Carles Riera, lo peor que le podría pasar al 155

“Los radicales, extremistas, etarras, agitadores, violentos, perroflautas y la reencarnación de Satán” presentan a este hombre -sosegado, dialogante, formado, buen orador, educado y perfectamente aseado- como candidato a presidir la Generalitat de Catalunya y dejan nuevamente en evidencia a la derecha y la izquierda más casposa de este país. Ames u odies a la CUP, sería honesto reconocer que actualmente no hay aspirante mejor (vestido).

Consciente Carles Riera es terapeuta Gestalt. ¿Qué quiere decir eso? Según los trogloditas de twitter, la Gestalt es una secta o una pseudociencia. Según la psicología (ciencia), la terapia Gestalt consiste en tomar conciencia de lo que pensamos, sentimos y hacemos. 

Seco Como buen psicoterapeuta, emocionalmente reservado: “Dime tú cómo te sientes y yo sabré cómo enfrentarme a esa actitud sin perder mi equilibrio existencial”. Lo describen como un hombre “tranquilo”. Más que tranquilo, se antoja algo seco de carácter (si lo comparas con alguien tan adorablemente sensible como David Fernàndez o alguien tan adorablemente payaso como Antonio Baños). Le cuesta sonreír y entusiasmarse con lo que expone, así que también le cuesta enojarse en un debate (aunque mantener la calma siempre lo hace a uno ganador). Del mismo modo, ninguno de sus gestos es gratuito. Cuando habla, inclina su cuerpo hacia delante (= me dirijo a ti, préstame atención). Cuando escucha, vuelve a su posición normal y lleva su mano a la barbilla o frente (juicio y análisis). Y uno de sus gestos más repetidos es el de pedir calma con las manos (control sobre los demás).

Coherente Camachas, americanas de cheviot, camisas blancas de algodón, jeans, parkas, boinas, jerséis de lana gruesa, piercing (discreto, nada que ver con el pendiente de quinqui que luce Xavier Domènech) … Todas las piezas que viste este señor, incluyendo esas preciosa gafas, son de una coherencia absoluta con la ideoestética de izquierda. Y aunque hubiera lucido un terno (traje de tres piezas: pantalón, americana y chaleco) con corbata, como Antonio Baños, sería coherente (el traje burgués lo crearon los sans culottes en la Revolución Francesa). ¿Por qué? Porque casi toda la indumentaria que usamos hoy es de origen obrero o militar (incluso las piezas más icónicas de los nazis o de la guerra de Vietnam perdieron su antiguo significado cuando los jóvenes pacifistas las adoptaron como señal de protesta). La incoherencia ideoestética vendría si se enfundara un smoking, frac o chaqué (prendas de origen aristocrático y que históricamente la izquierda -la izquierda de verdad, no Pablos Iglesias y Felipes González- ha rechazado por considerarlas un símbolo oligárquico) o escogiera marcas que no fueran ecoéticas (no sostenibles e irrespetuosas con los trabajadores y la creatividad). La única vez que ha tenido un resbalón estético fue el último día que intervino en el Parlament con una sahariana de manga corta (prenda colonialista).

Sencillo Dada la gran pluralidad ideológica que conforma la CUP surge una gran pluralidad estética. El estilo de David Fernández nada tiene que ver con el de Baños o Riera. Aún así, los tres cabezas de lista que ha presentado la CUP tienen dos cosas en común: coherencia (explicado en el punto anterior) y estilo (carácter, personalidad definida) y, por lo tanto, pueden dar lecciones de estética (ética indumentaria) al 98% de los políticos de este país (incluyo a toda España). Otra cosa sería hablar de elegancia. David Fernàndez no es elegante y no viste bien. Tampoco, aunque lo intente, lo consigue Baños. Carles Riera viste bien (harmonía del conjunto resultante) y es elegante (que esa difícil sencillez parezca algo fácil) aunque vista casual. 

