No es violación porque ella llevaba un tanga de encaje

En Irlanda han absuelto a un hombre de 27 años de violar a una joven de 17 bajo el argumento de que la menor “llevaba un tanga de encaje”. Fue la abogada del acusado -sí, abogada- la que pidió al jurado -compuesto por 8 hombres y 4 mujeres- que reflexionara acerca de la ropa interior de la menor. Recuerdo perfectamente el impacto que me causó cuando siendo una adolescente escuché una noticia que informaba de que el Supremo italiano consideraba que abusar de una mujer con pantalones vaqueros no era una violación. Según la sentencia, era imposible que sin la complicidad de la fémina el hombre pudiera haberle sacado los jeans… Después, también me enteré que una minifalda había sido la causa de otro caso de abuso sexual. SEGUIR LEYENDO

_104331888_ruth_coppinger

Carles Riera, lo peor que le podría pasar al 155

“Los radicales, extremistas, etarras, agitadores, violentos, perroflautas y la reencarnación de Satán” presentan a este hombre -sosegado, dialogante, formado, buen orador, educado y perfectamente aseado- como candidato a presidir la Generalitat de Catalunya y dejan nuevamente en evidencia a la derecha y la izquierda más casposa de este país. Ames u odies a la CUP, sería honesto reconocer que actualmente no hay aspirante mejor (vestido).

Consciente Carles Riera es terapeuta Gestalt. ¿Qué quiere decir eso? Según los trogloditas de twitter, la Gestalt es una secta o una pseudociencia. Según la psicología (ciencia), la terapia Gestalt consiste en tomar conciencia de lo que pensamos, sentimos y hacemos. 

Seco Como buen psicoterapeuta, emocionalmente reservado: “Dime tú cómo te sientes y yo sabré cómo enfrentarme a esa actitud sin perder mi equilibrio existencial”. Lo describen como un hombre “tranquilo”. Más que tranquilo, se antoja algo seco de carácter (si lo comparas con alguien tan adorablemente sensible como David Fernàndez o alguien tan adorablemente payaso como Antonio Baños). Le cuesta sonreír y entusiasmarse con lo que expone, así que también le cuesta enojarse en un debate (aunque mantener la calma siempre lo hace a uno ganador). Del mismo modo, ninguno de sus gestos es gratuito. Cuando habla, inclina su cuerpo hacia delante (= me dirijo a ti, préstame atención). Cuando escucha, vuelve a su posición normal y lleva su mano a la barbilla o frente (juicio y análisis). Y uno de sus gestos más repetidos es el de pedir calma con las manos (control sobre los demás).

Coherente Camachas, americanas de cheviot, camisas blancas de algodón, jeans, parkas, boinas, jerséis de lana gruesa, piercing (discreto, nada que ver con el pendiente de quinqui que luce Xavier Domènech) … Todas las piezas que viste este señor, incluyendo esas preciosa gafas, son de una coherencia absoluta con la ideoestética de izquierda. Y aunque hubiera lucido un terno (traje de tres piezas: pantalón, americana y chaleco) con corbata, como Antonio Baños, sería coherente (el traje burgués lo crearon los sans culottes en la Revolución Francesa). ¿Por qué? Porque casi toda la indumentaria que usamos hoy es de origen obrero o militar (incluso las piezas más icónicas de los nazis o de la guerra de Vietnam perdieron su antiguo significado cuando los jóvenes pacifistas las adoptaron como señal de protesta). La incoherencia ideoestética vendría si se enfundara un smoking, frac o chaqué (prendas de origen aristocrático y que históricamente la izquierda -la izquierda de verdad, no Pablos Iglesias y Felipes González- ha rechazado por considerarlas un símbolo oligárquico) o escogiera marcas que no fueran ecoéticas (no sostenibles e irrespetuosas con los trabajadores y la creatividad). La única vez que ha tenido un resbalón estético fue el último día que intervino en el Parlament con una sahariana de manga corta (prenda colonialista).

