama nacional e internacional.

suarezgolpe

Pleitesía a los tres hombres (Gutiérrez Mellado, Carrillo y Suárez) que el 23F no se arrodillaron ante los golpistas. Pero impresionante también, en tremenda situación, la magnífica caída del terno del presidente.

suarezamericanacruzada

Aunque acostumbraba a lucir americana sencilla, a veces también se decantaba por la cruzada. Aquí, con Leopoldo Calvo Sotelo.

suarezgemelos

Si al rey le chiflaban las corbatas, a Adolfo Suárez le entusiasmaban los gemelos.

suarezcarrillo

Para acercarse a sus contertulios con ciertas reticencias aún al traje burgués, no dudaba en desabrochar su americana y darle un aire mucho más popular.

 

 

suarezinternacional

Cuando el jefe del ejecutivo español no quedaba en evidencia (e incluso sobresalía) ante un presidente estadounidense. Con acierto, muchas veces se refieren a Suárez como el Kennedy español o, lo que hoy sería, el Obama español.

 

 

 

suarezinternacional2

Sofisticado junto a la guerrera de Fidel Castro.

suarezfelipe

Lo mismo que hizo con Carrillo, lo cumplía con el modernillas de Felipe González. No le hacía falta pana, coderas o melenilla, chaqueta desabrochada y echada con gracia hacia atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Familiar. Obviamente, los años de su mandato exigían a un líder valiente. Y lo más fácil para él, como tantos otros hicieron y harán, hubiera sido albergar la seguridad y la seriedad imprimiendo lejanía y frialdad. Sin embargo, Suárez prefirió el respeto al miedo y sus estampas familiares y privadas convirtieron por primera vez a un político español en icono de estilo.

suarezinformal

Disfrutando de unos días de vacaciones junto al amor de su vida, Amparo Illana. El moreno intensificaba su atractivo y esa preciosa camisa celeste desabrochada… impresionante.

suarezhija

Esta, abrazado a una de sus hijas, es mi fotografía preferida de Suárez. Además de la belleza de la instantánea, retrata los característicos suéters de cachemir de cuello cisne del presidente.

 

zara

Kate cambia su tiara de reina por bisutería de Zara

Los duques de Cambridge asistieron ayer al estreno en Londres del último film dedicado a la vida del expresidente sudafricano,  Mandela: El largo camino hacia la libertad. Antes de que acabara el visionado, el príncipe Guillermo y su esposa fueron avisados discretamente del fallecimiento de Mandela. Para la noche del estreno, Kate Middleton repitió un largo vestido crema de Roland Mouret con corte en la pierna que combinó con unos zapatos de ante negros de Prada y un collar de bisutería de Zara. Este accesorio de la firma española de low cost llama la atención ya que hace solo dos días se pilló a la duquesa de Cambridge portando una tiara del cofre real, de incalculable valor, para una cena de gala junto a su marido. Desde su boda, a Middleton no se la ha vuelto a ver con una joya como diadema.

zara

kate2

Mandela: Long Walk to Freedom Premiere - London

 

katetiara

Castro acalla rumores de muerte con sombrero de paja y camisa de cuadros

Tras varias semanas de rumores acerca del posible fallecimiento de Fidel Castro (86 años), no es de extrañar que la que ahora escribe despertara de los efectos de la anestesia, por una pequeña intervención, con la sensación de haber compartido mi profundo sueño con el comandante cubano. Sin embargo, la fotografía hecha publica ayer demuestra que el anciano revolucionario, con un favorecedor sombrero de paja y una camisa de cuadros, no “estaba muerto, estaba de parranda”.

Sarkozy y Merkel pasean su luto en Cannes

Los mandatarios siguen paseando su luto por medio mundo con las tonalidades fúnebres que caracterizan la temporada política. Mientras el líder galo apareció en Cannes con traje y corbata negra , la canciller alemana optó por la americana morada que ya llevó en una reunión con el presidente y euroescéptico finlandés . Una indumentaria muy propia para exigirle a Grecia que siga camuflando la muerte del sistema. La pregunta es: ¿hasta cuándo?

——————————————————————————————————————————————————

The mourning of Sarkozy and Merkel

 

 

The leaders are walking through the world mourning the funeral hues that characterize the political season. While the Gallic leader appeared in Cannes in a suit and black tie, German Chancellor opted for the American home was already in a meeting with Finnish President and Eurosceptic. A very typical clothing to require camouflaging Greece to follow the death of the system. The question is: how long?

El color mortaja cada vez más de moda entre los ministros de finanzas

Mientras el pueblo se manifiesta y pide que se entierre ya el cadáver del viejo sistema capitalista (que descanse en paz), los ministros de finanzas del G20 se empeñan en seguir velando el cuerpo (en serio, ya huele). Ellos con trajes oscuros, como siempre, y ellas, con detalles en lila. Salgado prefirió el color mortaja en su chaqueta de lana gorda y Lagarde, en su top y foulard. Ya tengo disfraz para Halloween: de ministra de finanzas.

La española Elena Salgado combinó su chaqueta lila con un pantalón negro y top blanco.

De las cuatro mujeres en la foto de familia, tres iban de lila. Entre los hombres, cada vez más corbatas en este color.

——————————————————————————————————————————————————

Dead’s colour succeeds among finance ministers

 

 

While the people is expressed and calls for and bury the corpse of the old capitalist system (may he rest in peace), the G20 finance ministers are determined to continue to ensure the body (seriously, smell). They in dark suits, as always, and they, with details inpurple. Salgado prefered shroud color in her  jacket  and Lagarde, on her top and scarf. Now, I have costume for Halloween: the Minister of Finance.

 

“¿Y cómo estoy pudiendo?”

Hace 10 años tuve la suerte de conocer al filósofo y escritor Raimon Panikkar. Era un frío sábado de invierno en un paraje sensacional: Tavertet (Barcelona). Estaba investigando sobre el tabú que representaba la muerte en nuestra sociedad para el trabajo final de instituto y Pannikar, lejos de menospreciar a una niña de 17 años, me invitó a una de sus reuniones mensuales en su propia casa. Las enseñanzas de aquel año entrevistándome con religiosos y filósofos no las olvidaré nunca, aunque mi principal objetivo no acabara de realizarse (perder el miedo a que mis seres queridos desaparezcan).

Mi tío, siempre a mi lado en mis mejores aventuras, me acompañó a la cita con Raimon Pannikar y ha sido quien hace unos minutos, mediante un escueto sms, me daba la noticia del fallecimiento del filósofo.

De Pannikar recordaré siempre esta historia que relató con entusiasmo y que hoy cobra un sentido muy especial: “Había un chaval que no podía aguantar más para orinar y lo hizo en una esquina cualquiera. Al momento, llegó un policía y le recriminó que aquello no podía hacerlo.  El joven, entonces, le contestó: “Sr., ¿y cómo estoy pudiendo?”.

PD. Sr. Panikkar, espero que la muerte le lleve a una vida mejor donde todo se pueda.