Abran las fronteras

En los campamentos de refugiados han empezado a afeitar a los niños y niñas para que no pillen piojos. Neus Català, superviviente de un campo de concentración nazi, explicó que lo más terrible de que te raparan la cabeza es que lograban despersonalizarte. Quizá no debería comparar los dos casos, pero visualmente no puedo evitarlo. #openBorders #openMinds #openHearts

 

cayopalestino

Otra vez el palestino vuelve a estar de moda

Hace un mes y medio, en una entrevista me preguntaron si el palestino volvería a estar de moda entre la clase política. Mi respuesta fue la siguiente: «Desgraciadamente, me temo que sí.» Y no porque me desagrade este pañuelo que Yassir Arafat supo convertir en símbolo de la lucha de su pueblo, nada de eso. Simplemente porque cuando a los pocos que lo lucen permanentemente y conscientemente se les unen muchos que solo se lo ponen para la foto cuando el conflicto armado con los israelíes se reactiva o cuando Zara (la moda) manda, la utilización del kuffiya se antoja ridícula.

PD. Vaya aquí mi condena a cualquier muerte o sufrimiento a cualquier persona o ser vivo. Y vaya aquí mi energía para que los ciudadanos palestinos e israelíes, que tanto anhelan la paz, convenzan a sus gobernantes de que esta pelea eterna e inútil debe acabar cuanto antes y para siempre.

 

cayopalestino

Hoy, tras colgar un tweet en el que comparaba a los judíos con los nazis (me parece tremendo que un dirigente político se atreva a sacar una conclusión tan pobre de un conflicto tan largo y tan complejo), Cayo Lara aparecía con una palestina sobre sus hombros.

 

yassirarafat

Fue Yassir Arafat el que consiguió simbolizar con este pañuelo la lucha palestina.

chavezpalestino

Y pronto se convirtió en accesorio para cualquier persona de izquierdas sensible a la causa palestina.

palestino

Sánchez Gordillo los tiene en todas las versiones posibles y nunca sale sin uno porque asegura que hizo una promesa al pueblo palestino: «Hasta que no acabe el conflicto, no me lo quitaré».

trinidad

Otros, en cambio, el compromiso con los palestinos es puntual: por empatía o para posar en la foto.

 

camila

Y aunque entre los movimientos sociales antisistema, la kuffiya formaba parte del uniforme de protesta diario; al resto, fueron las grandes cadenas textiles las que nos lo metieron en el armario. ¿El culpable? Una colección de Nicolas Ghèsquiere para Balenciaga lo convirtió en un auténtico accesorio de moda. Nadie podía resistirse a lucir uno.

cospedalpalestino

Con tanta insistencia por parte del mundo de la moda, hasta algunos miembros de la derecha se confundieron y creyeron que la tendencia también sería válida para ellos… ¡Nada más lejos de la realidad! La que se lió en el PP cuando Mª Dolores de Cospedal se presentó a un mitin con una versión del palestino en lila. A sus compañeros de partido les sentó tan mal el pañuelo de su secretaria general que ésta, desesperada, negó que se tratara de un palestino. La explicación fue parecida a la «del dinero en diferido» de Bárcenas.

NI„OS GAZA

Los hay más listos. En 2009, Paco Camps customizó su palestina añadiendo una bandera de España. Fue para saludar a niños de Gaza enfermitos y que Valencia iba a procurar atenciones médicas. Por supuesto, no faltó la correspondiente foto. Pero entonces, desde la derecha no se oyó ni pío sobre la idoneidad del estilismo.

zpalestino

En cambio, una caída distinta tomó el palestino que unos jóvenes le colocaron inesperadamente a ZP en plena ofensiva israelí. A juzgar por la prisa que se tomó el ejecutivo socialista en desvincularse de aquel atavío -«se trata de una imagen no buscada», alegaron- se asumió que el traje presidencial se daba de guantazos con el adorno palestino (o con cualquier símbolo que demuestre una declaración firme de intenciones).

papa

Pero hasta a Ratzinger le colocaron el palestino. Caro que el papa ya lleva por costumbre una «Kipá» (blanca) y así los judíos también quedaron contentos;)

 

Nota: He retirado una fotografía de la reina Letizia luciendo un pañuelo palestino porque una seguidora de PyM me ha advertido de que la imagen seguramente estaba trucada. Aunque creo haber visto a Letizia, cuando era princesa, con una versión comercial de la Kuffiya no he encontrado ninguna imagen que lo demuestre, así que he decidido prescindir de ella. Disculpadme y muchas gracias a Laura por su ayuda.

Trinidad Jiménez provoca a los judíos con un palestino

No es la primera ni la última. El Papa, Zapatero e incluso Cospedal ya probaron de la misma medicina. Adornarse el cuello con una kufiya palestina es ponerse de malas con los judíos. Pero la ministra de exteriores quiso experimentarlo por si misma y en su visita a Hebrón alimentó la ira de una decena de colonos israelíes al aceptar ataviarse con tal polémico y politizado accesorio.

Los colonos judíos insultaron a Trinidad Jiménez acusándola de antisemita. El pañuelo no ayudó a calmar los ánimos.

Un comerciante tentó a la ministra para que comprara el popular pañuelo. Aunque algo reticente, Jiménez cedió.

———————————————————————————————–

Trinidad Jiménez wearing a Palestian scarff

It is not the first nor the last. Pope, Zapatero and even Cospedal already tried the same medicine. Adorning the neck with a Palestinian kufiya is to stand with the Jewish poor. But the foreign minister wanted to experience it for themselves and their visit to Hebron fueled the anger of a dozen Israeli settlers to agree to adorn themselves with such controversial and politicized accessory.