Sencillo Dada la gran pluralidad ideológica que conforma la CUP surge una gran pluralidad estética. El estilo de David Fernández nada tiene que ver con el de Baños o Riera. Aún así, los tres cabezas de lista que ha presentado la CUP tienen dos cosas en común: coherencia (explicado en el punto anterior) y estilo (carácter, personalidad definida) y, por lo tanto, pueden dar lecciones de estética (ética indumentaria) al 98% de los políticos de este país (incluyo a toda España). Otra cosa sería hablar de elegancia. David Fernàndez no es elegante y no viste bien. Tampoco, aunque lo intente, lo consigue Baños. Carles Riera viste bien (harmonía del conjunto resultante) y es elegante (que esa difícil sencillez parezca algo fácil) aunque vista casual. 

Intelectual Aunque lleve jerséis de algodón negros de cuello alto, Carles Riera no es un bohemio. Su peinado (tupé delicadamente domado) y el pulido recorte de su barba (ha lucido sin, pero está mucho más interesante con ella) hablan de una persona de ideas fijas. Y así te lo imaginas: sentado en su vieja butaca, disfrutando de un café en su taza preferida y devorando millones de libros. Sin duda, esta bella y sofisticada estampa de la CUP sería lo peor que le podría pasar al 155. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por respeto a Catalunya, por respeto a ustedes mismos

Últimamente peco de romántica y entusiasta, lo sé. Esta vez quise convencerme de que se nos presentaba una oportunidad única para hacer las cosas de un modo distinto, diferente. Hoy, toda esa emoción e ilusión parece que se ha volatilizado. O por lo menos, algunos nos mostramos reticentes en eso de creer y exponer nuestros sentimientos para que no vuelvan a defraudarnos y dañarnos. El espectáculo de estas últimas semanas ha sido bochornoso. Estéticamente así lo vi: Un vicepresidente con media camisa por fuera del pantalón; diputados corriendo y dando saltitos por los pasillos del Parlament; otros paseando relajadamente con los brazos detrás de la espalda y el jersey echado al hombro como quien sale un domingo a media tarde a darse un garbeo; colegas/compañeros pegándole collejas al President de la Generalitat, una portada de presupuestos posiblemente diseñada por un alumno de primaria… ¿Y aún les extraña que cunda el desánimo? Això es can Pixa! La falta de seriedad en la presencia y actitud transmite incapacidad de gestión. Por favor, por el bien de todos, no lo permitan. Sin decir ni mu, empiecen a demostrar un mínimo de respeto por Catalunya, sus gentes y sus instituciones. Será en ese momento cuando ustedes sean de nuevo dignos de respeto.

SALELACAMISA

canpixa2

Captura de pantalla 2016-06-02 a las 20.06.22

Presupuestos Catalunya 2016-17. Si te dicen que es un almanaque cutre de los que “regalaban” antes los bancos te lo crees. Ya sólo por el diseño, enmienda a la totalidad.

budget2016usa

Presupuestos 2016 EEUU. ¿Hace falta que comente la sutil diferencia entre un ejemplar y otro? #aañosluz

budgetau

Y en Australia te los entregan con una bolsa de tela super mona.

 

Respeto Les recuerdo que cuando pisan el Parlament no sólo se representan a ustedes mismos, personalizan a todo el pueblo de Catalunya. La responsabilidad, por lo tanto, es enorme. Su cometido es que con sus actuaciones, decisiones y presencia nos y se honren. Soy consciente de que entretenerse en buscar un estilismo con el que sentirse mejor e identificarse (emociones, pensamientos y esperanzas que nos inundan durante el día o la vida) se antoja desde hace unos treinta años como un lujo egocéntrico. El acto de amor (respeto) que conlleva el hecho de cuidar los sayales (sean ostentosos, humildes o excéntricos) que nos echamos encima de la única propiedad física con la que nacemos se ve que ya no lo valora casi nadie. Aún así, comprobar tanta desidia estética en el Parlament no sólo me provoca estupor por la ofensa (falta de respeto, de amor) a la institución y al país (a los demás); me causa pena, preocupación y asco por la falta de autoestima, motivación y dignidad que se aprecia en los que nos conducen (ustedes mismos). 

