No es violación porque ella llevaba un tanga de encaje

En Irlanda han absuelto a un hombre de 27 años de violar a una joven de 17 bajo el argumento de que la menor “llevaba un tanga de encaje”. Fue la abogada del acusado -sí, abogada- la que pidió al jurado -compuesto por 8 hombres y 4 mujeres- que reflexionara acerca de la ropa interior de la menor. Recuerdo perfectamente el impacto que me causó cuando siendo una adolescente escuché una noticia que informaba de que el Supremo italiano consideraba que abusar de una mujer con pantalones vaqueros no era una violación. Según la sentencia, era imposible que sin la complicidad de la fémina el hombre pudiera haberle sacado los jeans… Después, también me enteré que una minifalda había sido la causa de otro caso de abuso sexual. SEGUIR LEYENDO

_104331888_ruth_coppinger

Spoiler 6F

La spoiler del 6F estaba sentada en segunda fila. Cayetana Álvarez de Toledo anunció con su colocación, presencia y gestos la sentencia y la condena que vendrá. Como en los platós televisivos en los que el regidor se encarga de sentar al público que más le conviene a tiro de cámara, la que se podría antojar (por similitud estética) como hija de Trump o sobrina de Marine Le Pen compartió el plano (protagonismo) con los tres acusados. El mensaje subliminal parecía astutamente orquestado. SEGUIR LEYENDO

C4BHXtLWYAAyMqI

cospedal

El vestido gris delata a Mª Dolores de Cospedal

Después de una jornada maratoniana, por fin llego a casa. A lo largo del día me han llegado algunas informaciones advirtiéndome de que la secretaria general del PP había escogido nuevamente el color blanco angelical para enfrentarse hoy en los juzgados al dinero negro de Luis Bárcenas. Sin embargo, compruebo ahora, con mis propios ojos, que no ha sido del todo así. Vamos, que el blazer de Mª Dolores de Cospedal era blanco pero el vestido era de un gris pálido verdaderamente revelador:  ese color, en el atavío, delata falta de sinceridad. Quizá no sea culpable (que lo decida el señor juez) pero en el lenguaje de la indumentaria, la popular -por las razones que sean- no dice toda la verdad.

cospedal

“Mis conciudadanos querrán que vaya bien vestido”

Paco Camps continúa intentando demostrar su inocencia desde el banquillo de los acusados. Para defenderse, el expresidente valenciano se dirigió ayer al jurado y declaró: “Los trajes son mi uniforme de trabajo. Mis conciudadanos querrán que vaya bien vestido”. Aunque muchos medios de comunicación se han burlado de tales afirmaciones, debo decir que el popular, en este sentido, tiene razón. Antes de que saliera a la luz el caso Gürtel, Camps era una de los políticos nacionales mejor vestidos. Simplemente porque era uno de los pocos (no hay más de diez, incluyendo al rey y al príncipe) que llevan trajes a medida. Sea o no culpable (de eso ya se ocupará la justicia), es obvio que la mayoría de representantes públicos se han escudado en el “complejo de Camps” para justificar su abandono y dejadez estética e indumentaria. Ahora todos aseguran vestir en El Corte Inglés, Zara o incluso, outlets. Si su imagen fuera la correcta, punto en boca. Pero me parece de idiotas presumir de mediocridad. Castiguemos y condenemos, si existe, el soborno pero no la corrección estilística.