Mobiliarios y escenografías que debilitan

¿Nadie en Palau se dio cuenta de que esa escenografía/fotografía debilita (empequeñece) al president o sencillamente lo odian y quieren acabar con él?

captura-de-pantalla-2016-11-05-a-las-22-33-26

1. Quemar el sofá y el sillón o regalárselos a alguno de los de CSQP. La planta va al contenedor amarillo.

2. Quemar la alfombra (sin discusión)

3. Sustituir la mesa de cristal (frágil) por una de madera (solidez). Seguro que en Palau hay alguna.

4. Un centro de flores naturales en la mesa (por ejemplo, rosas blancas).

5. Dos sillas de madera con brazos y tapizadas en un color claro y liso. Sólo si el invitado es otro presidente se utilizarán dos. Seguro que en Palau hay alguna.

6. Adquirir un sofá alto de un tono claro y liso (jamás en tono salmón o colores que un hombre no sea capaz de definir) y con cojines (dan buen rollo y el visitante se confía).

7. Deshacerse de esa mampara opaca y recuperar la vidriera de la ventana.

8. Planchar la senyera #respect

9. Empezar a filtrar las fotografías que el president cuelga en Instagram

10. Contratar al #cuquifotògraf, también conocido como Jordi Borràs.

 

Políticos fofisanos

Estoy completamente convencida de que este bulo lo ha lanzado un hombre. Porque tiene delito que a las tías no se nos permita una mísera muestra de dejadez, y a ellos, de repente, haya que premiarlos por tomar cerveza y picar entre horas. Y que no soy de a las que les gustan musculosos -más bien lo detesto- pero entre mucho y poco… En fin, en un trabajo tan sedentario (excepto en campaña) como es el de representante público, políticos fofisanos los ha habido siempre. Aquí, una muestra. Iremos incorporando, seguro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Los líderes italianos se sacrifican en las Maldivas

No me canso nunca de decirlo. En épocas de crisis, es mejor que a uno no lo cacen ni en bañador ni morenito. Pero los italianos son de otra pasta. Y, por eso, mientras el gobierno de Mario Monti asfixia a la clase media pidiéndole aún más sacrificios, algunos gobernantes se permiten el lujo de pasar su vacaciones navideñas en las islas Maldivas. Las revistas Chi y Oggi publican esta semana imágenes en las que se puede ver, entre otros, al presidente de la Cámara de los Diputados o al del Senado bronceándose con modelo slip.

El reposo del guerrero, dice el titular de Chi

 

Un sacrificio lo de irse de vacaciones a las Maldivas... ¡Un calor!