PRESI-VICEPRESI

Fiel reflejo de la sUciedad. Intentan convencerme de que esta batalla -la de exigir sensibilidad estética (el reflejo externo de una coherencia ética, moral e intelectual) en los cargos públicos- es banal. “Nuestra dejadez estilística es un reflejo de la sociedad que representamos”, me repiten con cierta sorna. Pero la degradación educativa y cultural que sufrimos actualmente no debería ser excusa para nuestros gobernantes. Un líder debe dar ejemplo. Debe proponer, indicar y señalar un camino de mejora, no camuflarse y acomodarse entre la mediocridad.

Captura de pantalla 2016-04-29 a las 10.49.17

 

CUPable  Desde hace días recibo mensajes retándome a que culpabilice de esta negligencia estilística que nos amenaza a la CUP. No lo voy a hacer porque no es cierto ni es así de simple la cosa. Si bien, reconozco que ha llegado un momento en que es difícil, incluso para mí, seguir defendiendo la coherencia de los cupaires. Sonará a broma pero no lo es y sé que algunos entenderán perfectamente la siguiente reflexión: la CUP cada vez es menos cuqui y los cuquis que no han sido seducidos (aducidos, convencidos) por el nuevo canon de belleza dictado por el Politburó no se atreven a alzar la voz (léase, revelarse contra el nuevo pero ya caduco uniforme de dejadez impuesto: camiseta pancarta y jeans). Porque es sospechoso que en una formación tan plural y rica impere un único estilo. El tema no es baladí: la defensa de la uniformidad (estética e ideológica) anula (mata) los valores de la izquierda y la democracia. Las t-shirts de David Fernàndez fueron una revolución estilística: consciente y coherente. Pero hoy apostar exclusivamente por esa tendencia es tan carca como las feas corbatas de cuadros que se atan los #convergentlovers. El objetivo (llamar la atención, comunicación de guerrilla) ya ha perdido fuelle: visualmente ya no impresiona, aburre y cansa. Para que nos entendamos, “la moda pasa de moda”. Así que si quieren impresionar, progresar, concienciar, revolucionar o asustar a alguien deben ser un poco más arriesgados (valientes) con sus elecciones. Más que asistir a un pleno del ayuntamiento en bañador, atrévanse a defender una falda de caballero (¿hay huevos?). Más que llevar medio cuerpo tatuado, ¿por qué no utilizan maquillaje masculino y se pintan los ojos como los piratas o los bereberes? Más que insistir en que las mujeres podamos vestir como los hombres (feministas del mundo, mensaje captado y superado), ¿qué tal si defendemos también otros patrones femeninos? ¿Qué, hay ovarios? Hoy por hoy, el desarreglo ya no es subversivo (si es que alguna vez, con excepción de las guerras, lo fue). Acudir al Parlament vestidos como cuando tenían 15 años sólo confirma un grado de inmadurez estética supina. Se llama complejo de Peter Pan. Para más información consulten a sus terapeutas.  

Captura de pantalla 2016-06-04 a las 12.32.03

Supuesta izquierda radial les presento a Yohi Yamamoto (uno de los hombres más elegantes, sofisticados del mundo). Cuando averigüen quién es y qué ha hecho, valoren si su armario es tan rupturista como ustedes se creen.

Izquierda radial, les presento a Yohji Yamamoto (uno de los hombres más elegantes y sofisticados del mundo). Cuando averigüen quién es y qué ha hecho, valoren si su armario es tan rupturista como ustedes se piensan.

Captura de pantalla 2016-06-04 a las 12.47.27

Año 1983 (el año que nací yo). Katherine Hamnett se presenta en una cena de gala en Downing Street con esa camiseta reivindicativa (algodón ecológico). Thathcer grita horrorizada pero rectifica: “Por fin algo original”. Ahora de sorprendente ya no tiene nada…

 

Algo mejor No mal interpreten ni utilicen esta reprimenda a su antojo electoralista (no salvaría a más de cinco de los 135 diputados que se sientan en el Parlament). El problema aquí no es que se vistan con camiseta o con corbata. La sugerencia es que dentro de sus posibles y de su estilo, en lo que ustedes crean (modelo alternativo o clásico), lo hagan de la mejor manera posible. Vaya, que se aprecie un cierto esfuerzo en representarnos y en representarse. “La gente nunca había lucido tan fea como ahora. Simplemente consumen demasiado. Estoy hablando de toda esa basura desechable… lo que estoy diciendo es que compren menos, elijan mejor. No se limiten a chupar ropa, porque todo el mundo se ve como clones. No solo coman McDonalds, consigan algo mejor. Coman ensalada. Eso es la moda: algo un poco mejor”, defiende Vivienne Westwood, creadora de la estética punk e impulsora de los Sex Pistols. Sinceramente, creo que este pequeño pero gran país se merece algo mucho mejor. Deseo que ustedes también así lo convengan.  

