El abrigo de Elsa Artadi

“No tengo hijos, la moda es una de mis pasiones e invierto mi dinero en lo que me da la gana”, contestó hastiada Theresa May cuando por milésima vez intentaron cuestionar su moral por el precio de una de sus prendas de ropa favoritas- siempre de firma británica, eso sí. Uno de mis episodios favoritos de la ya mítica serie Sex and The City es el titulado El derecho de la mujer a elegir su calzado. En él, la protagonista es juzgada y humillada por una amiga (casada y con hijos) por haberse gastado 500$ en unos zapatos de Manolo Blahnik. Aunque al principio se siente atormentada, acaba sin remordimiento alguno al calcular el pastizal que se ha dejado en el regalo de boda, bautizos, cumpleaños y múltiples celebraciones a la que (la cínica de) su amiga (y sociedad) le ha “obligado” a contribuir. SEGUIR LEYENDO

artadi

Si los carteles del 21D importaran

Un cabeza de lista en prisión y otro, en Bruselas. Pero pese a la excepcionalidad, los carteles siguen siendo tan aburridos como de costumbre (hemos superado el siglo de la imagen, no impresionáis a nadie presentando una fotografía del busto más que reconocible de vuestro candidato). Y las polémicas sobre el diseño, tan absurdas: Els Comuns aseguran tener la exclusividad del degradado gráfico (en política, la ambigüedad). Si buscan originalidad e impacto en la cartelería, deben insertar en google “propaganda republicana Guerra Civil”. Triste que el pasado de este país, incluso gráfico, se antoje siempre tan actual. Del bloque indepe gana ERC; de los unionistas, C’s. SEGUIR LEYENDO

DP4CZhBWAAEsqOq-1