sorrodriguez

Sor Rodríguez promociona al Corte Inglés

Que la cosa está muy mala y uno en la cama no para a de darle vueltas al coco para seguir subsistiendo o dejar de penar definitivamente. Y entonces se te ocurren ideas dispares, geniales a las cuatro de la mañana pero que cuando avanza el sol a lo largo de la jornada se disipan como un terrón de azúcar en el relaxing with a cup of cafe con leche. Por eso, no descarto que a la portavoz de los socialistas en el Congreso le haya dado por presentarse a alguna oferta de dependienta en El Corte Inglés y he ahí el atavío de hoy para criticar los presupuestos de Montoro.

PD. Si a la vicepresidenta, para acortar, la abrevio con el S3, a la socialista, con el casquete mafalda que se me ha puesto, le toca Sor Rodríguez.

sorrodriguez

s3

El gobierno se tiñe de negro

Ayer fue el primero de los tres días de luto decretados por el gobierno español en recuerdo de las víctimas del fatídico accidente de Santiago. Por eso, la comparecencia de la vicepresidenta del gobierno tras el consejo de ministros, acompañada esta vez por los ministros de Interior y Hacienda, se tiñó de negro. Montoro y Fernández optaron por la ausencia de luz en su traje  y corbata, S3 hizo lo mismo pero en la totalidad de su estilismo (hasta el anillo).

consejo_de_ministros

En verano, cuando se tiene o se quiere ir de negro, muchas mujeres optan por las transparencias en sus blusas… En política no es conveniente esa opción (cuando exigimos transparencia nos referimos a la gestión, nada más) y es preferible que se opte por tejidos fresquitos. Ya podría Fernández pasar por el barbero: ¡menudas greñas!

 

pastor

Ayer los príncipes de Asturias acudieron a Santiago. Feijóo sigue, obviamente, con traje y corbata negra. Ana Pastor cambio el tailleur negro por el gris. La ministra de fomento estuvo otra vez acertada (siempre he dicho que a esta mujer es el look que mejor le sienta y más le fortalece).

 

felipe

Ayer me dio la sensación de que el príncipe Felipe llevaba las cejas pintadas…

Urkullu y Tejería, sobresalientes

El nuevo lehendakari vasco juró ayer su cargo. Y aunque a algunos el personaje les recuerde a un madelman , lo cierto es que la corrección indumentaria de este hombre confirma que en Euskadi y en el PNV se engendran la gran mayoría de gentlemans nacionales. Así que enviar a Montoro y su corbata torcida en representación del gobierno español no fue lo más inteligente; una vez más la elegancia de La Moncloa quedó en evidencia. Y es que ayer, cualquier detalle en el vestuario de Íñigo Urkullu era de sobresaliente. Soberbia también estuvo la nueva presidenta del parlamento vasco, Bakartxo Tejería, con un precioso abrigo de lana gris atado en la cintura por un fino lazo y con las solapas de los bolsillos en cuero.

Ni en el mínimo detalle se permitió ayer el nuevo lehendakari errar. Puños de las camisas perfectas y anillo de matrimonio bien colocado para recibir el bastón de mando ("makila").

 

Esto es un nudo bien hecho, con poder y fuerza

 

Y este es el nudo endeble del ministro de hacienda, capaz de doblegarse ante cualquiera.

 

Bajo el hermoso abrigo, Bakartxo Tejería llevaba una falda de secretaria negra y una blusa nude con un collar bebé de vistosas aplicaciones.

Soraya S. Santamaría ilumina a Soria y Montoro

Blanca y radiante va la vice… aunque sus andares con sus zapatos de cuña y plataforma recuerden al de las muñecas de Famosa o al baile de Ricky Martin (un pasito pa alante, un pasito pa atrás). Camisa y jeans albos para mediar entre Soria y Montoro por la dispusta de la reforma energética. Una luz muy chiquitita para tanta oscuridad. Ricky Martin – María

En su visita de ayer a la sede del BOE (debe ser uno de su paraísos terrenales). Ojo al momento tendencia con el reloj lila fluor.

El borsalino de Montoro

Esta fotografía es importante por su excepcionalidad. Hacía siglos que un político nacional no se dejaba retratar con un sombrero. ¡Y que sombrero! Nada más y nada menos que un borsalino azul marino. Cierto es que el ministro de Hacienda lo vistió en su tiempo de ocio -durante un paseo por la ciudad- y que además, lo acompañó de un abrigo acolchado y una bufanda azul PP. Pero la camisa malva volvía a delatarlo: lejos del soporífero cargo que le han adjudicado, Montoro es un bohemio.

PD. Sobre el sombrero, y la política y la moda en general, os dejo con la sabias Carrie Bradshaw and company.