Por cierto, ¿cuánto cobráis los que maquilláis palabras?

Año 1960. Primer debate televisado. Nixon rechaza los retoques de la maquilladora por considerarlo “una mariconada”. Jackie Kennedy sonríe satisfecha: el presidente de los EEUU acaba de picar el anzuelo. Mientras, la mejor asesora de John F. Kennedy y futura primera dama le indica a la esteticista cómo perfeccionar el rostro bronceado de su atractivo marido para las cámaras. El resto -no fumo, pero imagínenme inclinando la cabeza hacia atrás y echando una honda bocanada de humo hacia el techo-, historia. SEGUIR LEYENDO 

Emmanuel-Macron-makeup-daily-sun

El retrato oficial de Macronapoleón

Si algún iluso cree que este retrato es una fotografía improvisada es porque no conoce la obsesión por el mensaje no verbal de Emmanuelle Macronaopelón. Veamos…

1498752156_959810_1498772668_noticia_normal

Lenguaje corporal

Me sorprende que la mayoría de medios y expertos que han analizado el retrato del presidente galo afirmen que Macron “apoya las manos en su escritorio” y “sonríe”… Fijemonos bien:

Esfuerzo Apoya su cuerpo en el escritorio (posado relajado/informal), separa sus brazos del tronco (ocupo más espacio = transmito más poder) y sus manos tensas agarran con fuerza el tablero del escritorio (=yo solito voy a levantar este país, este continente, este imperio). Ese gesto con las manos podría originarse por el nerviosismo del momento (la foto), pero sabemos que durante la sesión ese no fue el único disparo. O se trata de un descarte (las otras opciones finales eran peores) o es una pose estudiada (conociendo el carácter del personaje es lo más probable).

¿Sonrisa? Como siempre repito, para saber si una persona sonríe no hay que observar su boca. Sus labios y las arrugas de sus mejillas dibujan una sonrisa diplomática (mensaje optimista: soy agradable, confía en mi) pero si tapamos su rostro y sólo nos centramos en los ojos… Su mirada y expresión se vuelve penetrante y decidida (=os conduzco).

Read More

Liderazgo de testosterona

Existen dos formas de enfrentarse a un macho alfa. Una es competir por descubrir quién de los dos es más duro (autoritario) y la otra, mediante la superioridad intelectual y moral (serenidad). Desafortunadamente, a diferencia de Justin Trudeau o el Papa Francisco, Emmanuelle Macron empleó la primera en su encuentro con Donald Trump. SEGUIR LEYENDO

trump-macron-handshake