Kate cumple 30 años

La duquesa de Cambridge alcanza hoy la treintena, es decir, los nuevos veinte. Mientras algunos estos días ya se apresuraban a envejecerla -inisnuaban que había intensificado su tinte para ocultar las canas-, Kate Middleton dio anoche una nueva razón para haberse convertido en solo 8 meses en una de las tres primeras damas (Michelle y Carla) más famosas y sofisticadas del mundo. En el estreno del nuevo film de Spielberg, la epsosa del príncipe Guillermo dejó a todos sin habla al lucir un precioso vestido largo crema con encaje de flores en negro de la firma británica Temperley. La melena, por supuesto, suelta. Y la sonrisa, tampoco faltó. Las joyas, solo una pulsera y pendientes, las dejó en casa. Nada podía eclipsar su paso por la alfombra roja (ni siquiera el feo paraguas con la que su marido la resguardó de la lluvia).

Creo que es el enfoque de la foto, pero parece que le falte un diente...

 

Kate y Pippa Middleton se quedan sin bikini

Las hermanísimas más famosas de Inglaterra y parte del mundo entero no volverán a aparecer en traje de baño en ninguna fotografía de archivo de los medios de comunicación británicos. Así lo ha decidido la justicia inglesa quien ha añadido que las instantáneas de Kate y Pippa en bikini en un yate en aguas ibizencas en 2006 «fueron tomadas en un lugar con absoluta privacidad». De todos modos, el resto de países podrán seguir publicándolas hasta la saciedad. Ahí va.

Kate recupera su cintura real por obra y Grazia

La revista Grazia finalmente ha admitido que alteraron el cuerpo de Kate Middleton en su portada especial del 9 de mayo con motivo de la boda real británica.  La imagen retocada a golpe de Photoshop mostraba a la duquesa de Cambridge con una cintura propia de la muñeca Barbie (aunque la chica está muy flaca, con el cuerpo que le habían puesto, al andar, se partiría por la mitad). Pese a que durante estos meses, la publicación ha negado el hecho evidente, las numerosas quejas de los lectores han obligado a que Gracia reconozca tal manipulación.

 

 

Vivienne Westwood critica el maquillaje de Kate

La diseñadora de moda británica ha declarado al Sunday Times que el lápiz de ojos negro que emplea la duquesa de Cambridge endurece su mirada. «Creo que tiene un problema con el maquillaje. O bien opta por difuminar o por prescindir del delineador». Además, algunos compatriotas de Middleton también han encontrado otra excusa para meterse con su estilismo. El hecho de que repita tantas veces el mismo conjunto, opinan que es una muestra de flaqueza ante el resto de países que podrían considerar que UK está también en plena recesión. Lo siento, pero no puedo con la imbecilidad de los ingleses…

La diseñadora Vivienne Westwood, famosa por crear junto a su marido el movimiento punk, opina que la raya que la duquesa de Cambridge dibuja con su lápiz de ojos negro es excesiva. Y no es que no tenga parte de razón, pero que Westwood critique a alguien por endurecer su rostro me parece como mínimo curioso (adjunto foto). Hace un mes, también los creadores Viktor & Rolf apuntaron la misma cuestión sobre el maquillaje de Kate Middleton. Al dúo le gustaría ver más opciones en el rostro de la futura reina de Inglaterra.

Pero para Kate Middleton, su larga cabellera y su maquillaje son su seña de identidad. Por eso, ni siquiera el día de su boda renunció ni a su melena al aire ni a su lápiz de ojos. La solución que apuntan algunos para esa «manía» suya en el maquillaje es que sustituya la raya por rímel en las pestañas. Pero no a todo el mundo le gusta dicha técnica. Es más, a Kate Middleton no le agrada pintar sus labios (su sonrisa permanente ya los ilumina suficiente) y le da preferencia a los ojos (no muy grandes pero con una mirada muy dulce y viva).

La diseñadora Vivienne Westwood

Kate recicla incluso cuando va de boda

Nadie desconoce la preferencia de la duquesa de Cambridge por reutilizar sus estilismos siempre que puede. Una medida que, y más en época de crisis, es de agradecer. Pero acudir a dos bodas distintas con la misma vestimenta ya no ha gustado tanto a los ingleses. El abrigo veraniego que lució ayer en la boda de Zara Philips es el mismo que le sirvió en 2006 para el enlace de la hija de Camila Parker. Sólo cambió el tocado y el calzado, y listo. Eso es dominar la moda y lo demás son tonterías.

En 2006, aún como "amiga especial" del príncipe, lució el mismo atuendo en el enlace de la hija de Camila

 

Kate recuperó el abrigo veraniego y lo combinó con un nuevo tocado y calzado para acudir a la boda de la prima del príncipe Guillermo