Intelectual Aunque lleve jerséis de algodón negros de cuello alto, Carles Riera no es un bohemio. Su peinado (tupé delicadamente domado) y el pulido recorte de su barba (ha lucido sin, pero está mucho más interesante con ella) hablan de una persona de ideas fijas. Y así te lo imaginas: sentado en su vieja butaca, disfrutando de un café en su taza preferida y devorando millones de libros. Sin duda, esta bella y sofisticada estampa de la CUP sería lo peor que le podría pasar al 155. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ada Colau en Vanity Fair

Análisis (ultrarrápido) de la fotografía que ilustra la entrevista de Ada Colau en Vanity Fair

esa imagen y no otra No es una postura natural (ha sido provocada). Normalmente, en este tipo de sesiones, el fotógrafo te pide que vayas cambiando de posición (algo así como un “siéntete libre”). Y aquí, el político -si no está bien asesorado por su propio equipo- se lo toma en serio y se relaja, sin tener en cuenta que el fotógrafo mira (como es comprensible) por sus propios intereses (obtener una foto única del líder) y/o los de la revista (vender más).  Quizá a la jefa de prensa de Ada Colau ya le pareció bien la imagen y no advirtió ninguna incoherencia comunicativa. Otra posibilidad, y esta es la que más me asusta (y la que más me temo), es que hayan dejado al libre albedrío la selección de imágenes por parte del magazine (insisto, es una empresa y es normal que miren por sus propios intereses: vender más).

lenguaje corporal Los brazos abiertos y levantados son un gesto de empoderamiento. De hecho, cuando alguien está desanimado, es un ejercicio de gimnasia corporal que da estupendos resultados (te sientes capaz de iluminar a los demás). Es un gesto más propio de los machos que de las féminas (estudio también en primates), quizá porque en ese momento se libera una gran descarga de testosterona (te vienes arriba). Pero en el lenguaje corporal, como siempre explico, el gesto se interpreta en conjunto (con otros gestos -anteriores o posteriores- y el contexto). El escenario la presenta como una mujer presumiendo de sus dominios y poderes, como si el show estuviera a punto de comenzar. Y, por lo que verbalmente suele afirmar y defender, el mensaje no verbal entra en claro conflicto con el mensaje verbal. Es una imagen excesivamente pretenciosa. Me recuerda a la del cartel electoral, tan polémico, de Artur Mas en 2012…

estilismo He bajado a comprar la revista para confirmar que ese estilismo no lo ha elegido nadie de Vanity Fair, pero aún no habían recibido el número nuevo. De todos modos, es imposible que una composición indumentaria así la haya realizado ningún profesional (bueno, tampoco pondría la mano en el fuego). Y de hecho, al ocupar un cargo público, es preferible que el político siempre utilice su propia ropa (que no se disfrace según los caprichos de la publicación de turno). En fin, lo peor del look es el jersey. Al tratarse de una pieza de corte japonés (muy cómodo e ideal para disimular cinturas poco definidas), se requiere minimalismo gestual (sofisticación) para lucirla. Claramente, y ahí la prueba, abrir los brazos exageradamente con ese jersey no es lo más favorecedor.

peluquería y maquillaje Ahí sí que se se nota la mano de profesionales. Tanto el pelo como el make up están perfectos (natural pero cuidado). No le robaría más de 5 minutos por las mañanas hacerlo ella misma. Además, ya hay muchísimos productos de cosmética y belleza totalmente respetuosos con los valores y principios que como ecosocialista entiendo debe defender…

adacolau

Fotografía de Vanity Fair

mas

 

image

 

 

 

Análisis visual de la república catalana (independiente de mi casa)

Agenda intensa la de la política catalana estos días. “Nada, que queremos fundar una república “, que diría mi querido cuqui Antonio Baños. En estas, ayer se constituyó el parlament de Catalunya y se escogió a Carme Forcadell como presidenta (#jaushofareu). Hoy, acuerdo (escrito) entre JxSí y la CUP para iniciar el procés y respuesta (leída) de Mariano Rajoy. Aquí, un breve resumen visual de lo que acontece.