vivienne

Les presento a Vivienne Westwood, otra de las diseñadoras más relevantes del s.XX. Hizo una colección apoyando el “Sí” en el referéndum escocés. También apoyó el catalán. Ustedes, como siempre, en la inopia.

 

Encuentro entre Sáenz de Santamaría y Junqueras

Lenguaje corporal

Passar de puntetes Juegas en territorio enemigo y eso se refleja enseguida. Junqueras estaba replegado (encogido): apoya la planta del pie en la silla (tocar planta del pie en el suelo=asentado) y sólo las puntas tocan el suelo (inseguridad). La número dos del gobierno español mantiene una posición mucha más chulesca. Un pie está apoyado en la silla (incomodidad) pero el otro se adelanta (este es mi territorio).

Captura de pantalla 2016-04-28 a las 18.12.02

 

Read More

En el bolsillo de Lluís Rabell

Érase un hombre con la mano pegada a su bolsillo que acabó liderando la candidatura de Catalunya Sí que es pot. Escarbando en el interior del forro de su pantalón no anhelaba encontrar calderilla, sólo un refugio para camuflar sus emociones contradictorias. Y así Lluís Rabell se convirtió en un caso digno de estudio: un ser capaz de afirmar verbalmente mientras niega con la cabeza…

Incontinencia gestual El día de su presentación como cabeza de lista de Catalunya Sí que es pot ya advertimos esa gran orgía gesticular que lo caracteriza. Y cuando se enfunda la camisa roja, imposible no compararlo con Rubianes Solamente. Claro que en el humorista galaico-catalán, la incontinencia gesticular servía para ilustrar sus narraciones y en el caso de Rabell (debido el descontrol), para evidenciar su ansiedad.

Manos en el bolsillo; esto es un atraco Ocultar las manos (armas humanas) siempre provoca desconfianza y recelo. Cuando una persona las esconde en los bolsillos nos está diciendo que está inseguro, incómodo y/o que no está siendo del todo franco. Expresa falta de compromiso y participación. En el caso de Rabell, como no para de gesticular con cada centímetro de su ser, considera (inconscientemente) que si por lo menos mantiene las manos retenidas, evitará comunicar más de lo que desea (olvídense: todo comunica). Y como acostumbra a vestir jeans, muchas veces las manos no le caben en los bolsillos delanteros y opta por el de pecho de la camisa (contorsionando todo su cuerpo). Es un tic muy difícil de erradicar pero, por lo menos, que opte por prendas sin bolsillos.

Corte de manga Aunque la manga corta se asocie con el mundo sindicalista y obrero, ni Santiago Carrillo en sus multitudinarios mítines bajo el sol se la permitía. La manga larga arremangada es infinitamente más elegante que la corta y si es del tejido apropiado (algodón o lino) no da más calor.

#Pecholobo Empiezas con el despechugue (más de un botón desabrochado) con los pelos ahí sobresaliendo y acabas con un palillo en la boca. Insisto, ni Carrillo.

90210 Puede que Rabell, como algunos miembros de la izquierda, ande algo despistado con la fecha y zona geográfica en la que vivimos. Lo ubico: año 2015 y código postal 080. Vale que los jeans buscan conectar con un público juvenil y transmitir cercanía pero si eliges un modelo azul clarito y encima le das la vuelta hacia fuera a los bajos, parecerá que has salido de un casting de extras para Sensación de Vivir 90210. Incluso si se inspirara en el vestuario de Juego de Tronos parecería más actual.

Otro calvo Opciones para enfrentarse a la alopecia: 1. raparse como Romeva; 2. no hacer nada como Herrera; 3. decidirse por un implante como Rivera; 4. mantener el poco pelo que queda con dignidad (bien recortado) como Rabell. El tono de canicie que tiene es precioso.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.