Rajoy se marca un Femen

Mariano Rajoy lucía hoy dos chapas de inspiración mod pero con los colores de Extremadura que ha popularizado Monago. Además de la bocanada de modernidad -tono irónico-, lo que me ha llamado la atención es el momento Femen del presidente del gobierno: se le marcaba un pezón bajo la camisa. Y no es que tenga yo algo en contra de los pezones o los pechos -ni siquiera los masculinos-, pero esto le pasa a una mujer y estaríamos comentándolo durante años. ¿Os acordáis de como se ofendieron los ingleses con Carla Bruni, cuando era primera dama de Francia, por no llevar sujetador debajo de su ajustado vestido?

En fin, esta asunto se soluciona vistiendo una camiseta imperio de algodón bajo la camisa (ellos); usando un sostén adaptado para cada tipo de escote o un cubre pezón de látex -supongo que funciona pero me parece un poco exagerado- (ellas); o dejando de satanizar el cuerpo humano, pechos y pezones incluidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 

Conferencia presidentes

Porque la noticia me ha pillado fuera de casa… Si no fuera así, no hubiera parado de reírme desde esta mañana. Muchas cosas por comentar pero me quedo con dos muy vistosas. La vicepresidenta ha querido modernizar su look con un pañuelo fucsia. Problemas: 1) Cuando uno mide metro y media, desaconsejable cubrirse con un fular tamaño sábana. 2) Hay que perfeccionar la gracia para echárselo encima. Llevarlo en el hombro a modo paño de cocina no aporta mucho glamour 3) Aplaudo que intente innovar. Eso sí, la próxima vez que descosa la etiqueta del interior (además de la del precio, la de información de la prenda, en piezas tan lucidas como esta, mejor retirarla también). Por otra parte, lo del presidente de Extremadura es de terapia: Monago ha posado con la Constitución (o el libro de Petete) y una «pulsera verde Esperanza en recuerdo de su antecesora». Problemas: 1) ¡¡¡Menudo pelota!!! 2) Lo siento, el verde no le favorece. 3) ¿En recuerdo? Me suena a muerte. 4) ¿No había otro ejemplar de la Constitución más actual? Vista así, hasta a mí se me atraganta.

Creo que esto aviva aún más el deseo independentista de Cataluña... No lo digo por el catetismo de llevar un pin de España en la solapa ("arghhhh" para cualquier bandera), más bien por la corbata hortera (arghhhh).

 

 

Monago y sus trajes «normalitos» del outlet

El complejo de Camps cada vez es más común. El último en sufrir dicho trastorno, que obliga al político a jactarse de vestir de cualquier manera, ha sido el nuevo presidente extremeño. Monago confiesa en una entrevista que los trajes que luce los compra en outlets y le salen a 159 euros cada uno. Con ese precio, después no nos quejemos si salen tarados…

«Yo soy más de vestirme en outlets, no me gustan nada las marcas. No me pagan por llevarlas «, presumía el popular José Antonio Monago. Quizá el presidente extremeño, pese a asegurar que él mismo se compra la ropa, no ha caído aún en que los outlets no son otra cosa que establecimientos donde las grandes marcas se deshacen del stock de otras temporadas o del producto tarado. O quizá es que Monago confundió «outlet» con «mercadillo». Aún así, en el siglo XXI, no hay prenda que no esté marcada aunque sea con el logo «AFMANI». Sin embargo, el político hace bien, si esa es su intención, en procurar no publicitar la firma de sus atuendos.

Advierte el jefe de gobierno extremeño que «los pocos trajes que uso me los compro yo». Y digo yo,  ¿qué hacemos? ¿Le felicitamos? Su mujer debe estar encantada… Pero el genio prosiguió con sus milagros: «Hace poco me he comprado dos y me han costado 159 euros cada uno». ¿Estás seguro de que compraste un traje o solo te dieron una manga? Por favor, revísalo. Estoy intrigadísima… «Me gustan los trajes normalitos, no me gustan los trajes a medida», insiste el político. A lo que yo contesto, como buena gallega, con otra pregunta, ¿los trajes del sastre no son normales? Es decir, ¿no te saldría más a cuenta hacerte tres trajes a medida y no tener que ir al outlet cada mes a comprar uno?

Pero el complejo de Camps le impide escucharme y remata con un «siempre que puedo, voy en vaqueros y zapatillas». Y a mí, ahora sí, me parece perfecto. No vaya a ser que en plena rueda de prensa se le rompan las costuras del pantalón del traje del outlet y la liemos. Eso sí, ¿qué marca firma el jean y la zapatilla?