Sí se puede gobernar por Skype

«Imagínese que yo estuviera ubicado en Lisboa. No se puede ser presidente de una comunidad viviendo en el extranjero», sentenció hace unos días Mariano Rajoy sobre la posibilidad de que Carles Puigdemont sea president desde Bruselas. Lo dijo él, el presidente español que se pasó una legislatura gobernando a través de un plasma. «Con todo mi respeto, no se puede gobernar por Skype», coincidió educada pero sorprendentemente Gabriel Rufián. La sorna del diputado de ERC, que parlamenta a golpe de tuit, se la rió y recogió el programa Al Rojo Vivo (La Sexta) que conduce Antonio Ferreras, padre entregado al periodismo y que durante el procés ha criado a sus hijos por FaceTime. Hasta José Montilla, president al que sería prácticamente imposible recordar si no fuera por la interpretación de Sergi Mas en Polònia, también defiende que «això (governar Catalunya) s’ha de fer des d’aquí».

180105_PATRYCIA2

Montilla gastó más de 7.000 euros en su foto

El ex presidente de la Generalitat, José Montilla, se gastó más de siete mil euros en su foto institucional oficial, mientras que la de Artur Mas costó al erario público 324,78 euros. Así lo informó el jefe de la oficina de Vicepresidencia, Joan Vidal de Ciurana, en una pregunta parlamentaria procedente de ICV-EUiA, que asegura que el ahorro ha sido de 7.385,62 euros.

En la respuesta, el Gobierno catalán quiso «dejar claro» el ahorro de la instantánea de Mas, a cargo del fotógrafo de La Vanguardia, Pedro Madueño, en relación a su predecesor. Y vale que Convergència se ha apuntado un tanto al desvelar tan excéntrico secreto de sus opositores, pero, en serio, ¿quién retrató a Montilla? ¿Mario Testino, Anne Leibovitz?

La boda de Jaume Collboni

El enlace entre el diputado socialista y ex director de campaña del PSC en las últimas elecciones autonómicas, Jaume Collboni, y el creador de la productora La Fábrica de la Tele (La Noria, Sálavme…), Óscar Cornejo, ha provocado que la mujer de Montilla tuviera que competir con el estilismo de Belén Esteban.

Los novios iban vestidos igual

La ex primera dama de la Generalitat apostó por "horterarse". La corbata de Montilla, por largura, podía servir para barrer los granos de arroz que quedaron en la plaza Sant Jaume de Barcelona.

Ana Hernández no pudo competir con Belén Esteban. El estampado de tigre morado le pega mucho más.

¿Qué significa la moda para los candidatos a la presidencia de la Generalitat?

Lenguaje, negocio, cultura o frivolidad. Los seis principales candidatos a la presidencia de la Generalitat definen el concepto «moda». Mañana, sus respuestas a la pregunta  ¿cree que deben destinarse ayudas públicas al sector de la moda pese a la crisis?

Los candidatos a la presidencia de la Generalitat. De izquierda a derecha: Joan Herrera, Joan Puigcercós, Artur Mas, José Montilla, Alicia Sánchez Camacho y Albert Rivera

José Montilla, candidato del PSC. “La moda es una industria estratégica en Catalunya, como demuestran las empresas residentes en territorio catalán y que cuentan con amplia presencia en el resto del mundo. El talento creativo de nuestros diseñadores y la realidad comercial del sector de la moda nos identifican también como país y son una expresión cultural imprescindible para comprender nuestra sociedad”.

Artur Mas, candidato de CiU. “La moda es para mí una cosa cambiante y variable. La manera de vestir constituye el ejemplo más claro. La moda es una industria muy potente e importante y por eso desde CiU le hemos dado todo nuestro apoyo. De todos modos, hay cosas que no pueden estar sometidas a las modas y estas son las creencias más íntimas y los valores de cada uno que, en mi opinión, deben ser muy sólidos y perdurables.”

Joan Puigcercós, candidato de ERC. “La moda es la capacidad de un grupo de personas para crear y difundir unas tendencias. Lo que resulta más interesante es que muchas veces estos grupos no pertenecen a la industria sino a movimientos o colectivos de base. Es decir, desde la calle existe la capacidad de crear moda.”

Alicia Sánchez Camacho, candidata del PPC. “En primer lugar,como política, creo que la moda es un sector estratégico que debemos potenciar y ayudar a su internacionalización. En segundo lugar, la moda, desde un punto de vista personal, es un mundo que me interesa y del que me gusta estar informada.”

Joan Herrera, candidato de ICV. “La moda marca una manera de vivir, construir y vestir. Pero también es una manera de generar negocio a través del consumo. Considero que tiene una parte de creación artística que es lo que personalmente encuentro más interesante.”

Albert Rivera, candidato de C’s. “Por un lado, una industria. Por otro lado, un complemento imprescindible para la identidad de cada persona. La moda nos permite exteriorizar nuestra personalidad.”

Felipe González trae de nuevo la pana a Catalunya

Si hace apenas dos semanas encontramos a Tomás Gómez ataviado con la pana y el suéter de cuello alto que vistió al socialismo español de la transición, ayer Felipe González (el que creó tal tendencia indumentaria) recurrió también al terciopelo de los pobres para pedir el voto para José Montilla.

El ex presidente del gobierno español Felipe González acudió ayer a Catalunya para echarle una mano a su colega José Montilla. Según González, estas elecciones son “las más decisivas que se han celebrado en España desde la transición.” Incluso más que las que le permitieron a él, hace 28 años, llegar al poder, aseguró. Por eso, debió considerar que al desempolvar una americana y un pantalón de pana (tejido que el socialista popularizó en los años 70) ayudaría a situar al electorado en tal contexto. Lo cierto es que su discurso e imagen (conserva aún su atractivo) cautivaron a un público huérfano hace años de buenos oradores. Porque aunque Montilla -ante el cara a cara que le espera esta noche con Mas- intente autoconvencerse de que el arte de actuar no es importante para gobernar -«Yo no me examino en un concurso de oratoria; me presento para ser vuestro presidente», aseguró ayer-, los grandes líderes políticos no lo hubieran sido sin dominar la técnica interpretativa.