Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.49.21

Cierra las piernas

Mis reiteradas críticas acerca de la posición que adoptaba Felipe VI para sentarse me valió una buena regañina de mi tío: «los hombres no cruzan las piernas», sentenció. Me pareció curioso que ese comentario lo apuntara él… Me he criado rodeada de varones y precisamente mi tío -aunque nunca le ha hecho falta cruzar las piernas- no es de aquellos machos que necesitan reclamar su poder abriéndose de piernas. Siempre, y digo siempre porque de pequeña ya era algo que me creaba un rechazo espantoso, me he mantenido alejada de los caballeros que se espatarran al sentarse. Y aunque al principio creía que era algún otro trastorno propio (uno de tantos), comprobé que la animadversión por este tipo de posición corporal masculina es común entre el sexo femenino. Tanto que en el metro de Nueva York se han decidido a pedir que los viajeros varones eviten tal comportamiento en el transporte público.

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.29.41

 

En lenguaje no verbal, cuanto más ocupas, más poder tienes. Piensen en lo que hace un atleta nada más llegar a la meta: extender los brazos (victoria). Los tacones para las mujeres, los cuerpos musculados en los hombres, o la cantidad de capas de ropa que se pueda llegar a echar encima la clase alta también buscan esa sensación. En este sentido, las piernas abiertas en los caballeros, con sus atributos colgando como principales protagonistas, pretenden someter a los que no alcanzan su poderío animal. Si esta actitud la toman frente a una dama, provocarán que esta se sienta incómoda (las féminas, víctimas de un machismo histórico, continuamos considerándonos inconscientemente -y en comunicación no verbal- el sexo débil).  Frente a la sumisión no verbal a la que obligan a la mujer, los otros machos suelen responder imitando la postura amenazadora del provocador.

En política, donde las relaciones diplomáticas son esenciales, este tipo de postura tan agresiva puede acarrear graves problemas de comunicación…

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.35.53

El pasado sábado tuve que cambiar de canal y pasar de escuchar a Albert Rivera en La Sexta Noche. El presidente de Ciutadans se pasó toda la entrevista con las piernas abiertas y la corbata (larguísima) cubriéndole las partes. Desagradable.

 

pablo

Muchas veces, la necesidad de ocupar más espacio del necesario se debe a que uno se siente inseguro. Los nervios suelen propiciar posturas incorrectas que transmiten una imagen equivocada o no pretendida.

 

pedro

Los hombres son muy dados a imitar la posición corporal del que tienen enfrente.

 

 

 

rajoy

Susana Díaz aguantando el tipo. Yo es que no me siento, vamos.

 

rajoy

Lo de Rajoy es que es de manual. Rubalcaba, algo más fino que Rajoy, en vez de espatarrarse, utiliza sus brazos para frenar la conquista del presidente.

rajoysit

Ojito porque aquí el presidente mantiene postura y apunta con el dedo… Artur Mas se vale de un accesorio (la libreta) para expandirse sin perder un ápice de dignidad.

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.49.02

En esta pelea de gallos, aunque me duela en el alma, gana Putin. Obama apreta la boca y tiene los pies en tensión (ganas de largarse), mientras que Putin (pese a la postura adoptada) conserva el rostro relajado y sus pies están anclados en el suelo (de aquí no me muevo).

Captura de pantalla 2015-01-19 a las 10.49.21

Normalmente, Obama suele cruzar las piernas. Frente a la postura de Putin, esta reacción del estadounidense (ambos pies en el suelo pero sin caer en la provocación del otro) es más acertada (demuestra serenidad frente al ataque).

pastor

Pastor también abusa de vestido

Al final, no escribí nada sobre las celebraciones del día de Santiago (la cara de nada de Letizia mientras besaba al apóstol era de risa), y aunque ya han pasado unos días, hoy tengo que retomar el tema. Ociore me advertía esta tarde del atuendo que llevaba la ministra de fomento para inaugurar esta misma mañana el metro en Málaga junto a la presidenta andaluza. Al describírmelo, adiviné que era el mismo vestido que llevó el pasado 25 de julio. Bueno, Ana Pastor, igual que su colega Sánchez Camacho, también repite pero con 4 días de diferencia (estamos de un austero…).

pastor

Insisto en que a Pastor le favorece más un look masculino… Susana Díaz y sus mangas mariposa… ¡A volar!

 

 

 

ana pastor

Y ya que estamos, el vestido de Letizia es el que llevó a la boda de Kate Middleton. El chaqué de Feijoo, como ya me comentó a través de Facebook Yolanda Reboreda, le venía grande, grande… Se lo debieron prestar.

Carla Bruni, con peluca en el metro de París

Ayer leía un tweet de Eduardo Madina (PSOE) en el que aseguraba que Nicolas Sarkozy no estaba a la «altura» de la campaña electoral. Quizás así sea, pero estoy convencida que los centímetros (físicos, emocionales e intelectuales) que le faltan al presidente galo se los presta con gusto su esposa. De este modo, Carla Bruni ha concedido una entrevista a un semanario en la que, además de defender la reelección del padre de su hija, ha confesado que se pone una peluca cuando busca el anonimato. Banda sonora

«La notoriedad no me pesa, y además me disfrazo en sentido literal y figurado. Con una peluca nadie me reconoce en el metro. Recientemente incluso me registraron el bolso en el Museo de la Marina». Al igual que Santiago Carrillo para cruzar la frontera, la primera dama francesa se vale de un postizo, en su caso, para disuadir a la prensa. A mi esta mujer me apasiona.