Un mínimo de educación

A algunas personas parece que hay que explicárselo todo. No se bosteza en público. Y en el caso de que no se pueda evitar, uno se tapa la boca con la mano. Por Diooooooos, menudos representantes…

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

letizia

La reina de Asturias

«Quedan convocados, por primera vez, los Premios Príncipe de Asturias…. ¡Princesa de Asturias!», anunció el rey. Ante el equívoco de Felipe VI, inmediatamente pensé en la regañina que iba a recibir por parte de su querida Letizia. Y esta no se hizo esperar: Risa nerviosa (ahora te diría de todo pero como estamos en público tengo que sonreír), palabras al oído del monarca (no las escuché pero me las imagino toditas), negación con la cabeza («yo en casa no se lo he enseñado así»), ojos de «menuda paciencia tengo yo con este hombre», rechaza mirar a su marido a los ojos («no tengo nada que ver con este inútil que se equivoca»)… Y aunque a muchos les moleste tal comportamiento por parte de la reina, a mí se me antoja de lo mejorcito (más auténtico) de la monarquía: una plebeya dando lecciones a un soberano. ¡Magnífico!

leti

Letizia, esta vez, cubrió sus esqueléticos brazos (menos mal). El vestido lápiz (¿a qué no adivináis de quién era?) no era gran cosa pero fue un detalle que tanto ella como él (la corbata) escogieran el azul como un guiño a los asturianos. Por cierto, aunque ayer no pudimos ver si el monarca se sentaba correctamente y solucionaba su problema con las piernas largas, lo que sí advertí es que no se desabrochó la americana en ningún momento. Entiendo que fue por comodidad; como tenía que levantarse repetidamente durante el acto corría el riesgo que al desabrochar la corbata quedara mal colocada.

s3

Juro que para algunos políticos trabajaría gratis con tal de evitarme estampas como esta. El clutch me mata.

ministros

El ministro de exteriores y de educación apostaron también por corbata azul Asturias (poco favorecedora). La de Margallo parecía que daba las horas. Ana Pastor repitió vestido (se lo vimos en el día de Santiago), convence más cuando va de pantalón. Las damas que acompañan a los ministros se olvidaron el caballo en casa (en serio, hasta las presentadoras de tv aparecen con las piernas abiertas… ¿qué pasa? ¿no tuvieron una abuela que les dijera que eso «era feo, feo»?)

pique

Es ver a esta pareja y olerme a naftalina. Y claro, el modelo de gafas de Josep Piqué no ayudan nada.

hidalgorey

La maleta de Anne Hidalgo para su viaje a Madrid

La revista Vanity Fair la ha elegido personaje del año y para entregarle el premio ha organizado un fiestón en honor a la alcaldesa de París. Además de la agasajada, al evento acudieron políticos nacionales (léase, de Madrid) como Ignacio González, Cristina Cifuentes o García Margallo.  Y, por supuesto, tampoco se perdió la cita su homóloga en la capital española con la que horas antes ya se había reunido en su despacho de Cibeles. Hoy, Anne Hidalgo también se ha entrevistado con Mariano Rajoy y el rey Felipe (lo siento, mi pequeño gen republicano impide que escriba la uve y el palito).

anne hidalgo

Aunque nació en Cádiz, Anne Hidalgo se ha criado y formado en París y eso se nota. No sólo se percibe por su fuerte acento también por su estilo. Suele hacer gala de ese chic inimitable, aunque anoche no brillara demasiado.

anne hidalgovanityfair

Y es que el saber hacer francés se demuestra más cuando una va más informal. Aquí, Anne Hidalgo posa para el reportaje que le realizó la revista Vanity Fair. A diferencia de otras féminas políticas, la gaditana utilizó su propia ropa y solo lució este estilismo. Sencilla, guapa y segura de sí misma, ¿para qué más?

ignacio

Uno de los invitados a la cena de gala de la revista Vanity Fair fue el presidente de la Comunidad de Madrid. Lo bien que le queda el smoking a unos pocos y lo mal que le queda a los demás…

cifuentes

La delegada del gobierno… tampoco convenció. Yo creo que la prefiero con su sempiterna coleta tirante…

ministro

Margallo. Lo dicho, algunos pocos están irresistibles con el smoking y otros…

anabotella

Ana Botella, de negro.

