La burrada de la 080

En 2001 el gobierno de Aznar se emperró en unir la Pasarla Cibeles (Madrid) y Gaudí (Barcelona). Según el gobierno popular, «los expertos» señalaban que tener diversas plataformas en el mismo país debilitaba la (inexistente) proyección internacional de las mismas. Curioso que esos entendidos profesionales no les advirtieran que lo más contraproducente para la internacionalización de la creatividad era precisamente que esas pasarelas fueran públicas (algo que no ha ocurrido jamás en las tres principales fábricas de tendencias: París, Milán y Nueva York). SEGUIR LEYENDO

miquel_rodriguez_1

La rosa tatuada de Cifuentes

Uno de las peculiaridades estéticas que más llaman la atención en la imagen de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid son sus tatuajes. La popular tiene cinco pero hasta ahora sólo habíamos podido apreciar tres de ellos: las letras chinas de la muñeca, los soles de los tobillos y el tribal de la rabadilla. Ayer, en la cena de gala que los reyes ofrecieron al presidente de Perú, Cristina Cifuentes dejó al descubierto una rosa -por cierto, igual de mustia que la mariposa de la socialista Elena Valenciano- en la espalda. Ahora sólo queda la estrella. ¡Premio para quién la encuentre!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.