Christiane Taubira ilumina Francia

Tras 110 horas de debate, durante diez días y diez 10 noches, y tras examinar casi 5.000 enmiendas, la Asamblea Nacional francesa ha aprobado por gran mayoría “la ley sobre el matrimonio homosexual y de adopción” que defendía la ministra de Justicia. Christiane Taubira, una mujer bellísima y  dotada de una oratoria extraordinaria, recurrió al humor y a la poesía en su último discurso, y aseguró que la ley “no suprimirá los juegos amorosos” ni entre los homosexuales ni entre los heterosexuales. “Siempre quedarán mujeres”, afirmó señalando hacia los escaños conservadores para tratar de tranquilizarlos, “para mirarles, señores, para observarles, para intentar percibir detrás de sus caparazones la ternura que a veces les distingue, para intentar hallar los defectos que se esconden bajo sus apariencias amables y para discernir entre las entretelas de sus talentos y debilidades si son ustedes capaces de trazar estelas en el mar, como escribió Antonio Machado”. Palabras que lógicamente provocaron una sonrisa general en el público y que desarmaron a sus detractores.  Ataviada, como siempre, con la energía y la seguridad que aporta la diversidad; ayer no sólo su blazer fucsia y su echarpe multicolor irradiaban alegría.

Felicidades a Taubira y a Francia. Un regalo perfecto para celebrar mañana el día del amor.

La gobernadora de Nuevo México busca peluquero hetero

A veces la realidad supera la ficción. Susana Martínez, gobernadora de Nuevo México, se opone, como buena republicana, al matrimonio homosexual. Su política puede gustar o no, pero su peluquero, uno de los mejores estilistas de la ciudad, lo tiene claro: “Si no soy lo suficientemente bueno para casarme tampoco lo soy para arreglarle el pelo”. Pese a la insistencia de los asesores de la gobernadora para que el peluquero le conceda un hueco en su salón, Martínez sigue sin peinar. En fin, ya puede ir buscando un hetero y republicano que le cuide el cabello.