Michelle Obama loves Michael Kors

Aunque a su marido le manden cartas envenenadas, la primera dama continúa con su agenda y además con mucha fuerza. Ayer apareció con un precioso vestido plisado rojo de Michael Kors que conjuntó con sus zapatos de tacón medio en el mismo tono y un collar de perlas de doble vuelta. Perfecta. El fin de semana, con otro modelo del mismo diseñador en azul pastel e hilo de perlas simple, igual de bella.

Los Obama juran en azul

Aunque hoy es el gran día, ayer ya disfrutamos de algunos de los primeros conjuntos que la primera dama estadounidense ha escogido para celebrar el segundo mandato de su marido. Por la mañana, tanto Barack Obama como Joe Biden y sus respectivas esposas tuvieron un guiño corporativo (ellos en la corbata) con el azul. El vestido de Michelle Obama era de Reed Krakoff. Por la noche, repitió un diseño de lentejuelas negro de Michael Kors que ya había lucido en 2009. Esta vez, gracias al nuevo peinado y el mix de eclécticas pulseras, lo mejoró. Hoy la prensa americana se pregunta por qué la primera dama repite tanto modelo. Los hay que no se han enterado de que estamos en crisis… Dentro de unas horas, más sobre la investidura.

 

 

 

 

 

 

 

 

Y de tanto decirlo… Michelle se convirtió en oro

¿Sabéis que siempre decimos aquello de que todo lo que toca la primera dama estadounidense se convierte en oro? Pues parece que, al final, se ha cumplido. En las dos últimas apariciones públicas de Michelle Obama, tanto para decorar la Casa Blanca como para asistir esta pasada noche al Kennedy Center Honors, lo ha hecho bañada en metal amarillo. Ambas veces, firmaba Michael Kors.

Espectaculares anoche. Quisiera ver una versión española de esto... jajajajjaja... no nos íbamos a reír nada.

El 28 de noviembre preparando los adornos navideños y acompañada de Bo.

 

Hillary está mejor con los años (le pasa como a los buenos vinos) pero no creo que ese tono y corte de vestido le favoreciera demasiado. Eso sí, me encanta la exclusión de la foto de Clinton...

 

Mi actriz preferida, Meryl Streep, y Hillary Clinton. Mucho más acertada Streep.

Gana Obama

No disimularé lo evidente: me alegro muchísimo de la victoria de Barack Obama. Y esta mañana temprano, al encender el televisor para ver su discurso en directo, el reelegido presidente de EEUU volvió a describirme, sin una sola palabra, el porqué. Con un traje que además de encajarle perfectamente le presta la libertad necesaria para moverse como ningún blanco podría hacer,  una camisa impoluta y una corbata azul brillante que, con un nudo perfecto, le iluminaba la cara de felicidad. Y recalco lo del nudo porque Mitt Romney, derrotado, reconoció la victoria de su adversario con la corbata exageradamente torcida (nada propio en él).

Pero no sería justo, analizar el triunfo de Obama sin hablar de su esposa, Michelle (de hecho, el primer tweet del vencedor incluía una fotografía de la pareja abrazándose y añadía «Cautro años más»). La primera dama estadounidense más seguida después de Jackie Kennedy ha escogido para esta noche un vestido de brillos granates del diseñador Michael Kors que ya le habíamos visto en numerosas ocasiones. Sobre él, una torera de punto negra y manga tres cuartos que podría ser perfectamente la misma que lució hace cuatro años cuando su marido logró la presidencia. En 2008, recordaréis, Michelle Obama se la puso encima de un vestido fuego de Narciso Rodríguez y fue muy criticada por ello. Sin embargo, a ella le debió traer suerte y además, fue la primera prenda que defendió el estilo Michelle Obama: «Para mí lo más importante es vestir con la ropa que más me gusta… No voy a fingir que no me importe lo que digan. Pero también tengo que ser práctica. Habrá quien piense que el jersey era horrible, pero yo ¡tenía frío!». Enhorabuena.

Obama con sus hijas Sasha y Malia. Las dos iban con un look muy parecido al de su madre. Muy divinas , fijaros en las uñas de la pequeña.

 

El vestido de Michelle ya lo habíamos visto en otras ocasiones. Esta noche solo el ha sumado la torerita negra y ha cambiado el broche (políticas españolas: esto es un broche y lo vuestro son floripondios extraños).

 

Me da la sensación de que es la misma torerita de 2008. Aunque le valieron muchas críticas, la prenda le trajo suerte.

Preciosa la fotografía que el equipo de Obama ha escogido para representar la victoria de la pareja. Nadie tiene dudas: sin Michelle hubiera sido imposible.

 

Mitt Romney apareció derrotado. La corbata torcida escenificaba de manera contundente su decepción.