1. Pecholobo femenino. No os fijéis ni él ni en ella. Fijaros en la muchacha que lleva medio pecho fuera de la blusa. Puede que sea una combinación a modo Victoria Beckham en 2013 pero estamos en 2015 y en el Parlament de Catalunya #respect

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.52.29

2. Anillaco. No perdamos de vista esta primera imagen porque el anillaco que luce Forcadell es muy anillo Pescador del Papa #osloharábesar #jaushofareu

pescador

3. Gafas para afearse. Jamás entenderé por qué hay personas que escogen monturas de gafa para afearse… #yesomedespiertaciertosreceloscomoyaoshabréispercatado #jaushofareu

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 18.13.37

 

4. Poder. En lenguaje corporal, el que saluda con la mano derecha es el líder (poder). El president en funcions no debe ceder institucionalidad ni perder el equilibrio para felicitar a la recién nombrada presidenta del nuevo parlament.

saludo

5. ¿Nos cortamos las corbatas o nos las dejamos largas? #quèestàpassant #lacorbatanovapertrams #maredeDéu

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.54.56 Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.53.21

6. Tensión política no resuelta. Diplomacia: personas que no se soportan pero que se sonríen falsamente para escudar sus respectivas partes (ya sea con las manos o el bolso).

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 14.00.28

7. Selfies. Están en el Parlament de Catalunya #respect #maredeDéu

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 14.16.29 selfieoscar

 

8. Una mordidita. Que se ponen todos a cantar Els Segadors pero a Arrimadas no le gusta el tema e intenta avisar al dj para que le pinche Una mordidita de Ricky Martin. (Esta joya de foto es de Jordi Borràs)

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.53.47

 

8. Me aburro. Está hablando Julià de Jòdar y Rabell aprovecha para sacarse la mugre de entre las uñas. #muyfeo #respect #somalparlament

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 18.15.14

9. Jersey azul cerúleo. Anna Simó debería ver El Diablo viste de Prada para entender lo qué significa ese jersey… #espanto

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 18.16.21 diablo

10. Pablo Iglesias catalán. Ayer descubrí que existe un coletas “polit”. #camisacuadrosdesutalla #unsoloboton #camisetadebajo #barbarecortada #interesante

gerardgomez

11. Ara ve Nadal… Núria de Gispert escogió para la ocasión un conjunto muy árbol de Navidad. Con unas guirnaldas y una estrella, Ada Colau se ahorra otro adorno estas fiestas…

Captura de pantalla 2015-10-26 a las 14.15.31

12. Ese traje es de verano. Aunque se nota que es de algodón bueno, Romeva se equivocó el día que lo llevó al debate de Tv3 y volvió a equivocarse al elegirlo ayer. Como estaba nerviosillo, se sujetaba la piernecica…

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.14.02

 

13. Muriel, sempre ens quedarà Paris. Muy fan de la gabardina Bogart que lució Muriel Casals.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.13.49

14. Xàtiva. A ver, los de la CUP que se me sienten todos juntos #quemeconfunden.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.13.10 Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.13.20

 

15. CuquiCup. Aunque la americana de tres botones y las gafas estaban de 10, fallaron la corbata y la camisa. Resultado: Antonio Baños parecía un vendedor de enciclopedias de papel (ya predije en agosto que este efecto podía darse). Hubiera sido mucho mejor que se desabrochara la chaqueta y se viera el chaleco de hombre antiguo que tanto nos (me) chifla. Por su parte, Anna Gabriel llevaba una chaqueta de chándal Adidas. ¿Fidel? No, más bien de cuenca minera Sallent (Súria-Cardona). No, los de Manresa, Igualada y Solsona no entráis en el eje minero. Lo siento. Julià de Jòdar y Eulàlia Reguant pusieron el punto cuqui: él con un pañuelo de señor y ella con un poncho setentero.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.13.32

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 17.19.31

 

16.Pseudocuquis. Tenéis que estar muy alerta porque algunos querrán hacerse pasar por cuquis y no lo son. Los cuquis llevan camisetas pancarta con reivindicaciones sociales y políticas, nunca chistes. #ojoconlospseudocuquis #respect #parlament

joanginer

 

17. No pasarán. Por ejemplo, Gabriel (doblemanga) ha aparecido esta mañana con una camiseta en la que se podía leer “No pasarán”. Grito asociado con La Pasionaria y que una de las integrantes del grupo Pussy Riot también vistió para sentarse ante el juez. #cuquiCUP

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.49.07 pussyriot

18. San Fermín. JxSí también ha comparecido para explicar el acuerdo con la CUP. Rull ha hecho un canutillo con sus notas mientras hablaba Romeva. No lo hagan a menos que vayan a correr los San Fermines (aunque esto tampoco lo hagan porque #noesculturaestortura).

