Tsakalotos, el ministro multicolor

Efklidis Tsakalotos es el nuevo ministro de Finanzas griego y, a priori, podría antojarse como la antítesis personal de Yanis Varoufakis: tímido, tranquilo y discreto (dócil) frente a la seguridad, fuerza y chulería (poderío) de su antecesor. Pero Tsakalotos, como Varoufakis, no viste al uso y viene dispuesto a imponer su imagen de profe universitario de izquierdas. Pero que su look bohemio, desenfadado y cómodo no os engañe: pertenciente a una familia de pasta -de ahí que lo apodaran  “el aristócrata rojo”- sabe bien qué se echa encima. Utiliza tejidos como la pana, americanas desestructuradas, luce jerseis y camisetas bajo la chaqueta, se sirve de mochilas y bandoleras… Y como buen holandés, no le asusta nada el color.  Que tiemble el viejo uniforme diplomático occidental, Varoufakis ha pasado el testigo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En los bolsillos de Podemos cabe de todo

Hay hombres que consideran que en los bolsillos de su pantalón cabe cualquier cosa: la cartera, el móvil, el pañuelo, el paquete de tabaco, el encendedor, las llaves, los chicles, un bolígrafo, un bloc de notas… Esto provoca que su culo y pelvis se deformen de un modo casi picassiano y es lo que le sucede al líder de Podemos. En vez de dejar toda su valija a buen recaudo -digo yo que alguno de sus compañeros será de fiar- mientras presenta el programa de Podemos, prefiere llevarlo todo consigo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Maduro le cambia a CFK el Chanel por una mochila de Chávez

Cristina Kirchner llegó a Caracas para la asunción de Nicolás Maduro con un Chanel colgado del brazo. Pero el nuevo líder bolivariano no debe andar enterado aún de los costosos gustos de la presidenta argentina Y no se le ocurrió otra cosa que obsequiarle con la gorra tricolor y la mochila de Hugo Chávez. Me imagino dónde va a acabar el presente…

 

 

Política y Moda en el 1 de mayo, ¡manifiéstate!

Manifiesto del vestir de izquierdas o cómo vestir para ir a una mani. Por ahí van los tiros (largos o cortos) y quizás el año que viene algún líder político y/o sindical tome nota de qué llevar o no llevar durante la jornada del 1 de mayo, el día de los trabajadores (desgraciadamente, pocos quedan ya).

Mientras Cándido Méndez opta por un look más obrero desde que surgiera la polémica por sus Rólex, Fernández Toxo aún se atreve a llevar americana en actos como éste. Por muy comunista que sea el rojo, el pañuelo así atado me recuerda a los San Fermines (como al toro, quizá sea su única manera de provocar al PP).

 

Soraya Rodríguez tampoco ha entendido que existe una vestimenta para cada ocasión. El traje de chaqueta con la camisa de color rosa palo y el collar estará muy bien para lucirse en el hemiciclo (o para disfrazarse de Sarah Palin) pero hoy no tocaba.

 

Rodríguez podría pedirle consejo a Elena Valenciano. Jeans, rebeca de punto, mochila y botella de agua (imprescindible). La camiseta hiperajustada es una seña de identidad de la socialista.

 

Pero si alguien sabe vestirse de izquierdas cuando toca, ese es Tomás Gómez. Para hoy, cazadora de ante marrón combinada con jersey de punto verde y camisa blanca.