annebotella

Y eso que durante el día estaba llena de color. Pantalón estampado con blusa salmón y collares a juego. En esta instantánea, Botella me recuerda mucho a la Campos… jajajjaja

botellahidalgo

Son tocayas, las dos son alcaldesas de una capital y tan solo se llevan cinco años de edad. En todo lo demás, cuesta encontrar coincidencias. Ojo a la rebeca de Hidalgo porque…

rajoy-annehidalgo

es la misma que llevaba hoy en su encuentro con Rajoy, pero esta vez por encima de un vestido estampado.

hidalgorey

Horas más tarde, con el mismo look, audiencia con el rey de España en Zarzuela. Me imagino que la mujer no quiso venir demasiado cargada con la maleta. Parece simpática (o algo impresionada por tener a un Borbón al lado). Por cierto, el rey está intentando buscar su propio estilo. No para de probarse trajes de todo tipo (sin salirse de lo clásico, obviamente).

 

DN-por

No escuchen, vean el Debate de la Nación

Como en cada Debate sobre el estado de la Nación, recomiendo a todos aquellos que deseen realizar un análisis completo de lo que acontece en cada jornada en el Congreso poner el televisor en opción mute. Los discursos verbales ya se los saben todos ustedes de memoria, en cambio, en el mensaje no verbal prima la sinceridad y siempre hay sorpresas. Miren y vean…

DN-rajoy

Es ver un Debate de la Nación en España y sufrir un déjà vu. Y no solo por la oratoria reiterativa y cansina de nuestros representantes, también por sus atavíos. Estoy por contabilizar la de veces que Rajoy se ha puesto esa corbata… Creo que la estrenó para un encuentro con Zapatero en 2007. No digo que la jubile (aunque quizás jamás debería habérsela comprado) pero al escogerla debería haber considerado la relevancia de la jornada.

DN-RUBALCABAMOCASIN

El líder de la oposición tampoco ayuda con su look castizo casposo. ¿Cuantas veces hay que decir que con traje no se usa jamás mocasín? Zapato de cordón, por favor. Los castellanos con pantalones informales.

DN-RUBALCABA

De los pies a la cabeza porque la camisa de rayas y la corbata del líder socialista también contribuían al déjà vu. Voy a abstenerme de comentar la chaqueta de neopreno y el canalillo de Soraya Rodríguez.

DN-SUEÑO MARGALLO

Con todo, mensaje verbal y no verbal, así encontramos a algunos de los principales interesados en la causa. Margallo dormitando y S3 revisándose la manicura. Solo falta Homer Simpson diciendo «Me aburroooooooooo»

DN-COLLAR

Desproporción. Siempre os he dicho que la vicepresidenta no tiene problemas con su altura pero sí con las proporciones y esta imagen lo confirma. ¿A quién se le ocurre, midiendo metro y medio, ponerse semejante colosal collar en el cuello? Quisiera haberla visto caminar, seguro que el peso la inclinaba hacia delante.

DN-VALENCIANO

Ya hace días que os quería hablar sobre Elena Valenciano. Desde que la han nombrado cabeza de lista del PSOE para las europeas, esta mujer no se ha dejado ver ni un solo día con el cabello suelto. Siempre con coleta o semirecogido. ¿Considerará Valenciano que así recobra la seriedad?

DN-CAMISETAS

No voy a ser yo la que me meta con las camisetas reivindicativas de la izquierda pero debo recordar que su efecto, a largo plazo, es contraproducente. La gente se va a acabar cansando visualmente y va a exigir algo más (más Femen). Además, me parece estupendo que defiendan t-shirt pero quizás deberían dejar de edulcorarla con camisas por debajo y americanas por encima. O se defiende o no se defiende.

tardà

Tardà le regala la camiseta amarilla a Margallo

Hace dos semanas entré en un supermercado y tropecé con una mesa repleta de camisetas amarillas. Al levantar la vista, caí en al cuenta que se trataba del uniforme que miles de catalanes utilizarán para reivindicar sus deseos independentistas el próximo 11 de septiembre. Pero pese a que la idea del metro -por aquello de que al contabilizar a los manifestantes siempre surgen polémicas- no está mal y que así deseen alejarse de la roja, el color es feo de narices. Quizá, por eso, Artur Mas ya haya advertido que no participará en la cadena, evitando así enfundarse tal desfavorecedor atavío (yo, aunque fuera indepe, tampoco me la pondría).

Sin embargo, Joan Tardà (ERC) no ha tenido tal efecto en cuenta cuando hoy se ha atrevido a obsequiar al ministro de exteriores con una de esas prendas. Lo que le faltaba a Margallo…., una camiseta amarillo pollo (¡arghhh!).