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.56.20

19. “Una cosa”. Rajoy ha salido a dar una respuesta leída al acuerdo de JxSí y la CUP. Si precisa leerlo, el mensaje resulta menos convincente (pérdida del contacto visual=sinceridad). Y nunca se señala (apunta) a nadie con el dedo (gesto excesivamente agresivo) aunque a uno le vayan a preguntar “cosas”. Mejor indicar cordialmente el turno de palabra con la mano extendida.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 14.31.35 Captura de pantalla 2015-10-27 a las 15.48.37

 

 

 

gafas

Errejón, fuera del País de Nunca Jamás

Cada vez que veo a Íñigo Errejón -de mi misma generación, la del 83- me acuerdo de mi mejor amigo en la facultad. Era una de las personas más inteligentes que he conocido jamás, un coco, pero su imagen dejaba mucho que desear. Un pipiolo que intelectualmente era un adulto pero que físicamente, y pese a sus intentos de vestirse con camisas de señor y mocasines, seguía pareciendo un indefenso neñín. El sábado por la noche me quedé dormida con La Sexta Noche -que coopresenta otra chica que estudió conmigo, Andrea Ropero- y la intervención del responsable de la secretaría política de Podemos. Quizá por eso, soñé con Errejón… Nada erótico, solo lo sometía a un pequeño cambio de look. El resultado fue fantástico (seriedad, seguridad sin restar cercanía), así que a continuación anotaré lo que recuerdo.

Joven, que no infantil. En política se premia la experiencia, (mal)interpretada como seguridad y seriedad. Esto lleva a que ofrecer una apariencia demasiado juvenil esté bastante penado. Gracias a la CUP (lo siento, llegaron antes que vosotros), y ahora Podemos, cada vez esta percepción de la ineptitud del joven frente al viejo ha ido cambiando (por lo menos, estéticamente). Aún así, una cosa es ser joven y otra, un niño de primera comunión. A Errejón le sucede lo segundo y solucionar la cuestión abrochándose una camisa no evita el problema. Da la sensación de que se ha vestido con ropa de adulto, que va disfrazado. Que le ha pedido prestado el atuendo a su padre o tutor y que en cualquier momento pasarán a buscarlo, o le traerán el bocata de jamón envuelto en plata para la hora del recreo.

Captura de pantalla 2014-12-22 a las 21.07.37

Efecto (exagerado, claro) que provoca

Colores oscuros. Es rubito y de tez clara, para reforzar su imagen habrá que irse a colores oscuros o con cierta energía. Los negros y grises “envejecen” con facilidad pero dignidad (evitar el azul marino porque acabará dando la impresión de colegial). De vez en cuando, arriesgar con este azul eléctrico, por ejemplo. Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca… manga corta o pantalón corto (supongo que no lo haría pero….)

negro

azul

Prendas potentes. Es muy delgado, necesita piezas que le otorguen consistencia. Aún así, al tratarse de una persona alta, mejor evitar tejidos excesivamente bastos porque causarán cierta desproporción física. Apostar por suéteres de cuello alto de algodón orgánico o de cashemira. Los cuellos de punto o lana o las bufandas también le convienen porque le ocultan ese cuellín y pecho de bebé. La barba para sumar seriedad a un joven es un recurso ideal pero en su caso, no disponemos de esa posibilidad. Por eso los fulares y los pañuelos pueden suplir en parte esa falta de vello facial.

altocuello2cuello

 

Gafas. La comparación con Millhouse, personaje de los Simpson, está clara: ya sea por el cabello pero también por las gafitas. Unas lentes más grandes y ovaladas, no tan rectangulares (ni tampoco redondas como las de su compañero Monedero), intensificarán su mirada. También ayudaría mucho que dejara de poner esos ojitos de alucine de niño pequeño cada vez que discute con alguien. 

gafas

 

Cabello. Peinado excesivamente de niño bueno. Si se dejara el tupé algo más raro y lo peinara hacia atrás con volumen, ganaría centímetros y fuerza. Más que por un look nene pijo, yo apostaría por un look algo hipster.

Captura de pantalla 2014-12-22 a las 23.03.20